23 Abr 2017

Cómo hacer un buen Rest Day

Creo que ya me vais conociendo un poco ya que, siempre, intento transmitiros mis experiencias a través de cada artículo. Está claro que intento ser bastante clara y sincera, pero siempre con un puntito de realidad y un punto de vista un tanto particular, no lo voy a negar. Las cosas si se hacen, se tienen que hacer bien y, por supuesto, en esto del Crossfit hay muchas cosas que mirar y que tener en cuenta. Y sí, muy a nuestro pesar, una de ellas es el Rest Day.

Sabéis que soy de esas personas que piensan que “O todo o nada” y no es por nada, sino porque eso de salir a dar vueltas y paseos por la ciudad me parece de ancianos. De una pareja de ancianos adorable, quizás pero siempre de ancianos. Sin embargo, la realidad es que no puedes hacer la de “Voy a full” o “No me muevo del sofá hasta mañana” porque en el fondo eres Crossfitter y sabes que no está bien que lleves el Rest Day hasta el extremo.

Sé que muchos lo hacen, pero es algo que no voy a entender nunca. Me refiero a lo de salir a correr o hacer actividades intensas en su Rest Day. ¿Para qué coño quieres un Rest Day si te vas a pegar una paliza entrenando igualmente? Aunque muchos se hagan la misma pregunta que yo, lo cierto es que yo tengo la respuesta: hacen Rest Day solo de Crossfit pero eso NO es bueno, hacedme caso. El cuerpo es sabio y sabe que, después de un tiempo –no muy largo- necesita períodos de descanso, sino es cuando se llega al sobre entrenamiento y no es que vayas a necesitar un simple día de descanso, ¡vas a necesitar semanas!

rest day

Así que, que quede clara una cosa: un Rest Day es UN DÍA DE DESCANSO DE CUALQUIER ACTIVIDAD FÍSICA INTENSA, sea Crossfit o no. Decir que hacéis Rest Day porque no hacéis Crossfit es como decir que os estáis comiendo una hamburguesa fit porque en vez de llevar pan con harina de trigo, la lleva de maíz. Sí, es una gilipollez descomunal. Un Rest Day tiene unas reglas y los que entrenamos en serio Crossfit lo sabemos, por suerte o por desgracia, por experiencia propia ya que en algún momento, eso de no hacer un solo Rest Day nos ha acabado pasando factura.

Lo que manda la tradición sobre un buen Rest Day

Descansa

Sí, ya sé que muchos tenemos una maldita alarma biológica que nos hace despertarnos a la hora que solemos hacerlo entre semana –más o menos-. También sé, que es terrible ser deportista porque muchas veces prefieres dormir poco solo por poder aprovechar el día, pero… ¡ERROR! Una de las bases y un principio clarísimo de hacer un buen Rest Day es que tienes que descansar. Es decir: duerme como un Koala si es necesario. Tu cuerpo, está sometido a una gran cantidad de estrés y de ansiedad durante toda la semana –a no ser que seas un millonetis- por culpa de la rutina, el trabajo y –lo creas o no- el Crossfit. Parece una locura pero dormir no solo es bueno para estar más descansado, sino porque es el momento ideal para que el cuerpo produzca hormonas que, por decirlo de alguna manera, se van desgastando conforme pasa el día, como por ejemplo adenosina, que es la hormona que se encarga de transformar las energías que demanda el cuerpo. Si no hay esta hormona en cantidad suficiente, ¿qué pasa? Que engordamos solo con mirar la comida –no solo por esto, pero es un factor claro- porque somos más propensos a acumular grasas. Además, dormir –o dormitar, descansar como queráis llamarlo- te ayuda a generar otro tipo de hormonas que son necesarias para tu día a día: testosterona, estrógenos, serotonina, vasopresina, GH –la Hormona del Crecimiento- y los neuropéptidos.

Aprovechar el Rest Day para descansar y dormir puede ser tu salvación para el resto de la semana, al menos lo será para tu organismo.

Muévete, pero suave

Suena un poco pervertido y sexual, pero no lo es, de verdad –aunque tampoco es una actividad que debáis descartar, yo os la recomendaría si fuese médico de verdad-. Como ya os he dicho, es súper importante hacer bien un Rest Day y hay que tener todas los puntos de vista presentes y claros, por lo que moverte en tu Rest Day no es que sea una opción precisamente, sino una obligación. El tema está en que muchos confunden esto de hacer Rest Day –el obligatorio y reglamentario- con hacer otra actividad que no sea Crossfit en su Rest Day. Pues bien, ¡¡NO ES ASÍ, PESADOS!! Para que la actividad que hagas se pueda considerar actividad de Rest Day tiene que ser una actividad suave, poco intensa pero que te permita mover tu cuerpo y que tus músculos no se agarroten. La idea es que esta actividad no supere tu 60-65% de las pulsaciones máximas, así que deberíais hacer paseíllos con el perro –lo mejor para un domingo-, bici en familia o correr detrás de tu hijo menor de tres años por el centro comercial. Todas son opciones válidas que te ayudarán a moverte en tu Rest Day haciendo que te sientas menos mal y miserable porque el día anterior seguramente te pusieses las botas comiendo –sabes de lo que hablo-.

