01 Dic 2017

Lo que te tiene que quedar claro de la celulitis de una vez por todas

A ver, no hace falta ser mujer y tener más de 20 años como para darse cuenta y saber que muchas de nosotras estamos bastante empanadas y MUY mal informadas. ¿Por qué? Pues porque, además de no tener ni idea de nuestro cuerpo, tampoco tenemos ni idea de cómo cuidar realmente de él. En el caso de la celulitis, hay un montón de desinformación y creo que ha llegado la hora de que alguien nos cuente lo que hay que saber realmente de la celulitis.

Sí, sé que muchas estáis pensando que tenéis mucha idea de qué es la celulitis, por qué aparece y demás, pero lo cierto es que no es todo tan verdad como os lo han pintado. Creo que uno de los beneficios de ser una Elite Zorrita es que hemos pasado ese momento y esa línea de inflexión con nuestro propio cuerpo en el que no nos sentíamos nada a gusto y queríamos ser perfectas –casi algo así como una súper Vikika- a ser mujeres que se aceptan, se respetan y se admiran tal y como son. Con más o con menos celulitis –aunque a todas nos gustaría menos, claro- o más o menos peso, o estrías, o lo que sea. Y la mierda, es que, aunque queramos pensar diferente, nos venden tantos estímulos para ser la mujer perfecta e ideal que a veces hasta me asusto porque, por ejemplo, NO HAY UNA SOLA MUJER que salga enseñando la celulitis o las estrías o la lorcilla. Y es alucinante lo que eso -que aunque no lo parezca no es ninguna tontería- nos afecta al resto de mujeres consiguiendo que nos sintamos mal con nuestro cuerpo llevándonos a hacer gilipolleces con la alimentación, con el deporte, con la medicina estética o con todo un poco.

celulitis

Y es triste que, la celulitis, algo TAN natural y normal como eso esté visto como algo horrible, como poco femenino, asqueroso o repulsivo. ¡¡La celulitis!! Que aquí, la que más y la que menos, HA TENIDO CELULITIS. Obviamente, el caballero Don Dinero es todo poderoso y si gozas de él puedes “deshacerte de ella” gracias a tratamientos medicoestéticos, aunque claro que por mucho que no quieran, la celulitis vuelve a aparecer. Y vuelvo al principio: hacemos tonterías porque no tenemos ni puta idea de nada. No sabemos qué es la celulitis en verdad. No sabemos cómo reacciona nuestro cuerpo, no sabemos de qué narices nos sirve o si quiera si sirve para algo tenerla. No. Nos hemos creído lo que nos han contado, lo que nos han venido y lo que nos han obligado a sentir y por eso, en ningún momento, nos hemos parado a pensar en qué narices implica tener celulitis.

Buscando información para este artículo, solo he encontrado cosas como “5 formas súper eficaces para acabar con la celulitis”, “Elimina la celulitis de tu cuerpo de una vez”, “Ejercicios para que la celulitis desaparezca de un plumazo”. Y claro, leyendo esos titulares, ¿cómo no nos vamos a creer todas que la celulitis es algo horrible que debe ser extirpado de nuestro cuerpo? ¿Cómo no vamos a sentirnos mal cuando nos miramos en el espejo y vemos esa piel de naranja en nuestras caderas, culo y cartucheras? Pues ahí está. Y aquí es donde empieza el bucle, esa necesidad absurda de que la celulitis desaparezca y de forma rápida, que tampoco tienes mucho tiempo para estar ahí preocupándote por tu cuerpo… Y sí, hay cosas que te ayudan a REDUCIR la celulitis, pero NO a que desaparezca para siempre.

Y, ahí, querida, es donde empieza tu verdadera necesidad: saber la realidad de la celulitis.

