26 Oct 2016

El Crossfit a nivel mental

No sé cuántos artículos me habré leído sobre Crossfit de otras páginas. Perdí la cuenta antes de meterme de lleno en el mundillo y, ahora ya, no tengo ni idea de cuántos habré leído –y criticado, obvio-. El caso es que aún no he encontrado un solo artículo en el que se hable de Crossfit más allá de sus beneficios físicos o de si es una buena idea o no practicarlo porque es lesivo.

Es un poco frustrante ver que nadie más habla de lo que es el Crossfit a nivel emocional y, para mi, es lo que más importancia le da a este deporte. No sé a vosotros pero, a mi al menos, me ha cambiado mucho. Y no, no solo físicamente. Desde que empecé en esta aventura, he cambiado tanto que apenas puedo reconocerme ya con la persona que era. Supongo que a cada uno nos afectará de una forma completamente diferente, pero creo que si hay un beneficio que hay que destacar del Crossfit es que te cambia a nivel mental.

Que sí, que cualquier deporte te hace estar mejor contigo mismo porque generas más endorfinas y eso es lo que te hace sentirte genial. No solo contigo sino con el mundo que te rodea, pero es que eso no es solo lo que te da el Crossfit. Sé que hay muchas disciplinas que pueden decir que dan lo mismo que el Crossfit pero yo no estoy tan segura. Creo que no he conocido aún ningún deporte en el que la gente haya llegado rota y la haya reconstruido para hacerla una mejor versión de sí mismo. Y no, no creo que el Fitness lo haga, no al menos de forma “legal” –ya me entendéis-.

el crossfit a nivel mental

Lo que te da el Crossfit a nivel mental y nadie te cuenta

Más estabilidad emocional

Como buen deporte, el Crossfit te hace sudar, acelerarte y, por supuesto, generar adrenalina para estar a tope. Esto, como en cualquier deporte, hace que tu cuerpo segregue mucha más endorfina, que es lo que te hace sentir realmente bien al final de cada sesión –siempre y cuando tu mente no decida jugarte malas pasadas, claro-. Esto, hace del Crossfit un deporte que te hace sentir bien, pero no solo por eso. El hecho de que sea un ejercicio tan jodidamente intenso, hace que te calmes, que eches todo lo que tienes dentro, tanto lo bueno como lo malo. Esto, lo que consigue es que tu mente se libere de la presión, que se sienta más sin ataduras, por lo que, a medio-largo place hace que tú te sientas mejor contigo mismo y, no solo eso, sino que además, te ayuda a que la mente esté más relajada. Por supuesto, el hecho de que tu mente esté más relajada a diario, hace que tú tengas más paz mental y, claro, que tu estabilidad emocional exista –si es que antes no existía, como en mi caso-.

No es que esté diciendo que todos los que hacemos Crossfit éramos bipolares, sino que, simplemente, al estar más desestresados, somos capaces de mantener mejor la cordura sin acabar siendo agresivo-pasivos con todo el mundo.

Te da coherencia

No sé vosotros, pero yo antes hacía un poco más las cosas al tuntún, dejando que mi intuición me guiase. No es que sea mala idea esto, pero tampoco es que sea la mejor de todas, por supuesto. Antes, no me paraba a pensar las consecuencias o la repercusión que tendrían mis acciones, sin embargo, ahora, es lo primero que hago. Sopeso no solo lo que puede pasar, sino mis opciones. Y esto, se lo crea la gente o no, es una de las cosas que te da el Crossfit a nivel mental. Sí, porque como buen Crossfitter, siempre vas a tener que analizar los WOD y ver si eres capaz de hacerlo y sino, plantearte cómo vas a acabar. Por supuesto, un WOD, no es más que una situación más al cabo de tu día. Por eso, cuando aprendes a ser más coherente y precavido en tus entrenamientos, empiezas a trasladar todo esto a tu día a día. No es que no corras riesgos, pero sí que es verdad que sopesas mejor las consecuencias y las decisiones que vas a tomar. No es lo mismo hacer un AMRAP con 10kg más que menos y, algo así, es lo que te planteas en los momentos difíciles de tu vida.

