26 May 2017

¿Las mejores calleras para Crossfitter existen?

Al igual que muchos de vosotros, me enfrento a infinidad de WODs donde hay Pull Ups, Toes To Bar, Chest To Bar… en definitiva, que pasamos más tiempo colgados de una barra que con los pies en la tierra. ¡Parecemos monos! Esto tendrá infinidad de beneficios –aunque además de lijar el gotelé, le encuentro pocos- y en los que no voy a entrar, pero tiene un GRAN problema que todos conocemos… ¡NO! No son las manos de leñador -me temo que eso no tiene solución-, me refiero a los callos abiertos.

A los que practicamos este deporte, a veces, se nos llena la boca y nos enorgullecemos de nuestras “heridas de guerra” pero no nos confundamos, un callo abierto te puede joder toda la semana de entrenamientos y eso no mola nada. Como dice el refranero español: más vale prevenir que curar. ¿Cómo prevenir? Pues fácil: calleras. Sí, parece una gilipollez pero las calleras existen y aunque mola mucho decir eso de “Las calleras son de cobardes”, me cuentas si eres capaz de decir eso cuando se te han saltado los callos de las dos manos y eres incapaz de coger la taza de café por ti mismo.

Cada vez están entrando nuevas empresas en este –nuestro- mundillo y esto es algo muy bueno para nosotros ya que tenemos muchísimas más opciones a la hora de completar nuestra mochila de entrenamiento. Pero, al mismo tiempo, tenemos tantas opciones que no sabemos con cuál quedarnos. Y ahí reside la gracia de este artículo, porque la idea principal es explicaros un poco cómo está el asunto este de “protectores de manos” y ver a ver cuáles son los mejores, o al menos que sepáis qué diferencias tienen entre sí.

callera

Calleras para Crossfitter que debes conocer

Guantes CROSSFIT COMPETITION

guantes reebok

Yo empecé comprandome los típicos guantes de Reebok y bajo mi humilde opinión, invertir ese dinero -que no es poco- en otra cosa que os vaya a ser más útil.

Es un producto que, por mucho material transpirable que lleve, no dejan de ser unos guantes y la mano suda mucho y no es una sensación muy cómoda. Si ya no mola esa sensación con las manos desnudas, porque crees que vas a salir volando… ¡imagina con los guantes! Otra cosa que no me acabó de convencer fue la protección de la palma de la mano, simplemente era la tela del guante pero con refuerzos en ciertas partes. El problema que esto tenía era que la tela formaba pequeños pliegues, no era nada cómodo y yo me abría los callos aunque los llevase puestos. Además cuando combinaban movimientos gimnásticos con movimientos de halterofilia la sensación a la hora de coger la barra olímpica era horrorosa y más para mi que soy un amante de los hierros. Por esto dejé de usarlos hace tiempo, y además si Fraser o Froning no usan… por algo será, ¿no? Eso si para las fotos de postureo van de lujo.

CONSEJO: Si estáis buscando algo que haga que no os salgan callos ni durezas en las manos, esto puede ser una buena opción si lo que haces en tus clases de Crossfit es ir simplemente. Si eres una buena Elite Zorrita o un buen Crossfitter, ni te lo plantees.

Calleras de tape y handmade

Caleras Sweet lemon

En el momento que decidí quitarme los guantes –cosa que es algo que todos los que llevamos tiempo, hemos hecho-, decidí que era hora de ponerse serios e ir “a pelo”. Sí, sólo estábamos la barra, el magnesio y mis manos. Fin. Os podéis imaginar qué tipo de manos llevaba. Aunque es lo más cómodo –en cuanto a sensaciones- es una mierda hacer entrenamientos con muchos gimnásticos sin nada, porque te puede pasar dos cosas: abrirte los callos o dejártelos a punto. Y claro, ni con lo uno ni con lo otro te vas a pasar la piedra pómez… ¿no?

Con el “Reto Pistol” de Zorranbrokn tuve la oportunidad de probar las calleras de Sweet Lemon Sports. La verdad es que a pesar de parecer muy sencillas, cumplen a la perfección su función de protección y además son muy cómodas a la hora de colgarse de una barra o de unas anillas. A mi me encanta usarlas cuando hay ring Muscle Up, ya que, cubren toda la palma de la mano que más roza en las anillas, incluyendo muñecas y los dedos, pero esto solo si tienes la versión “Gymnastic. Por supuesto, son finísimas ya que se hacen con tape, por lo que las sensaciones en la barra son mucho más reales. Hay que decir que al principio es raro porque no notas la barra en la mano y crees que con el tejido vas a salir volando, ¡pero no! Es solo una sensación que se da las primeras puestas. Además, molan mucho ya que el tape al ser de algodón, absorbe el sudor y hace que no se te vayan moviendo cuando haces Muscle Up o Butterfly. Ahora que vienen los Regionales y que todos andamos queriendo imitar a los más pro, es un buen momento para comprarlas, ¡hay un descuentaco!

