12 Feb 2016

Carta a mi gente no Crossfitter

Soy humana y sí, antes de tener una vida de Box, tenía amigos y esas cosas. Bueno, puntualizo: tengo. Que todavía no los he matado a mancuernazos. Y sí, son amigos que no hacen CrossFit, gente que no es Crossfitter, de los de verdad. A veces me siento exasperada, otras irritada, otras depresiva y, otras, simplemente me siento. Y no, esto no me pasa porque tenga cambios de humor, sea bipolar o esté con la regla, sino porque vosotros, mi gente no Crossfitter, hacéis que me sienta de verdad un bicho raro. Y muy raro en muchas ocasiones.

gente-no-crossfitter

A mis amigos no Crossfitter

Sé que puedo ser terriblemente pesada con el CrossFit y también sé que es un deporte que no entendéis una mierda. Pero es algo que a mi me apasiona, que me da fuerza, que me da vida y, sobre todo, me hace ser mejor persona. Al igual que yo aguanto conversaciones de hombres, de gatos y de ropa porque sé que son cosas importantes para vosotras, me gustaría que lo hicieseis con el CrossFit. Por mi aunque sé que sois no Crossfitter y que este deporte os es indiferente.

Es obvio que soy una plasta con mis vídeos en el Box, lo sé y soy consciente de ello. Pero os los paso porque para mi son algo importante. Sé que no entendéis una mierda cuando os hablo de ejercicios de CrossFit, u os digo que he conseguido mi 1RM en Clean, en Split Jerk o Snatch, o que no sabéis qué es una Butterfly y por qué me emociono tanto por haberlo conseguido. Cuando lo hago, cuando os lo cuento u os mando esos vídeos, es porque sois importantes para mi, más que el CrossFit, y porque quiero compartir mis logros con vosotros. Solo espero una palabra de ánimo, una sonrisa o, simplemente, un emoticono del whatsapp. Nada más. De verdad que lo único que no me apetece ver es un “¡qué pesada!” o un mutis por la izquierda, porque eso me hace no querer compartirlo con vosotras. Y eso me entristece porque ser Crossfitter es una parte importante de mi vida.

Sí, la dieta. La dieta, la dieta, la dieta. Sé que es una palabra que está constantemente en mi boca y no es que siga una dieta estricta por X motivo, sino que intento comer lo más sano y limpio posible. Cuando os digo que no quiero salir a cenar por la dieta, no quiero beber hasta caerme de culo por la dieta, u os comento de ir a un vegetariano para comer sano, no es que os quiera amargar la noche. Solo quiero seguir cuidándome pero disfrutando con vosotras. Que me digáis que por un poco no pasa nada, que por comer bravas no me voy a morir o que soy una aguafiestas, me hace sentirme mal conmigo misma y mala amiga. Algo que no quiero sentir. Es una decisión que he tomado yo y, al igual que yo no os obligo a comer sano ni a no beber cuando salís, no me obliguéis a mi a maltratar mi cuerpo. Siempre os reservaré mi cheat meal –comida trampa- porque no se me ocurriría a nadie mejor con quien hacerlo que con mi gente no Crossfitter, es mi momento de desconexión –aunque no se me dé muy bien-. Y sí, sé que también está cambiando mi cuerpo por el ejercicio y la dieta, pero dejadme en paz. Me gustan mis hombros, mi espalda y mis piernacas. Soy feliz con ellas y no quiero hacerlas desaparecer. Dejar de decirme que estoy muy grande, que parezco un tío o que no os gusta cómo me estoy quedando. Me hacéis replantearme muchas cosas, incluso mi vida a niveles generales. Soy feliz como estoy, sino no lo hubiese buscado. Apoyadme y aplaudidme por ello. Eso sí, siempre tendré en cuenta vuestra opinión, pero no si me mareáis todos los días.

Por favor, dejad de decirme que el CrossFit es un deporte muy lesivo porque se mueve peso libre. Sí, trabajamos con peso libre -vamos que no hacemos sentadillas en una máquina guiada- pero eso no implica que nos vayamos a desmontar en cualquier momento. NO. En este deporte se mueve mucho peso, sí, ¡pero solo si estás preparado, joder! Nunca te van a dejar levantar peso si no sabes la técnica y os juro, que la técnica, es lo que más se trabaja. Nos hacen ser conscientes de nuestro cuerpo, del movimiento de la barra siempre con nuestro cuerpo. Cerrad la maldita boca. Llevo años practicando este deporte y aún NO ME HA PASADO NADA. Por otra parte, dejad de decirme que es solo una moda. No es una moda, al menos para mi. El CrossFit forma parte de mi vida, de quién soy, de cómo soy y de cómo veo las cosas. NO es algo pasajero en mi vida y el tiempo que llevo practicándolo lo demuestra. Sí, es caro, no lo voy a negar pero lo es porque SIEMPRE vas a tener a alguien a tu lado, un Coach que te va a guiar, controlar y aconsejar. Además, ¿tenéis idea de lo que cuesta el material de halterofilia? Por Reebok, si no tenéis ni puta idea, mejor cerrad el pico. Y más si sois gente que proviene del deporte pero que nunca ha hecho CrossFit. Hacer triatlon, breakdance y yoga también es lesivo y caro y no oigo a nadie juzgar esos deportes.

