10 Jun 2017

Cómo enamorar a una Elite Zorrita

El otro día tuve una de las conversaciones más difíciles del mundo con uno de los Crossfitter aquí reunidos. Creo que ya me he acostumbrado a que me pidáis consejo sobre alimentación, sobre entrenamiento y sobre el día a día. no sé cómo he acabado siendo una gurú de la vida, pero me vale si a vosotros os hace felices. Sin embargo, el otro día uno de vosotros me hizo ejercer de algo de lo que no había ejercido en mi puta vida: de celestina. ¿Por qué? Pues porque me preguntó cómo enamorar a una Elite Zorrita.

Y no es que no se me dé bien hacer de celestina –la verdad es que no tengo ni idea de si se me da bien o no porque no lo he hecho nunca-, pero no sé yo si eso de dar consejos maritales es lo mío. Si os soy sincera me he pasado gran parte de mi vida soltera y las relaciones que he tenido no es que hayan sido dignas de admirar, la verdad. Por lo que, cuando me lo dijo solo se me pasaron dos cosas por la cabeza:

“Esto acaba en desastre. Seguro que le digo algo, le doy algún consejo y la lío parda. No tiene sentido que yo le dé consejos sobre amor cuando mi vida amorosa hasta la fecha ha sido una ruina. ¿Y si le desgracio la vida, al pobre? Mejor no le digo nada. Mejor le digo que no estoy capacitada y así me evito marrones.”

“Alto. ¿Enamorar a un Elite Zorrita? ¿¡Y yo que carajos sé!? ¿Habrá algo en común que nos haga sentir atracción por un hombre? ¿De verdad hay un denominador común? ¿Cuál? Habrá algo más que el Crossfit, ¿no? Al final todas crecemos con valores parecidos…”

Y, por supuesto, en ese momento fue cuando se me encendió la bombilla y comprendí que sí, que la gran mayoría de las Elite Zorrita –al menos las solteras- tenemos bastantes cosas en común. Supongo que las “casadas” también, pero como la gran mayoría empezaron con sus parejas antes de conocer el Crossfit, supongo que no entran en juego los mismos factores. Sin embargo, sé que en mi Box –como en muchos otros, seguramente- han nacido parejas y es inevitable fijarse en que el amor, en el Box, puede nacer. Aunque he de decir que yo soy súper contraria a eso a no ser que lo tenga MEGACLARO porque ya sabéis… Que no te metan la p***a donde tengas la olla. Y al final, si las cosas no salen bien, si no acabáis bien… ¡todo van a ser jaleos! Y por supuesto, que enamorarse de una Elite Zorrita tiene muchos riesgos. Es un camino de ida pero no de vuelta y eso es así y todas las Elite Zorrita lo sabemos.

Por supuesto, es inevitable que, casi de forma automática te enamores de una Elite Zorrita, porque somos de lo que no hay. Estamos hechas de otra pasta, una pasta que cuesta mucho de encontrar y, por supuesto, que se cotiza más que el caviar.

cómo enamorar a una Elite Zorrita

Las cinco cosas que enamoran a todas las Elite Zorrita

Que entrene, pero de verdad

Una Elite Zorrita es una mujer que tiene muy claro que al Box se va a entrenar. A hacer vida social, a conocer a gente y demás también, pero eso es simplemente secundario y no es lo que de verdad importa. Ya os he dicho que una Elite Zorrita no entrena solo por un físico sino porque hay algo más allá. Y ese algo más allá es el deporte que practica. Un deporte que la ha hecho conocerse a sí misma, un deporte que le ha enseñado todo lo que es, lo bueno y lo malo. Por eso, cuando quieres enamorar a una Elite Zorrita tienes que sentir el deporte, vivirlo, hacerlo propio y no solo practicarlo. Practicar un deporte no tiene valor si no se siente pasión por él. De hecho, enamorar a una Elite Zorrita no pasa por ser Crossfitter –aunque obviamente dará miles de puntos-, porque conozco a increíbles Elite Zorritas que están con triatletas, halterófilos y runner. Y eso –aunque algunos no me caigan bien- me parece lo más increíble del mundo porque ver la belleza de una persona más allá del deporte que practica es una de las mejores cosas que podemos hacer las Crossfitter.

