22 May 2017

Por qué presentarte a una competición de Crossfit

Con el tema de los nuevos Open 2017, la gente la verdad es que está un poco revolucionada y no les culpo, es uno de los momentos más esperados del año por todos los Crossfitter, al menos para los que nos tomamos esto en serio y ya tenemos un poquito de nivel –que no mucho, ¡eh!-. Aunque no son una competición de Crossfit propiamente dicha, es algo así.

Los Open 2017 son algo así como el momento perfecto para deprimirte y venirte arriba, pero sobre todo para saber cuánto te queda para ser una Dottir aunque todos tus amigos te digan que te has puesto enorme. Recuerda que mucha gente no sabe ni lo que dice y más si es sobre el Crossfit. Y algo así pasa con las competiciones de Crossfit, claro.

En pleno enero aún, muchos se han propuesto que este año se tienen que presentar a una competición, aunque cada vez que lo piensan se hacen caquitas encima y cambian enseguida de opinión porque se ven muy verdes. Sin embargo, no hay nada mejor que un Crossfitter, esté en el nivel que esté, puede hacer. Sí, sé que puede sonar un poco a locura porque algunos no podéis hacer Pull Ups o no sabéis hacer el pino –aunque sea contra la pared- pero lo cierto es que una competición de Crossfit puede suponer el punto y aparte que muchos necesitamos para seguir avanzando y mejorando como Crossfitter. ¿Qué por qué lo digo? Porque yo misma lo he vivido en mis carnes y sé qué beneficios tiene presentarte a una competi.

competición de crossfit

Los 5 motivos que necesitas saber para presentarte a una competición de Crossfit

Aprenderás mucho de todo y de nada a la vez

Una de las cosas que de verdad molan de las competiciones es que vas a estar con mucha gente del mundillo, del mundillo del Crossfit, claro. Por eso, es interesante que te apuntes a una competición de Crossfit porque vas a poder estar con atletas de muchas categorías, de muchos Box diferentes y, con todo esto, vas a poder aprender muchas cosas. Aunque no todas tienen por qué gustarte. Por ejemplo, aprenderás que mucha gente sigue diciendo gud en vez de WOD o burpe en vez de barpi, como lo que me ha pasado a mi cuando he ido a diversas competiciones. Pero también es verdad que vas a aprender un montón de cosas nuevas, sobre todo a compartir con una familia mucho más grande y que va mucho más allá que un Box, una ciudad o una dirección. También vas a aprender a que TODO Crossfitter es realmente muy ególatra y, aunque solo sea con los de su categoría, tiene mucha rivalidad. En una competición de Crossfit aprenderás que esto es algo real, normal y que NO PASA NADA por sentirlo, porque al mismo tiempo que lo sientes, lucharás contra ello para poder seguir gestando esa sensación de comunidad, de vida conjunta y de familia, aunque no sea de sudor siempre. Estoy segura de que en el Box no eres así, pero te digo que en la realidad sí que lo eres, sobre todo si eres mujer. Eso ya te lo aseguro yo.

Por otro lado, es importante que no te aturulles. Está bien hablar con otros Crossfitter, hablar de técnicas, de formas de realizar el ejercicio y de cómo entrenan ellos con cabeza, ¡pero no hay que pasarse, en serio! Aprender en una competición de Crossfit es OBLIGADO pero también lo es tener muy claro qué información almacenar y cuál eliminar tal cual la procesemos un poco.

Aprenderás a concentrarte

¿Crees que sabes cómo concentrarte mientras entrenas? ¿Crees que tienes súper claro como dividirte los ejercicios? ¿Crees, de verdad, que vas sobrado a la hora de entrenar? Ya te digo que no. En casa todo es mucho más fácil, mucho más cómodo. Sabes con quien entrenas, qué niveles hay en la clase/turno en el que entrenas, sabes cómo son tus Coach, sabes que, si quieres, te puedes tomar las cosas con un poco más de clama. Sin embargo, esto no pasa en una competición de Crossfit.