beneficios del crossfit

Te dotará de paciencia

Paciencia… es una palabra bastante más fácil de decir que de hacer. “Yo tengo mucha paciencia”, sí claro. ¡¡YA ME GUSTARÍA A MI VER A ESA PERSONA ESPERANDO MESES A CONSEGUIR UN NUEVO PR!! Mi abuela siempre me decía que la paciencia es una virtud de la que todo el mundo se cree poseedor pero de la que nadie es conocedor. Y, JODER, a la mujer no le faltaba razón cuando me decía esas cosas. Desde que entreno Crossfit, sé lo que es el verdadero significado de la palabra paciencia. Nunca antes me lo había planteado, siempre me había considerado una persona medianamente paciente, pero nada más lejos de la realidad. En Crossfit, tienes que practicar mucho esta actitud, ya que es una parte esencial de tu desarrollo como Crossfitter. Por supuesto, es de lo que más necesitas en Crossfit a nivel mental porque sin ella no vas a poder conseguir nada de lo que te propongas ni en un millón de años. Entiendo a la perfección a todos esos Crossfitter que están intentando sacar, por ejemplo, el HSPU y el HSW y no sale por mucho que pasen los días. Pero en serio, ¡¡la paciencia es la clave!! Bueno, la paciencia y la práctica diaria. Quizás ahora os parezca poco, pero 5’ de práctica diarios os hará conseguirlo un día, porque sí.

Te hace ser más coherente

Si hay algo que tu Coach te va a exigir es que seas coherente y sincero, por supuesto. Él te va a ayudar en todo momento, pero no es tu madre. Está bien que le preguntes, que le pidas consejo, pero no esperes que lo haga todo por ti porque eso nunca va a pasar. Si hay algo que tienes que aprender del Crossfit a nivel mental, es que la coherencia, en este deporte, tiene que ser tu mejor amiga. A pesar de lo que muchos dicen, el Crossfit no es un deporte lesivo, sino que las personas que lo practican SIN SER COHERENTES se lesionan. Y eso, señores, es la gran verdad. Lo mejor del Crossfit en este aspecto es que lo puedes –Y DEBES- aplicar a todo lo que hagas. Sé coherente con todo lo que hagas, no esperes recibir más de lo que das y nunca esperes menos. Aunque las cosas tarden en llegar, siempre llegan y, por supuesto, si se hacen con cabeza siempre se conseguirán los mejores resultados. Así que, por favor, aprende a que la coherencia es la base para que todo salga bien, que todo funcione y que consigas los mejores resultados, esos que te has planteado. Pero piénsalo tanto dentro como fuera del Box.

Te enseña a querer de una forma diferente

Conforme vas avanzando en tu época Crossfitter y vas creciendo en el Box, te vas dando cuenta de que tu apreciación del amor es diferente. Ya no tienes esa concepción de los cuentos de Disney en los que ambas partes se lo dan todo de forma incondicional, sino que empiezas a ver el amor –en todos sus ámbitos- de una forma diferente. Querer, en el Box, con tus compañeros, tiene un significado completamente diferente y, por supuesto, más amplio y que te llena más. Dejas de exigir y te centras más en dar. Esperas menos, pero das más, ese es el cambio que te da el Crossfit a nivel mental. Sí, quieres, pero sin condiciones y sin compromiso, sin prejuicios y sin obligaciones. Quieres a todos tus compañeros, los aprecias, sabes que la familia está ahí, pero que no tiene por qué quedarse por obligación. Es una forma de amor que solo entiendes cuando aprendes a que el egoísmo, la competitividad –entendida como rivalidad- y los prejuicios no te sirven de nada en un sitio donde todos hacen lo mismo que tú: luchar por conseguir sus objetivos y disfrutar de un entrenamiento en equipo.

Yo, al menos, desde que practico Crossfit, soy completamente diferente, una nueva versión de mi misma, no sé si mejorada, aunque me gusta creer que sí. Así que, por favor, si te estás planteando en empezar, no solo lo hagas por todo lo que te dará el Crossfit físicamente, sino plantéate TODO lo que puede darte el Crossfit a nivel mental. Te aseguro que valdrá la pena haberlo, al menos, intentado.

 


Zorranbrokn

Una chica más hablando de CrossFit y de todo lo que ello conlleva. Aunque un poco cruel y algo zorra, pero con amor. Always

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × 3 =