28 Ago 2017

El Día Z, el día de los No Atletas

Creo que no, esto no es lo que crees. Sé que crees que esto es el sitio donde apuntarte a las actividades que vamos a tener El Día Z, pero lo cierto es que no. Lo cierto es que esto va un poco más allá. Son muchos los zorritos y las Elite Zorritas que me han preguntado sobre el tema y creo que –a pesar de que más fácil no lo puedo haber explicado, porque es para rubias SIN DUDA- hay cosas que tenéis que conocer.

Sé que muchos ponéis en tela de juicio el tema de salir del anonimato. No hace mucho os conté lo que implicaba ser Zorranbrokn y no, no es algo que sea fácil, sobre todo por la familia, toda esa gente que, día a día, me brinda su calor y su apoyo. Por supuesto, el miedo y un trastorno de personalidad múltiple cada vez más arraigado, son otros dos factores que empiezan a poder conmigo, a minarme la moral y, of course, a hacerme buscar una salida para poder afrontar todo este proyecto desde una nueva perspectiva.

Sí, se va a perder un poco el rollo del anonimato pero creo que El Día Z es algo que nos merecemos muchos, algo por lo que una gran comunidad ha estado clamando, casi en silencio o por lo bajini en un rincón de cualquier Box. Y creo, que toda esa gente forma parte de un todo, de un mismo grupo: Los Z. Y sí, Los Z sois todos esos los que me dais un like, los que me apoyáis, los que comentáis, los que me hacéis reír y llorar, los que me ponéis de los nervios o me sonrojáis porque ya sabéis que TODOS somos Zorranbrokn, o al menos esa es mi idea. Pero lo cierto es que El Día Z nace por algo mucho más grande, algo más profundo y con un significado mucho más oscuro, más de lo que quiero reconocer.

¿Por qué los Z?

La idea de Los Z, se me ocurrió un día hablando con mis compañeros. No es que hiciese ningún comentario fuera de lugar o más raro de lo normal, simplemente dije que estaba cansada de sentirme fuera de ese pequeño y reducido grupo de RX o competitors. No sé muy bien por qué, pero lo cierto es que en la época de verano me siento como que no pertenezco a este mundillo, que no soy una Crossfitter de verdad y todo porque no soy una de esas personas que son echás pa’lante y que deciden competir con dos cojones bien puestos.

Quizás sea por eso que me siento un poco como que no encajo en todo este mundo. Sin embargo, ese día me di cuenta de que no soy la única que se siente así. Compañeros máster +50 que no se pueden comer un colín en ninguna competición de España porque las categorías son una estafa –al menos a mi parecer-, compañeras que se ven aplastadas por otras que, por el simple hecho de tener un pódium, se apuntan en categorías que no son las suyas; o compañeros que simplemente, no sienten esa necesidad imperante de demostrar lo que valen en una simple competición. Y sí, más allá de que todos coincidimos en el hecho de que las competiciones son caras de cojones y que parecen mofarse con todos porque, a pesar de pagar, en casi ninguna te dan un mísero botellín de agua… es lo único que parece identificarte como Crossfitter, a pesar de que yo peleo, lucho, sudo y lloro igual que cualquier otro que hace Crossfit. Aún así, me doy cuenta de que no estoy sola, de que somos muchos los que nos sentimos parte de algo, pero fuera de un todo.

Y entonces, mi mente hizo clic y comprendí que nosotros -o la mayoría de esta comunidad- somos Atletas de a pie. Personas que viven este deporte más allá de demostrar sus cualidades y más allá de por un tema de simple salud. Somos personas que compartimos una ilusión, una pasión y que, a pesar de no ser capaces de demostrarlo –sea por la razón que sea-, amamos un deporte que nos ha llevado a ser mejores de lo que jamás creímos. Pero, a pesar de ello, no nos comemos un colín y somos los únicos que no podemos disfrutar de nada a excepción de aplaudir y animar a nuestros compañeros desde las gradas. Somos como el último eslabón de una escala alimenticia donde el postureo y el mover kilos es lo único que realmente manda –quitando de esa lista a los ATLETAS de verdad e incluyendo a los “athletes”-. Y Los Z, somos esos Crossfitter que no estamos ahí, porque no queremos o no podemos, pero que parece que somos los olvidados en cualquier movida que se haga.

El Día Z

¿Por qué El Día Z?