En una competi, vas a tener mil y una distracciones, por lo que vas a tener que aprender a lidiar con ello. Está claro que mola mucho cuando tus compañeros te animan en el WOD, pero aquí va a ser diferente. Habrá mucha gente animando, pero a ti la justa, por lo que vas a oír ruidos por todos lados.

Además, vas a tener que lidiar con el hecho de que tus contrincantes van a estar cerca de ti, haciendo lo mismo que tú, por lo que vas a tener que aprender a centrarte en ti y solo en ti si no quieres acabar cabreada y rezagada. En el Box es todo diferente, porque al fin y al cabo, contra los que entrenas son compañeros, son familia, por lo que te alegrarás de que acaben antes que tú, pero en una competi… ¡créeme que no lo harás aunque finjas que sí! Aquí tienes que saber tener la cabeza muy centrada en el WOD, en tu respiración, en tus movimientos y, por supuesto, en tus sensaciones.

Si no aprendes a concentrarte en los que TÚ tienes que hacer, en lo que te dicen a TI y en lo que te dice TU juez, no vas a saber disfrutar de una competición en la vida y, mucho menos, vas a aprender algo.

Te permite evaluar tu nivel y saber lo que necitas mejorar

Aunque no creo que haya mucho que aclarar en este punto, parece que mucha gente no tiene ni idea de esto. A ver, entrenamos Crossfit porque nos gusta, está claro, pero admitamos que sin objetivos nada puede motivarte. Así que lo bueno de presentarte a una competición de Crossfit es que vas a saber realmente en qué nivel estás, qué es lo que más te falta y, por supuesto, te va a dar nuevos objetivos en los que centrarte. Por ejemplo, yo en mis últimas competís de Crossfit aprendí que necesitaba trabajar mucho más el fondo que la técnica y la fuerza y… ¡ahí estoy!

En una competición de Crossfit, vas a aprender que no todo lo que haces en tu Box vale, que la forma de evaluar es muy diferente y, por supuesto, vas a darte cuenta de qué nivel tienes realmente. A lo mejor crees que puedes estar en un Scaled alto porque en el Box lo petas, pero en realidadno lo estás y puede que te des cuenta en la competición. Por eso, una competi, además de ser un momento jodidamente genial para conocer a más atletas, es un buen momento para que te conozcas, te testees, aprendas de ti mismo, te motives y, sobre todo, compruebes cómo es la realidad de un atleta. Hay muchos Crosssfitter que van mucho de boquilla, que alardean de lo buenos que son, de la buena técnica que tienen, pero nunca se han testeado de verdad. Por eso, por mucho que digan, nunca van a saber si es que son buenos Crossfitter porque son simplemente forzudos o realmente son atletas bien preparados y acondicionados en todos los aspectos de su vida y cuerpo. Tal y como bien dice la definición Crossfitter.

Te enseñará lo IMPORTANTE que es la jodida técnica

¿Quién no ha ido a saco en un WOD y, al acabarlo, ha acabado destrozado? Eso nos ha pasado a todos y cada uno de los que estamos por aquí reunidos porque lo hacemos a diario, aunque muchos hayamos aprendido que no es lo correcto. Esos dolores, por lo general, se deben al hecho de que muchos, en los WOD, nos venimos arriba y, claro, priorizamos la velocidad y el peso antes que la técnica. No es que nos pase siempre, pero sí que es verdad que hay WOD que son mucho más motivadores que otros, por lo que es más normal que te la juegues.

Y eso, queridos míos, ¡es lo que te va a pasar en una competición de Crossfit si no estás al loro de la técnica! No te digo que sea lo único que mires –porque, sinceramente, a la mayoría de jueces y de competiciones les importa una mierda la técnica, solo importa el peso y la velocidad- porque sino al final no te vas a comer una mierda, pero es importante que tengas presente que la técnica es la base de un buen WOD y será, por supuesto, la razón por la que acabes híper reventada o no. Y sí, siento decirte que una competición de Crossfit agota mucho mentalmente y físicamente, pero si no tienes bien clara la técnica, por mucha fuerza que tengas y mucho fondo… es muy probable que acabes rezagado y, por supuesto, que las agujetas que te lleves a casa sean terriblemente acojonantes.

