CrossfitGirls


06 Ene 2016

Por qué entreno CrossFit

Nunca he sido una tía muy deportista, eso es algo que tengo que reconocer. Por unos pequeños problemillas de salud decidí ponerme las pilas y empezar a moverme del sofá. Os digo que en pleno invierno no tuvo ni puta gracia, el frío me hizo arrepentirme muchas veces de la...

Sigue leyendo...



Page 4 of 41234

Motivación y Crossfits Girls

Hay días tontos y tontos todos los días, créeme. Eso me lo dijo, no hace mucho, mi Coach cuando me empecé a frustrar porque –según mis propias paranoias- no estaba avanzando como yo creía que debía hacerlo. Y lo cierto es que, cuando caemos en la desmotivación, es más porque nosotros nos venimos más arriba que en un Muscle Up y nos frustramos porque no conseguimos lograr esa idealización de nosotros mismos. Pero no porque hagamos las cosas mal, sino porque, básicamente, nos exigimos más que nadie y eso no es positivo tampoco. Querer ser como las personas que ves en redes sociales es MUY complicado, que te entre ya en la cabeza eso, por lo que no tienes que compararte jamás con ellos porque es inviable que una persona que no se dedica casi al 100% al deporte, llegue donde están los demás. Por eso, sé cómo te sientes, sé que a veces te va a costar mucho sacar la cabeza adelante, que las cosas nunca vienen como queremos, que no hay una única versión de las cosas y que tú, como Crossfitter y como persona, eres ÚNICO y nadie puede decirte que no avanzas adecuadamente porque el “adecuadamente” SÓLO lo ponéis tu cabeza y tú. Recuerda que no pues frustrarte por la evolución que tengan los demás. No importa si el compi con el que empezaste tiene más brazacos que tú, porque a lo mejor, él tiene mucha menos resistencia que tú, por ejemplo. Dos personas no son iguales y eso es lo que tienes que empezar a entender. Así que, cuando te fallen las fuerzas, cuando la cabeza se te vaya hacia donde no debe, entra aquí y relájate y date cuenta que, aunque no lo creas, NO ESTÁS SOLO. Y si eres una de esas Elite Zorrita que está ahora mismo más perdida que otra cosa, ¡lee, joder, lee! Porque yo soy como tú, yo he pasado por donde estás tú ahora y te puedo decir ya que NO ME ARREPIENTO DE NADA. Ni de haber tenido que aguantar muchas críticas, ni de haber tenido que dejar atrás a personas, ni de demostrar –por fin- la persona que soy realmente. Los cambios son parte del proceso de madurez y de transformación que tenemos todos y cada uno de nosotros. Cada uno va a su ritmo y, sin importar si lo que te agobia es el físico o no, esta es la sección que más necesitas ver porque aquí es donde vas a encontrar esa motivación que te puede faltar muchas veces. Y no lo digo solo porque los artículos los escriba yo, sino porque los escribo porque yo TAMBIÉN soy tu. Mucho CrossFit y mucha mierda, pero sigo siendo mujer. A veces con más callos de los que me gustaría, pero mujer. Por eso, y sabiendo que todas lo deseamos a más no poder, abro un hilo musical para los ojos de muchas que no saben qué hacer con su feminidad en el box.
Porque sí, lo sé, yo lo he sufrido (yo y muchas más, claro) y siempre hay dudas en cómo vestirse, qué pelo llevar, cuántos kilos levantar, o cómo limarse los callos para no parecer un leñador con pechos (independientemente de sus tamaños).
Yo te lo cuento y tú, si quieres, lo aplicas. La idea es que lo leas porque sí, llegará un momento en el que te acuerdes de mi. Déjate de tonterías y conviértete en una de las mejores crossfitgirls de tu box y disfruta del CrossFit sin estar todo el rato pensando “¿parezco uno más?”.