Partiendo de esta idea y con todo el jaleo mental que supone ser La Zorra, con una ilusión tremenda por cambiar un poco las cosas… nace la idea de hacer algo diferente para la comunidad. Sí, para todos, todos aquellos que se sienten parte de algo, de nada o se sienten fuera de lugar en una sociedad clasista, que juzga antes de conocer y de saber. Para todos esos que, en algún momento de su vida también han querido formar y crecer con algo que les pertenezca porque les hace sentirse a salvo de lo que los que no quieren entender este deporte nos hacen sentir.

Por eso, El Día Z nace con la intención no de ser un evento de referencia, sino simplemente ser la referencia, un lugar de encuentro para muchos de nosotros. Un sitio donde poder disfrutar de una de las bases de este deporte, una de las razones que nos ha hecho permanecer enganchados de forma incondicional: la comunidad. Todos estamos acostumbrados a tener días de community. Quien más y quien menos, ha experimentado una BBQ, una competición interna… Un algo que le ha hecho pensar “Joder, es que estar aquí vale realmente la pena”. Por eso, este evento pretende ser eso, un Community Day a gran escala, con muchos Crossfitter reunidos, compartiendo experiencias, emociones, un sentimiento y, sobre todo, ¡¡conocimientos!!

Porque esa es otra… ¿en qué evento se nos enseña a ser antes personas que puntos? ¿En qué evento realizado hasta la fecha se nos permite aprender, disfrutar y ser nosotros mismos, sin presiones y sin expectativas? En ninguno, o al menos de los que yo he visto. Por eso, El Día Z representa ese evento en el que CUALQUIER Crossfitter puede venir a disfrutar, DE LO QUE QUIERA, CUANDO QUIERA Y PORQUE QUIERA.

Además, es la mejor forma de ponerle un punto y final –así como un comienzo- a un nuevo curso. Cerramos temporada alta de competiciones y lo hacemos por todo lo alto, creando un evento único, de cierre y que para nosotros implique mucho más que un simple evento, sino una recarga de energía, un momento único que nos dé la energía y la motivación que necesitamos para seguir exprimiéndonos al máximo en cada WOD. Porque El Día Z será el día en el que TODOS los que creamos comunidad, todos los que queremos hacer de este deporte un deporte único… ¡lo lograremos! Y por fin tendremos un sitio en el que sentirnos bien, hacer familia y sentir que tenemos un hogar más allá de las puertas de nuestro Box.

¿Qué va a pasar en El Día Z?

Supongo que, habiendo leído todo lo anterior, podéis entender un poco mejor qué es el Día Z y qué es lo que va a suceder. Por supuesto, la parte central del evento va a ser la comunidad, pero también nuestro deporte tendrá su parte, ¡en su totalidad!

Este evento nace con la idea de ser algo así como un festival, una feria en la que cada Crossfitter sea capaz de arreglarse su día a su gusto y semejanza, sin unos Heats marcados, sin cosas que no le gusten… Algo hecho para todos y cada uno. Por eso, la idea principal es que cada uno de los asistentes pueda disfrutar de algo único y que sean ellos los que decidan cómo ponerlo en práctica. Por eso, vamos a tener todo lo esencial para cualquier Crossfitter: desde un WOD hasta la cerveza postworkout.

Por eso, en El Día Z vamos a disfrutar de tantas cosas como nos dé la gana, la vida y las agujetas. Tú serás tu propio Coach ese día y te advierto: VAS A TENER QUE APRENDER A ESCUCHAR A TU CUERPO Y A TU MENTE. Porque vamos a tener seminarios –de Halterofilia, Gimnásticos, Mobility y Aeróbico-, Talleres –de peluquería y para culitos de Stripper exigentes-, Charlas –de nutrición, de fisioterapia, motivación y de embarazo-, entrenamientos –con un SÚPER ZORRAWOD-, zona de Community, comida, AGUA GRATIS –porque un evento deportivo sin agua gratis no es un evento deportivo…-, un Zorribrunch y, por supuestísimo y no menos importante… ¡la presentación de la Zorra de las zorras!

El Día Z

Si tú también quieres que este sea tu sitio, que el Día Z se convierta en tu hogar y quieres disfrutar de una experiencia única, ¡¡mueve el culo y compra tu entrada!! Por supuesto, esta entrada te da derecho a hacer TODAS Y CADA UNA DE LAS ACTIVIDADES QUE QUIERAS durante el evento. Así que… empieza a comerte el coco y a plantearte tu horario porque… El Día Z en su versión 1.0 va a ser, ¡¡¡¡LA HOSTIA!!!!


Zorranbrokn

Una chica más hablando de CrossFit y de todo lo que ello conlleva. Aunque un poco cruel y algo zorra, pero con amor. Always

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × tres =