03 Jul 2017

Cosas que enamoran de una Elite zorrita

Quizás no sea el mejor titular que haya podido darle a uno de mis artículos, también soy consciente, pero es que tampoco sabía cómo resumir mejor –y en una sola frase- algo de lo que creo que todas empezamos a ser muy conscientes. Una vez más, excluyo a las felizmente casadas/emparejadas e incluyo a todas esas solteras o con turbulencias amorosas. Sé que las cosas no son siempre igual de fáciles de lo que las escribo en estos artículos y que detrás de cada pantalla hay una Elite Zorrita única y especial pero creo que es cierto que hay ciertas cosas que enamoran de una Elite Zorrita.

No hace mucho os hablé de lo que ellos tenían que hacer para enamorar a una Elite Zorrita. Básicamente uno de los Crossfitter que sigue esta página, me preguntó cómo podía hacerlo y yo, creo, que le respondí y le di algunas directrices y sabios consejos que espero a todas os hayan caído bien. Aunque seguramente no. Seguramente será como el artículo que escribí sobre las Elite Zorrita solteras que no a todas os cayó demasiado bien en el cuerpo y lo criticasteis por ser bastante machista, aunque era simplemente un artículo con el que poder reírnos todos.

Así que supongo que aunque me hubiese gustado poder hacer un artículo llamado “Cómo enamorar a un Crossfitter”, estoy segura de que muchas se me hubiesen echado al cuello, diciendo que las mujeres no tienen por qué querer enamorarse, que no necesitan un hombre en sus vidas, que el artículo solo hace que estigmatizar y apoyar comportamientos machistas, etc. Y aunque creo que tienen razón –no del todo- a muchas mujeres se nos olvida que queriendo Y SIN QUERER buscamos pareja porque va en nuestro ADN, en nuestra genética está el hecho de querer encontrar a alguien con quien perpetuar la especia. ¿Problema? Que ya no se hace como antaño, eligiendo al macho más fuerte, con mejores características o con mejores habilidades para perpetuar la especie, sino que se hace según una serie de gustos físicos, orientación sexual y por necesidades emocionales.

Y es ahí donde creo que interviene lo que quiero decir y lo quiero decir BIEN CLARO: las Elite Zorrita SOMOS DE OTRA PUTA PASTA. Y digo Crossfitter refiriéndome no a esas que van a Crossfit porque es lo que se lleva, sino a las que hacemos Crossfit porque se ha convertido en parte de nuestra vida, de nuestra forma de ser y de nuestra forma de comprender el mundo. Y aunque no estemos buscando pareja exactamente, aunque no queramos ligar de forma clara e instantánea, sé que cuando una se convierte en Elite Zorrita, instintivamente sabe que en su vida no hay espacio para otra cosa que no sea una persona deportista, con objetivos y con ganas de superarse a sí mismo. Y algo así pasa con los hombres cuando se convierten en Crossfitter: que quieren a alguien en su vida que también entienda lo que supone el Crossfit para alguien.

cosas que enamoran de una Elite Zorrita

Las 4 cosas que enamoran a un Crossfitter y que toda Elite Zorrita posee

Carácter

Siempre se nos ha dicho y condicionado con la tontería esa de que una mujer con carácter asusta a los hombres. ¡Qué maldita patochada! Una mujer con carácter no asusta, asombra y si asusta a alguien del sexo masculino no es porque sea un hombre, sino porque es un niñato que no sabe lo que quiere en la vida y que solo se declara hombre por lo que le cuelga entre las piernas. Una mujer con carácter es una persona que actúa con cabeza –aunque pueda estar un poco torrada como yo y parezca que no lo hace-, que sabe qué quiere conseguir en su vida en cada momento. Una mujer con carácter tiene determinación, no solo en conseguir lo que quiere y cuando lo quiere, sino en decir las cosas, en hacerlas, en aceptar lo que es válido para ella o no. No es que hablando del carácter me refiera a esas mujeres que se enfadan mucho, sino a esas muchas mujeres que –aunque se pueden enfadar mucho- son claras con lo que esperan de la vida, quieren conseguir y que luchan por ello. No sé en qué momento del siglo XXI aún se nos educa con la base de que una mujer no puede ser desgarbada, decir tacos, ser determinada y ser, al mismo tiempo, tenaz. No sé por qué se presupone que las mujeres tenemos que ser delicadas, frágiles, despistadas e inferiores para poder ser consideradas como un sujeto válido para formar una pareja. Lo cierto es que un Crossfitter, sabe que el carácter es lo que determina la pasión de las personas. La determinación, la tenacidad y la constancia son cosas que definen a la perfección a una Elite Zorrita y que hacen de eso una de las cosas que enamoran porque hay muchas personas del género femenino pero lo triste –y cierto a la vez- es que cada vez hay menos mujeres en el mundo.

Respeto

Una Elite Zorrita es ese tipo de persona que conoce una palabra que parece que está de moda olvidar: el respeto. Respeto por todo aquel que se esfuerza, que lucha, que crea, que vive y que disfruta de la vida. Respeto por todas esas personas que demuestran de la pasta que están hechas –sea de la manera que sea-, por personas que aunque no pueden hacerlo, lo intentan. El respeto es eso que muchos de nosotros aprendimos –realmente- en el Box y una Elite Zorrita sabe muy bien qué es respetar y que te respeten. Si hay algo que enamora a un hombre –de los de verdad- es que una Elite Zorrita sabe qué es respetar porque ha tenido que pasar por un período de adaptación bastante jodido consigo misma y ha tenido que aprender no solo a mirarse en el espejo de una forma diferente, sino a respetarse. Respetarse asumiendo no solo quién es, sino quién será en un futuro y cómo y por qué es así. Y eso es lo que, sin duda, te hace ver qué es el respeto en su gran plenitud. Porque una mujer que SE respeta, sabe bien lo que es el respeto hacia los demás.