Hay dos contras que les encuentro, si os digo la verdad. La durabilidad, ya que, según las indicaciones del fabricante este tipo de callera te puede durar de 6 a 8 meses. El otro, es la forma de sujeción que tienen, estas calleras se sujetan a la muñeca pero no llevan ni velcro ni nada por el estilo, así que debes sujetarlas con tape o con una muñequera, lo cual implica más gasto económico. También puedes dejarlas sin sujeción que, a pesar de lo que puede aparecer, si solo haces técnica, ¡van genial!

CONSEJO: Comprad las Sweetgrip Gym que tienen un pequeño pliegue en para proteger la parte baja de los dedos, simulando el estilo de las calleras que usan los gimnastas. Ya que te vas a poner a gastarte el dinero… ¡hazlo bien!

Calleras de piel

Calleras AZOR GRIP Picsil

Como muchos sabéis, si hay una marca que es conocida por sus calleras, esa es Picsil –aunque sí, tienen de todo en su tienda online-. Sus primeras calleras, las PicsilGrip causaron bastante revuelo por dos cosas: no había que romperse la cabeza para hacerse las propias calleras y, por supuesto, que el material era piel sintética. Se quedaron en esta línea ya que el material tiene un muy buen agarre y ayuda a mantener los callos abiertos a ralla –aunque no las primeras puestas-. Después de estas, vinieron las XS Strong y las RX Grip, las cuales seguían siendo de piel sintética pero en versiones mejoradas, haciendo más sencillo el agarre.

Sin embargo, usar piel sintética no creo yo que haya sido la mejor opción, al menos hasta ahora. Lo digo porque, básicamente, es un tejido muy grueso que hace que tengas poco agarre, o al menos tengas la sensación de ello. Además, en las primeras puestas, al no estar desgastado, la verdad es que cuesta no perder el ritmo -y el grip- en cualquier ejercicio gimnástico. Cuando las llevas puestas –en los primeros usos-, bailas mucho en la barra y es algo que a mi no me hizo ninguna gracia.

Sin embargo, hace poco, Picsil confió en mi y me dejó probar su nuevo diseño de calleras: las AZOR Grip. Solo el nombre ya mola que te cagas. Sinceramente, son unas calleras la mar de apañadas: ni muy finas como las de tape de Sweet Lemon, ni muy gordas como sus primeras versiones. El tratamiento que le han dado a la piel sintética en esta ocasión es la leche porque consigues un buen grip desde el primer uso y no molesta cuando tienes que combinar ejercicios de gimnasia con halterofilia, ya que da igual la barra que cojas que siempre vas a tener un buen agarre y no hará falta que andes metiendo y sacando los dedos cada vez que cambias de ejercicio. En WODs como Fran, es algo que viene muy bien, la verdad porque esos segundos que no pierdes quitándote y poniendo la calleras los usas para seguir entrenando, o no porque eres un vago que necesita recuperarse más y mejor… Además, como en versiones anteriores tienen las opciones de 2 y tres agujeros lo que mola mucho si eres de los que el callo se le extiende por más que dos dedos. Por otro lado, he de decir que los colores son interesantes: ya no son el típico negro y marrón, sino que en las nuevas AZOR GRIP han metido el verde y una versión en beige, que es la versión “WOMAN”. Puede parecer un rollo raro pero lo que mola de esta edición femenina es que un 10% va destinado a la AECC (Asociación Española Contra el Cáncer) para apoya la lucha contra el cáncer de mama.

El único defecto que le puedo sacar es que, a diferencia de la Gymnastic de Sweet Lemon, no tienen esa protección para los dedos, por lo que el callo ahí es inevitable. Por otro lado, un defecto –que han mejorado, todo hay que decirlo-, es que el agujeto para meter los dedos es algo grande por lo que si tienes las manos de palma ancha pero dedo fino, seguramente te sobre un poco de agujero y te roce en el callo la tela. Aún así, la mejoría es notoria y si lo que buscas es una callera completa –con cierre y todo incorporado- las Azor Grip son la mejor opción.

Como buenos Crossfitter, siempre vamos a querer lucir nuestras heridas de guerra, pero insisto en que a veces hay que hacerse menos el chulo y aprender a cuidarse. Que se nos abran los callos nunca es una buena opción porque eso hará que se nos haga muy difícil entrenar y hacer vida normal, la verdad. Espero que con este artículo hayáis sacado cosas en claro y que, al menos, tengáis una guía sencilla y clara de en qué vale la pena invertir.


David

Comentarios

  1. Casualidades!!!! Este fin de semana en el Ebro Challenge, adquirimos esas calleras. Esta semana las probamos y te contamos nuestra experiencia. Ganasssssss aún más grandes de Lunes!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte − 13 =