A mi familia

Sé que soy muy plasta al deciros constantemente que vengáis a entrenar conmigo. Lo hago por vosotros, porque siempre me decís que queréis mejorar, cambiar de vida y ser más saludables. Yo sé cómo me ha cambiado el CrossFit y por eso os lo digo, no porque me guste ser un maldito loro repitiendo siempre lo mismo. Cuando me hacéis una pregunta sobre alimentación, no os quejéis si os doy una mega explicación, es lo que hay. Soy un poco fanática del tema. Si no queréis que os dé la chapa cortadme pero no me pongáis caras que me sienta fatal.

Cuando vuelvo con rasguños a casa y me miráis como si estuviese loca o, peor, como si dejase que me maltrataran, ¡no lo hagáis, por favor! Son gajes de ser Crossfitter. Los moretones, los rasguños, los callos levantados y las tendinitis son cosas que voy a sufrir hasta que deje este deporte así que no me juzguéis. De todas formas, gracias por curarme y ayudarme cada vez que paso por una cosa de esas porque vuestro cariño y apoyo siempre me hará recuperarme antes. Pasar tiempo con mi gente no Crossfitter también me ayuda mucho mentalmente.

no crossfitter

La dieta. Sí, la dieta también os afecta a todos y sé que creéis que tengo una obsesión por verme delgada pero no, ¡no soy vigoréxica! Solo quiero cuidar a mi cuerpo para poder exigirle, el día de mañana, lo mejor de sí mismo, el 100% en cada WOD. Así que mamá, deja de agobiarte cada vez que me ves haciendo una dieta de bajada o de subida, ¡me estresas y me da ansiedad! Te quiero por preocuparte, pero por favor, deja de ser tan fanática y de decirme que esas dietas, con mi edad, no me van a llevar a ningún lado.

A los hombres de mi vida

Al que se fue: gracias, gracias y mil veces gracias. Gracias por no haber soportado mi vida Crossfitter porque sin ti he llegado más lejos. Recuperarme de los fracasos me da más fuerzas y me hace amar mucho más a la gente que me entiende. Gracias por hacerme elegir entre este deporte, mi gente del Box y a mi misma. Quizás si no lo hubieses hecho no estaría donde estoy, no hubiese llegado a superar los retos y los miedos que sentía antes. Me he dado cuenta que si hay algo por lo que debo apostar siempre es por mí misma, por lo que me hace feliz y por lo que me apasiona.

Al que se quedó: más gracias aún. Porque sé que a veces ni me entiendes, que cuando te cuento que he conseguido levantar, por primera vez, 30 kg en Cluster me miras con cara de loco y de no entender. Y a pesar de eso me apoyas y me das ánimos para que consiga siempre dar lo mejor de mi. Gracias por las cenas, las comidas o los desayunos que me haces para que nunca me falte la cantidad de proteína, carbs, grasas o azúcar que necesito para sacar el 110% de mi rendimiento en los WODs. Pero, sobre todo gracias por aficionarte conmigo a este deporte porque sé que, aunque fueses reticente, lo intentaste por mi. Gracias por dejarte llevar por mi ola de emoción, por mi entusiasmo y por los besos que nos damos después de cada entrenamiento, como el premio que nos merecemos. Gracias por aguantar los vídeos que te mando, los vídeos que te pido que me hagas, los vídeos que nos hacemos, la dieta que llevo, y por sonreír cada vez que te digo que he llegado a mi 1RM. Sé que ya no te puedo considerar no Crossfitter porque sé que el CrossFit te habrá enganchado tanto como a mi, pero aún así te mereces que te nombre.


Zorranbrokn

Una chica más hablando de CrossFit y de todo lo que ello conlleva. Aunque un poco cruel y algo zorra, pero con amor. Always

Comentarios

  1. CrossfitEsMiSeñor dice: agosto 3, 2016 at 1:43 am

    Si quitas la palabra ‘Crossfit’ y pones ‘Jesucristo’, te queda un texto de fanática religiosa muy interesante. Me pregunto si eso quiere decir algo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × 1 =