Estilo de vida

Por supuesto, una de las cosas que enamoran de una Elite Zorrita no es solo que practique deporte y ya está, sino que sepa que el Crossfit es un estilo de vida y no solo por ser Crossfit, sino por ser deporte. Una de las cosas que más enamoran de una Crossfitter es que su determinación las ha llevado a ver qué es lo que las hace felices. Ya os he dicho que hay mucho más allá que algo físico en ser Crossfitter, y eso es algo que tiene muy claro una Elite Zorrita. Quizás no hace mucho que practica Crossfit, quizás no domine muchos de los movimientos o, simplemente, quizás sea muy patosa pero eso no la hace menos Elite Zorrita. Una de las cosas que más enamoran de una Elite Zorrita es que ha aceptado no solo cambiar su físico, sino también su percepción de sí misma, tanto en lo físico como en lo mental. Y es que eso es lo que te exige el Crossfit y lo que empiezas a asumir una vez que entrenas un deporte así. Aprendes a que tener un buen físico no te define como persona, pero sí como humano. Tener un mejor físico va a hacer que seas mucho más hábil, que siempre estés activo, que estés más alerta y que consigas cosas que antes ni te planteabas y no solo en el tema deportivo, sino en todo lo demás. Sí, las Elite Zorritas enamoran por su culito de stripper, claro, pero también por esas manos de leñador que lucen orgullosas cuando les preguntan “¿Y esto de qué es?”.

Por supuesto, a esto hay que añadirle dos cosas más que enamoran de una Elite Zorrita: sabe lo importante que es cuidar su cuerpo gracias a la alimentación y, sin quererlo, ha aprendido a comer como a ella le viene bien, siempre buscando el rendimiento y la eficiencia y sin pensar en el qué dirán. Y eso, señores, eso es algo que no solo enamora, sino que además encandila porque una mujer que acepta que su estilo de vida no tiene nada que ver con los convencionalismos sociales, ¡es una mujer que realmente vale la pena!

Tesón

Aún no he conocido a muchas mujeres tan cabezonas y becerras como las que he conocido en mi box. Parece mentira pero es como si eso de “No eres fuerte, eres una mujer y tienes que ser como tal” nos lo hemos llegado a creer tanto que a se nos ha olvidado lo que es ser obstinadas y tener determinación para conseguir lo que nosotros queremos, le pese a quien le pese y cueste lo que cueste. Obviamente, una Elite Zorrita no es para nada así, y aunque no sé si es porque en el Box te tienes que pelear tanto contigo misma si quieres conseguir algo que al final lo acabas extrapolando o es simplemente que a Elite Zorrita solo llegamos esas mujeres que tenemos algo de eso dentro. Sea como sea, un Crossfitter sabe apreciar esas cosas en una mujer que hace Crossfit y no es porque le tenga envidia –que aunque un poquito sí-, es porque la admira, pase lo que pase. Sin importar que levante más peso que él –aunque eso pocos lo toleran-, sin importar cuánto tiempo le cueste hacer una dominada estricta o que ella consiga un movimiento más limpio que él. Un Crossfitter ha aprendido a admirar el carácter, el tesón, la determinación de una Crossfitter y eso, señoritas, es lo que más enamora de nosotras. No porque tengamos los ovarios muy bien puestos –que también-, sino que somos conscientes de lo que todo esto supone para nosotras y, por supuesto, tenemos cabeza suficiente como para hacerlo sin salir perjudicadas. Por supuesto, si a esto le añadimos que una mujer con tesón sabe lo que es sufrir, lo que valen las cosas y lo que cuesta conseguirlas, no es de extrañar que el tesón sea una de las cosas que enamoran de una Elite Zorrita.

No es superficial

Una Elite Zorrita es coqueta, pero como lo es un hombre. A todos nos gusta vernos bien y sentirnos bien, por dentro y por fuera. Por supuesto, no es lo mismo cómo vamos a vestir un domingo de manta y siesta que un día que vayamos a hacer algo importante. Pero, aunque la mayoría de la gente no se lo crea –y supongo que es porque todas las Crossfitter más conocidas que salen en Instagram siempre salen guapas-, las Elite Zorrita comparten una característica casi única: no son superficiales. Por supuesto que se preocupan por su apariencia, pero no por el qué dirán sino por cómo se sienten ellas mismas con su propio reflejo. Pero además, no es de esas mujeres que solo mira por su aspecto y se agobia si no se ve bien, sino que le da bastante igual si lleva los pelos bien puestos o no, si tiene las mallas manchadas de magnesio o no o si va más sudada o menos. Una Elite Zorrita sabe que cuando se entrena, una debe darlo todo, sin importar la apariencia y cómo la juzguen los demás porque, en Crossfit, solo estás tú contra ti mismo y el peso que muevas o quieras mover ese día. Nada más. Por eso, una de las cosas que enamoran de una Elite Zorrita es que se acepta tal cual es, sin importar si va perfecta o lleva la cara más roja que una Muñeca Pepona, porque sabe que si está despeinada y desaliñada es sinónimo del trabajo bien hecho.

 

P.D: Modelo foto Cristina Boscá

Zorranbrokn

Una chica más hablando de CrossFit y de todo lo que ello conlleva. Aunque un poco cruel y algo zorra, pero con amor. Always

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciseis + cuatro =