Las tres cosas que tienes que saber de la celulitis

Las delgadas TAMBIÉN tienen celulitis

Si cada vez que escuchase a una mujer decir “Si bajas los carbos y las grasas y subes el cardio haces que la celulitis desaparezca”, me diesen un euro, os prometo que sería jodidamente rica. La mierda es que lo he oído más veces de las que me gustaría en el vestuario de mi Box. Son tantas las mujeres que creen que haciendo mucho cardio y comiendo como pajaritos van a adelgazar y hacer que la celulitis desaparezca que ellas solas podría crear la República Independiente a la Celulitis –os lo juro-. Lo peor es que estas mujeres, se han creído antes lo que sale en T5 –en el Sálvame o el MHYV- que lo que les ha dicho un Dietista-Nutricionista. Y, por supuesto, han visto también a esas modelos –porque son modelos y famosas con el triple de dinero de lo que tenemos el resto de mortales en la cuenta del banco-, delgaditas, finitas, sonrientes y sin un gramillo de celulitis que hay pensado que si ellas dejan de comer, pues seguro que también les desaparece la celulitis. ¡¡PERO ES MENTIRA!!

Sí, es mentira porque, sencillamente, la celulitis es un problema con la circulación grasa que hace que aparezcan nódulos adiposos que, por su acumulación, hacen que anosotras nos aparezcan esos bultitos en el culete, las caderas y las cartucheras que tan poco nos gustan. Pero algo que tienes que saber es que la celulitis aparece con la edad, no por tu peso. Es decir : hay mujeres de 37 años, con un índice de Grasa corporal del 20% con celulitis y hay niñas de 14 años con un índice de grasa corporal del 31% SIN celulitis. Y sí, esto pasa porque, con la edad y gracias a las estupendas hormonas femeninas TODAS las mujeres tenemos celulitis, en mayor o menor medida, chatas. Incluso las delgadas. Porque es así, nuestro cuerpo almacena grasa y cuanto menos comemos, ¡¡más lo hace!! Y la grasa acumulada, si no nos cuidamos bien –alimentación, ejercicio y mentalmente- va a estar ahí, estemos esqueléticas o no. Porque nuestro cuerpo, sea como sea, va a intentar guardar el máximo de tiempo posible las grasas que ingiramos en un día, aunque sean mínimas. Así que deja de comportarte como una capulla y deja las tonterías de dejar de comer carbo hidratos y grasas solo para no tener celulitis. No te va a llevar a ningún lado, créeme.

El deporte es bueno para evitar la celulitis pero, ¡OJO!

Como ya he dicho, la celulitis es inevitable y, hasta las mujeres más delgadas, tienen celulitis –aunque sea en su versión más light- y esto es básicamente, porque la celulitis no es otra cosa que acumulación de grasa en el tejido adiposo. Por supuesto, tener una vida sedentaria y una alimentación alta en azúcares, grasas –de las malas- y con poca ingesta de líquidos, es lo que más hace que tu cuerpo retenga esta grasa ya que no hay un flujo sanguíneo correcto que te ayude a eliminarla. Una cosa importantísima para reducirla – que no eliminarla para siempre- es hacer ejercicio. Con el ejercicio, activamos el riego sanguíneo por lo que la grasa “suelta” se elimina con mayor facilidad y no la absorbe nuestro tejido adiposo, cosa que sí que pasa cuando somos personas sedentarias. Por supuesto, el hecho de trabajar muchas horas sentada o de pie, hace que esto se magnifique ya que nuestro cuerpo no está en movimiento.

Pero déjame decirte que, a pesar de que el ejercicio es bueno para que tu cuerpo empiece a eliminar esa “grasa acumulada”, no vale con cualquier cosa. Es decir, salir a correr y matarse a cardio no es la solución correcta como muchas mujeres creen. Esto, por supuesto, tiene que ver con que, por mucho cardio que hagamos, si solo estamos quemando, nuestro cuerpo es sabio y hace que, cuando ingiramos comidas altas en grasas, nuestro cuerpo las retenga, aumentando así nuestra celulitis a largo plazo. Si hay algo que debes hacer para poder mitigar la celulitis es deporte de fuerza, sobre todo en pierna y glúteo ya que, cuanto más trabajado esté el músculo, menos visibilidad tienen los depósitos de grasa y, por supuesto, menos espacio tienen para existir.

¿El ejercicio hace que desaparezca la celulitis? Ojalá, pero no, a no ser que entrenes como una atleta olímpica o como la élite y seas capaz de llevar una serie de entrenamientos con cargas elevadas, trabajando a la par la fuerza y el cardio. Sé que, ahora mismo, muchas estaréis pensando “Pues eso es el Crossfit, ¿no?” y yo te digo que sí, pero no. Porque, aunque no te lo creas, por mucho que tu te mates a entrenar y que después de cada WOD acabes cual cucaracha gaseada pidiendo la muerte, no estás entrenando tanto como para que la celulitis desaparezca. Hablamos de sesiones de entrenamiento de 3h o más. Cosa que tú, ni yo hacemos ahora mismo. O no al menos a tan alta intensidad como sí que lo hacen las personas que viven de esto.

