20 Jul 2016

Cuando aparece la desmotivación en CrossFit

No lo podemos negar: todos hemos pasado por una mala racha en CrossFit. No me refiero a que, en algún momento, nuestra situación personal nos ha podido superar y acabar afectando al entrene. No, hablo de justamente lo contrario, de cuando el entrene nos ha repercutido a nivel personal y en otros aspectos de nuestra vida.

¿Os habéis dado cuenta de lo felices que sois cuando entrenáis CrossFit? Y, lo más importante, ¿os habéis dado cuenta de lo infelices que sois cuando no lo hacéis? Muchas veces lo hacemos por decisión personal, pero muchas otras veces lo hacemos por obligación y sí, esto nos pasa factura.

Mi madre, por ejemplo, sabe perfectamente cuándo llevo más de un día sin entrenar. Porque se me nota en todo: en la voz, en la forma de actuar, en cuanto tardo en cabrearme… Pero es peor cuando entrenas pero no sientes ese nosequé del principio, ¿verdad? Esa sensación de no sentirte tú, de sentirte perdido, de sentirte como de lado… sí, es algo extraño porque aunque sabes que los estás haciendo, tienes la sensación de que no das pie con bola. Y lo peor… la sensación de empezar a notar desmotivación con algo que te enamora.

Y sí, somos más de los que crees ahora mismo los que nos sentimos estancados.

desmotivación en Crossfit

¿Por qué te sientes estancado y aparece la desmotivación?

Lo más gracioso de todo es que, aunque no lo parezca, los Crossfitter nos estancamos mucho más de lo que parece. No hace mucho comenté que hay una serie de etapas por las que pasa todo Crossfitter. Pues bien, por lo general no hay razón aparente por eso mismo puede ser cualquier cosa o nada. El caso es que, sin comerlo ni beberlo, un día nos encontramos con que ya no vamos igual de bien, que nos fallan las fuerzas, que no vamos cara al aire, etc. Y claro, eso nos repercute no solo a nivel físico, sino a nivel emocional.

Empiezan los días grises del Crossfitter por culpa de la desmotivación. Faltan las ganas, las fuerzas y el timer ya no importa para nada. Eso sí, siempre nos quejamos de que podríamos haber dado un poco más de nosotros mismos pero no lo hacemos. Y si os soy sincera… Esta desmotivación es lo que más odio del CrossFit porque, aunque se trata de un deporte que me apasiona, me causa la misma sensación de odio que de amor.

¿Cómo salir de esa motivación?

Está claro que aquí, cada uno tendrá sus técnicas pero a mi, mi Coach me dio tres consejos que me salvaron la vida y que, aún a día de hoy, le agradezco después de cada WOD -¡sí, soy una maldita pesada!-.

Hay veces que hacemos las cosas porque tenemos que hacerlas, no porque queramos hacerlas. Y sí, me encanta en CrossFit pero ha habido días en los que la desmotivación me tenía todo el camino hasta el Box pensando “¿Y si doy la vuelta y voy a casa?”. Así no se entrena bien y claro, sales mucho peor al ver que no vas cara al aire. Por eso, los tres consejos que me dio mi Coach, los comparto con vosotros para que podáis salir de ese bucle de desmotivación.

NUNCA te fijes en los novatos

Primera regla de ORO para todos aquellos que nos encontremos en la tercera etapa del desarrollo Crossfitter. Es la más importante si queremos salir de la desmotivación en la que estamos falcados. Sí, es normal que miremos a los novatos porque, sin querer, sacamos al Coach que llevamos dentro. Pero evitad fijaros en sus avances, en cómo hacen los ejercicios y en cómo os superan. Es muy posible que no cuenten bien, sí, pero recordad que están en esa fase en la que la subida es estratosférica. Y sí, amigos, eso os va a hundir en la miseria porque irremediablemente os vais a comparar. Por eso, es tan importante no fijarse en los novatos, ¡para no compararse! Para salir del bache es más importante fijarse en compañeros que, más o menos, están a nuestro nivel. Ya veréis que así podréis fluir mejor con cada WOD y que empezaréis a notar los avances de vuestro propio entrenamiento.

Encuentra el punctum de tu motivación

Si hay algo que aprendí en la carrera fue a detectar los punctums. Son cosas que los que hacen audiovisuales conocerán. El punctum es ese ruido, lo que estorba y/o está fuera de lugar en una imagen y, por lo tanto, capta nuestra atención. Pues bien, es esencial que encontréis ese algo que os motiva o que os motivaba. Da igual si es volver a entrenar con un compañero –como me ha pasado a mi-, si es llevar un color concreto para entrenar o una canción. DA EXACTAMENTE IGUAL LO QUE SEA. Lo importante es encontrarlo y llevarlo contigo para que, en el momento que más falta te haga, lo puedas sacar y explotes tu propio potencial. Por supuesto, lo más importante cuando nos encontramos en la etapa de estancamiento es recordar por qué empezamos y cómo empezamos. Yo no hay más que pensar en mis mierda de Snatch del principio. Ese principio en el que usaba la barra gris que raspa como el diablo, ¿os acordáis vosotros? Pues eso es otro punto para poder volver a partir de cero. Por supuesto, evitad las comparaciones con vuestro yo principiante porque esa puede ser la más odiosa.

No pierdas el enfoque

A veces nos centramos mucho más en los resultados que estamos teniendo, en los WOD que nos tocan desde hace un tiempo y esto hace que nos desmotivemos porque no nos acaban de convencer. Pero eso es simplemente porque has perdido el enfoque, algo más simple de lo que parece. Recuerda SIEMPRE qué es lo que te llamó la atención del CrossFit como para acabar practicándolo. Es muy fácil perderse en la rutina de casa-trabajo-entrene-repeat y eso hace que no veamos nuestros sueños de principiante Crossfitter. Pero es esencial que vuelvas a verlos con cariño, amor y determinación par poder alejar la desmotivación de tus WODs. Céntrate en la felicidad que te daba antes el entrenamiento, lo bien que te sentías al darlo todo con tus compañeros y lo bonito que era conseguir un nuevo RM.

Lo más importante que tenéis que tener en cuenta es que no todos los días están para superarse, para tener un nuevo RM. Habrán días buenos, días menos bueno y días regulares, pero lo cierto es que los malos nunca existen. Siempre aprenderás algo nuevo, eso está claro. Como bien dice John Broz

“Si esperas el día en que te sientas bien para entrenar, estarías haciéndolo dos veces al año. Esos días son raros. Tu mente te juega trucos, aprende a ignorarlos y sigue entrenando.”

Zorranbrokn

Una chica más hablando de CrossFit y de todo lo que ello conlleva. Aunque un poco cruel y algo zorra, pero con amor. Always

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 + cuatro =