Por supuesto, el tiempo que realizas la actividad tiene que ser corto de unos 40 minutos como mucho ya que sino, estás entrando en la franja de deporte y no solo actividad física.

Haz trabajo complementario a Crossfit

Como ya os he dicho, no hacer un WOD no implica que no estéis haciendo nada. El Crossfit es mucho más que levantar simplemente pesas y hacer un ejercicio de alta intensidad, eso lo sabéis vosotros también. Hay mucho trabajo que es completamente complementario a las sesiones de Crossfit que nos metemos, como la técnica, la movilidad, la estabilidad, etc. Por eso, para hacer un buen Rest Day sería muy buena idea hacer un poco de estos ejercicios complementarios. Ya que los tienes que hacer como mínimo cuatro veces a la semana, ¿por qué no aprovechar el domingo para hacerlo? Así solo tienes que buscar otros tres días entre semana para hacerlo, ¿no? Este tipo de actividad física es ideal para relajar la musculatura y conocer su estado. Es mucho más fácil que te pilles una contractura en una sesión de estiramientos que no cuando entrenas y es simplemente porque en caliente todo se nota un poco menos y más un Crossfitter que, por lo general, tiene una alta tolerancia al dolor. Por supuesto, usar algunos de los gadgets que no pueden faltar en tu casa es CRUCIAL. El rodillo, la pelota de lacrosse, las bandas y todo eso son muy buenas compañeras para hacer nuestra sesión de estiramientos, por ejemplo, después de comer mientras ves la típica película de sobre mesa de Antena 3.

Lo creas o no, esto es un poco como lo de dormir: tiene muchos beneficios tanto físicos como mentales. Por un lado, te ayudará a drenar y a mejorar el flujo linfático, haciendo que tu cuerpo se reactive y, a pesar de estar relajado, funcione correctamente. Por otro lado, tu flujo sanguíneo mejorará lo que te dotará de más energía no solo para tu Rest Day sino también para el resto de la semana.

Cuida un poco la alimentación

Una de las peores cosas que le puede pasar a un Crossfitter en un Rest Day, es que le entre ansiedad cada vez que le da por pensar “Madre mía, hoy no he hecho nada con mi vida”. No es que no hayas hecho nada con tu vida, ¡¡sí que lo has hecho!! Has descansado y eso es una parte TAN ESENCIAL del entrenamiento como el propio entrenamiento. El tema está que al no hacer nada, no sentimos esa obligación de comer sano, pero lo cierto es que es el día que más sano deberíamos comer de toda la semana. Está claro que no es porque no vayamos a hacer deporte. Hacemos Crossfit, si comemos mal un día la báscula no va a reventar, pero es simplemente por cambiar de hábitos. Es decir que no puedas relacionar Rest Day directamente con “como lo que quiero, cuando quiero y porque quiero”. Por eso, lo ideal es comer cuanta menos cantidad de carbos mejor. No digo que no se coman en absoluto, ya sabéis que los carbos son esenciales en CUALQUIER dieta, simplemente reducirlos bastante ya que ese día, LO IDEAL es no hacer ningún tipo de actividad intensa, por lo que nuestro cuerpo no quemará todo ese aporte de carbos extra y, al final, se convertirá en grasa todo –aunque los que estéis en volumen permanente como yo, no tenéis de qué preocuparos-.

Además, siempre es buena idea meter alimentos con propiedades antiinflamatorias como piña, cebolla, ajo, remolacha, tomate, cúrcuma y jengibre como especias, etc.; nada de comidas copiosas o precocinadas y, por supuesto, beber mucho agua, aunque saber eso es como de novato y lo sabes.

Por supuesto, siempre nos podemos permitir un pecadito, que no pasa nada, pero lo esencial es que no parezcamos gorrinos comiendo a pesar de estar en un Rest Day porque al día siguiente, os aseguro que los remordimientos vendrán en vuestra búsqueda y eso es una real mierda, os lo prometo.

Dejaros de tonterías de una vez y dejad de pensar que si no hacéis Crossfit y sudáis como si tuvieseis una cascada encima, no estuvieseis haciendo nada. A veces, la intensidad suave y larga es la que más puede ayudarnos a lograr nuestros objetivos.

 


Zorranbrokn

Una chica más hablando de CrossFit y de todo lo que ello conlleva. Aunque un poco cruel y algo zorra, pero con amor. Always

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

6 + 16 =