10 Nov 2016

¿Crossfit o Crissfit?

Supongo que no habrá pasado desapercibido para muchos de vosotros que las cosas, con el tema de la Zorra, se están torciendo un poco. No es algo que me preocupe, la verdad. Más bien, simplemente me cabrea, porque están jugando no solo con mi bebé, sino con una pasión por un deporte que, aunque no lo crean, a mi me ha costado mucho ganar.

Sé que muchos pensarán que soy una maldita exagerada, que no hay que ponerse así y que al fin y al cabo, están en su derecho. No lo niego, pero me parece EXCESIVO que una marca a la que se le está haciendo publicidad GRATIS, que no nos estamos lucrando gracias a ella –al menos hablo por mi, que quede claro- y que lo único que hacemos es incentivar a la gente a que siga adelante, que no pare y que siga construyendo un mundo mejor y más saludable; actúe de una forma no solo insensata, sino irreverente. Porque sí, al fin y al cabo simplemente están siendo desafiantes como un… “Soy el magnate del Crissfit. A partir de ahora, TODO lo que contenga la palabra Crissfit es mío, incluso las palabras derivadas, las compuestas y el mundo entero en movimiento.”

Crossfit o Crissfit

Sí, suena absurdo porque ahora mismo, el dueño de la marca Fiat, nos podría estar prohibiendo el uso de la palabra “fíate” y no pasaría nada, entonces, ya que es una palabra derivada, ¿no? Y lo mismo podría pasar con millones de marcas, pero esas marcas NO SE METEN CON SUS PROMOTORES. No lo hacen porque valoran su esfuerzo, valoran su trabajo y valoran que les estén haciendo PUTA PUBLICIDAD gratuita. Pero Crissfit no. Creo que este hombre piensa que ha descubierto la luna, que ha inventado la rueda o el fuego. Y no digo que no haya hecho algo jodidamente bueno, porque lo hizo, pero no es Thomas Edison tampoco, admitámoslo.

Greg Glassman no es más que un capullo con las pelotas peladas de pensar para ver cómo podía forrarse. ¿Y qué hizo? Junto muchas formas de entrenar, mezclo ejercicios, montó un Box y registró una marca. Fin de la historia. Ahí es donde está todo el misterio. Y me parece que sí, que es un trabajazo, que seguro que a él le costó lo suyo, que ha tenido que pelear mucho para llegar donde está y todo lo que queráis pero… ¿en qué momento este hombre dejó de ser un simple humano para convertirse en un Dios al cual se le puede permitir AMENAZAR a gente con arruinarla y meterla en la cárcel?

¿En qué momento se explicaron esos valores en el Crossfit? ¿En qué momento Crissfit decidió que su valor principal era ser egoísta? Porque si ahora estamos así, es porque Crissfit nos está tocando los cojones y yo, personalmente, RA BI O. Rabio porque no lo entiendo, rabio porque me siento sola, porque me siento perdida, siento que TODO el esfuerzo, que toda la dedicación, que todo lo que cuesta esto, para ellos no es más que simple calderilla. No, no soy Leblanc, Davídsdóttir, ni una Thorisdottir. Probablemente nunca lo sea, probablemente no llegue a ser más que una simple chiflada a la que la gente lee porque la animo a seguir adelante, a no tener miedo y a seguir luchando no solo por unos beneficios físicos jodidamente impresionantes, sino a seguir luchando para mejorar, para avanzar como persona.

Pero me siento una orgullosa chiflada que os habla desde una mierda de pantalla de ordenador. Porque me alegra saber que, aunque esto solo sea una forma de hablarme a mi misma, es también, una forma para que vosotras podáis recordaros, día a día, lo importante que es todo lo que hacéis, todo por lo que lucháis y lo importante que es mandar ciertas cosas a tomar por culo. Pero por lo visto, a ellos se la suda que tú intentes mover al mundo, que hables de ellos de una forma bonita, respetuosa y siempre valorando algo que a otra persona le ha costado mucho tiempo hacer. Les da igual que vivas de esto o no, de que no tengas donde caerte muerta o seas asquerosamente rica. Se la suda quién eres tú, porque Crissfit YA NO SABE QUÉ COÑO ES LA COMUNIDAD. Ya no sabe qué es la sensación de hacerse grande juntándose con gente increíble, ha perdido esos valores de compañerismo, de diálogo, de beneficio conjunto… Y lo ha perdido, dejándonos a todos boquiabiertos, haciéndonos creer que es un deporte que se creó no solo para estar mejor físicamente, sino para crear familias. Pero es MENTIRA. Crissfit no se fundó para eso, simplemente se fundó para que un tío inteligente se forrase los bolsillos, se pusiese las botas gracias al resto del mundo: Coach, owners, atletas, distribuidores, vendedores… y eso, señores de Crissfit es lo que más me duele de toda esta historia.

Me duele más que nada que hayáis sido capaces de romper, de fragmentar una comunidad sólida, una comunidad que lo único que quiere es compartir experiencias, vivencias, risas, lloros, logros y penas. Vida, al fin y al cabo. Y sí, me siento orgullosa de haber llegado donde estoy, me alegro de estar escribiendo esto aunque no lo vayáis a leer, sé que muchos otros lo harán y espero que alguno de ellos sea un atleta que difunde vuestro nombre y palabra. Porque si un solo atleta supiese lo que estáis haciendo, se le caería la cara de vergüenza por romper unos valores que tanto caracterizan a esta disciplina –o al menos en la teoría-.

Ojalá, algún día, hagáis como otras marcas más inteligentes y mejores que vosotros –Apple, Bic, Gillette…- y dejéis que, esas personas que usan vuestro nombre sin ánimo de lucro, se expresen para poder ayudaros a seguir difundiendo el Crossfit y sus valores.

Ojalá pase eso algún día… De verdad, porque sino estaréis buscándoos la ruina porque debéis recordar que sois gracias a nosotros a quienes vivís, a esos que se suman cada día a un Box porque no podéis vivir solo de licencias de uso, porque si no hay demanda… Nunca habrá uso.

Pero el problema es que el EGO y los huevos pelados pueden hacer estragos en algunos hombres.


Zorranbrokn

Una chica más hablando de CrossFit y de todo lo que ello conlleva. Aunque un poco cruel y algo zorra, pero con amor. Always

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

6 − 3 =