Pero es que, además, aquí no acaba todo porque, además de tener que trabajar la fuerza para fortalecer los músculos; el cardio para potenciar la quema de grasas; llevar un control del entrenamiento –serio- y mantenernos activas todo el santo día, hay que tener en cuenta que hay MUCHOS ejercicios que están muy contraindicados para la celulitis. Sí, hija, sí, aquí se mira todo al dedillo. Los ejercicios de alto impacto –como correr, saltos al cajón, saltos a la comba, etc.- son pésimos para la celulitis, al menos la que ya tienes porque, a pesar de que te esfuerces muchísimo, lo único que estás haciendo es “falcar” esa celulitis que ya tiene tu tejido adiposo. No digo que haya que eliminarlos, ¡OJO! Solo te cuento lo que tienes que saber. Por supuesto, hay ejercicios que son geniales para poder fortalecer mucho más los músculos de la zona media-baja como las sentadillas, los lunges o los hip thrust y así, hacer que la celulitis sea un poco menos evidente.

La alimentación es tu verdadera aliada contra la celulitis

Como ya te he dicho antes, hasta las chicas delgadas tienen celulitis y es que, ¡el 90% de las mujeres la tiene! Y es así porque nuestro cuerpo está preparado para almacenar más grasa que el de los chicos porque nosotras parimos –y aunque decidimos- nos quedamos con la puta peor parte. Créeme cuando te digo que hacer el gilipollas con la comida no te va a servir de nada porque, por mucho que bajes la ingesta de calorías, tu cuerpo va a seguir acumulando grasas. Sí, porque TODOS los alimentos llevan una carga calórica y nuestro cuerpo –en mayor o menor medida- transformará esa carga en grasa. Si no la quemas, pues la absorbe el tejido adiposo; si la quemas tienes menos celulitis. Así de sencillo. Por eso, llevar una alimentación equilibrada es esencial para combatir la celulitis. Y no, no te hablo de llevar una alimentación súper fit y súper sana –que también o en la medida de lo posible-, sino que te hablo de no hacer locuras como hacer solo dos comidas al día, empezar a ayunar a lo loco o eliminar los carbos y las grasas –buenas- de tu vida al 100%. Ese tipo de cosas NO te va a ayudar a bajar la grasa corporal –al menos como a ti te gustaría, claro- sino que va a hacer que tus músculos se atrofien, dejando más espacio al tejido adiposo. Por supuesto, comer muy por debajo de tu gasto calórico –como hacen muchas mujeres que solo comen unas 800cal/dia- tampoco es el remedio contra esta mierda, sino que es tu enemigo, básicamente porque entonces, tu cuerpo, al ver que está en “sequía” de grasas y carbos –QUE SON EL COMBUSTIBLE PARA QUE TU CUERPO FUNCIONE– no hará más que acumular todo lo que le llegue y poder seguir funcionando.

Así que deja de confiar tanto en productos milagros –incluyendo tés, batidos, tratamientos y mierdas- dejando a un lado tu salud y céntrate más en tu salud y luego, complementa lo que haces día a día con un tratamiento que se adecue a tu piel, tu cuerpo y tu metabolismo.

Sé que es difícil, sé que decirte “Tía, no te ralles” no te va a llevar a ningún lado porque es más que evidente que TODAS nos rallamos por la celulitis que tenemos o que podemos llegar a tener en algún momento de nuestra vida. Pero es muy importante que, para poder combatirla, tampoco te obsesiones ni con tu peso, ni con tu presencia física ni –mucho menos- con si eres válida o no para el sexo masculino. No tienes por qué ser una muñeca, una Barbie que sea perfecta –con su 60-90-60- solo tienes que ser tú o, por lo menos, ser la versión de ti misma que quieres llegar a ser algún día. El resto puede morirse si quiere. 


Zorranbrokn

Una chica más hablando de CrossFit y de todo lo que ello conlleva. Aunque un poco cruel y algo zorra, pero con amor. Always

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × 4 =