Si estás en una buena competición, o al menos la organización sabe algo de competiciones –algo que no pasa en todas-, podrás disfrutar de una Ladder –escalera- de algún ejercicio. Por lo general suele ser de Deadlift o de Clean, aunque como esto es una casa de locos, seguramente veas también de Snatch –aunque he de decirte que da mucha vergüenza ajena si te aprecias el Snatch y su técnica-. Por ese tipo de ejercicios es por lo que es importante tener una buena técnica ya que, sí, la fuerza bruta te va a dar potencia para hacer el movimiento, pero si de verdad la competición de Crossfit tiene BUENOS JUECES sabrán contarte si es buena tu rep o no.

Por supuesto –y creo que esto no hace falta que te lo diga ni un fisio ni yo-, tener una técnica buena y controlada es ESENCIAL si no quieres volverte a casa con una lesión o una molestia que pueda acabar siendo una lesión. No digo que esto tenga que pasar por necesidad, ya sabéis que hay muchos mitos del Crossfit que no se cumplen, pero es cierto que en una competición de Crossfit es mucho más fácil lesionarte si no haces bien la técnica. El estrés y la ansiedad te pueden afectar físicamente, por lo que, si no ejecutas bien los movimientos, puedes hacerte daño y arrastrarlo bastante tiempo.

Aprenderás a avergonzarte con dignidad

No mientas y no digas que nunca te has avergonzado de ti, de tu entrenamiento o de tu tiempo en un WOD, porque sabes que eso te ha pasado casi desde el principio. No es que seas malo o te lo consideres, es que simplemente eres muy exigente y puede que te hayas decepcionado en un WOD. Pues prepárate porque, por lo general, estas sensaciones se van a repetir bastante en una competición. Lo podrás llevar mejor o peor, pero lo cierto es que te vas a avergonzar.

Te avergonzarás porque, en principio, creías que estabas mejor de lo que esperabas. Pero no te preocupes, que eso nos ha pasado a todos y más en nuestra primera competición de Crossfit. Te aseguro que es algo bastante habitual. Estás ahí, exponiéndote delante de muchas personas, de gente que te conoce y de gente que no te conoce, que no sabe lo que peleas todos los días, que no sabe cómo eres y que solo te va a juzgar por ese WOD que a ti, personalmente, te da hasta verüenza decir que los has hecho. No te agobies, es natural, es normal porque no solo quieres dar lo mejor para ti y por ti, sino que quieres dar lo mejor para tu Box, para tus Coach y tus compañeros porque para algo entrenas allí y liarla en un WOD de una competi puede dejarlos a ellos en ridículo. Pero déjame decirte una cosa: NO ES VER DAD. Estás ahí para aprender, para disfrutar, para entrenar y para compartir, así que no te avergüences porque no tienes por qué darle explicaciones a nadie y, mucho menos, le debes nada a nadie.

Cuando te avergüences, te darás cuenta de que intentas no enfadarte, intentas no enrabiarte o llorar y lo único que quieres es encontrarle una solución lógica a lo que ha pasado, pero lo que ha pasado es simplemente que has pinchado. Al principio –quizás durante la competición- le echarás la culpa a otra cosa: que si la comba, que si el juez, que si los discos… Todo vale, pero lo cierto es que luego, te acordarás y te reirás porque una competición de Crossfit no es para hincharte el ego, sino para hacerte mejor Crossfitter de lo que ya eras y no, no hablo a nivel físico, sino a nivel mental.


Zorranbrokn

Una chica más hablando de CrossFit y de todo lo que ello conlleva. Aunque un poco cruel y algo zorra, pero con amor. Always

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × 4 =