Por supuesto, si haces Crossfit tienes mucho terreno ganado porque, a su lado, no serás un esparraguito, sino que serás un tío al que dé envidia mirar. Grande, con una espalda que apetezca besar, unas piernas fuertes y trabajadas –aunque parezcan baguettes que las hay, por ejemplo las de mi Coach-, un cuerpo proporcionado… Al fin y al cabo, un cuerpo que da gusto solo de mirarlo. ¿Cómo no vas a enamorar a una Elite Zorrita así? Si a la estética le mezclas la pasión por el deporte… tienes un 40% ganado ya. Palabra de Zorra Cr***f**ter

0 arrogancia, gracias

No sé vosotras pero, desde que hago Crossfit, me he dado cuenta de que los hombres –sin querer o queriendo- no pueden evitar hacer gala de su arrogancia. A algunos se les nota más y a otros menos, pero es casi imposible que un hombre no haga cosas del tipo aladear de lo fuerte que está, lo bueno que es su trabajo, el dinero que tiene… Que sí, que muchos estaréis pensando en ese retrasado del Box que lo hace, pero siento deciros que esa gente, no entrará nunca en mi descripción de Crossfitter por lo que nunca se verán reflejados en mis artículos. Claramente, un Crossfitter no hace eso. Sabe lo que es el respeto por lo que nunca irá alardeando ni compitiendo solo por el gusto de sentirse más macho. Algo que, personalmente –y no personalmente- me parece patético además de pasado de moda. ¿Qué hombre necesita hacerse valer más que una mujer para demostrar que es hombre?

No es que ese tipo de hombres no valgan la pena pero creo que no valen la pena para nosotras. Porque, al fin y al cabo, si hay algo que compartimos las Elite Zorritas es un sentimiento de respeto bastante arraigado ya que en el Box nos han enseñado que somos igual de poderosas que un hombre y que no hay nada que pueda hacernos creer lo contrario. Por eso creo que, la arrogancia no es algo que te ayude a enamorar a una Elite zorrita, sino que, al contrario, el respeto por la comunidad, por las personas es lo que ella se fije en ti porque verá que no solo tenéis una pasión conjunta, sino que además, tenéis valores compartidos y eso, a la larga, es lo que más importa.

Con objetivos

No sé si es la edad, el Crossfit o el mix de ambas cosas pero lo cierto es que, desde hace un tiempo, tengo muy claro lo que quiero y mucho más en lo referente a los hombres. Con todas las Crossfitter con las que he hablado, hay algo muy parecido entre nosotras: no queremos a hombres indecisos. Si algo nos ha enseñado el Crossfit es que la vida está hecha para vivirla, con convicción, sin miedos y sin titubear porque, si haces ejercicios con miedo, titubeando o sin convicción puedes tener un accidente y eso es lo último que quieres. Supongo que algo igual pasa cuando hablas de sentimientos con una Elite Zorrita y más si es soltera. Supongo que llegas a la conclusión de que mejor sola que mal acompañada. Por eso, no puedes enamorar a una Elite Zorrita si no tienes las cosas claras, si no sabes lo que quieres –ya sea en la vida o en esa relación-, si vas de “alma errante” y si te van más los juegos que otra cosa. Porque para un Crossfitter –me da igual si es hombre o mujer- el Box es como su segunda casa y, por supuesto, los rollos y las historias las quiere fuera de ese entorno porque es en el único sitio en el que puede ser él/ella misma. La gente con objetivos nos demuestra seriedad, constancia y dedicación, algo que para enamorar a una Elite Zorrita tienes que tener, pero no solo dentro del Box, sino en la mayoría de las facetas de tu vida porque, al igual que lo aplicamos en el WOD, lo aplicamos en el resto de nuestra vida, en el día a día.

Que sepa lo que es la comunidad

No os voy a mentir, señores, pero es cierto que para enamorar a una Elite Zorrita es indispensable tener una cualidad y esa es el sentido de “pertenencia”. No me refiero al hecho de querer ser de alguien o que alguien quiera que tú seas de su propiedad, hablo más bien de esa sensación de pertenencia a algo más grande, a una comunidad, a un núcleo. Eso, para cualquier Crossfitter es indispensable, creo yo porque, para nosotros eso es, en parte, Crossfit. Somos una gran familia y si quieres enamorar a esa compañera, sabrás de lo que te hablo. Por eso, sabrás que, para ser parte de la comunidad tienes que aplicar un solo concepto: compartir. Sí. Al menos, en mi caso, creo que saber y querer compartir es esencial a la hora de que me enamoren. Y no me refiero a que “lo tuyo es mío y lo mío tuyo”, sino que voy un poco más allá. Voy a la raíz del problema, voy al egoísmo. Cualquier Elite Zorrita lo comparte TODO con sus compañeros, desde agua a sus conocimientos o trucos para sacar adelante sus ejercicios. Y sí, querido, si realmente quieres enamorar a una Elite Zorrita tienes que ser de esas personas, una de esas que no le importe dar sin casi recibir porque es más valiosa la sensación de ver que has conseguido hacer feliz a alguien sin tener que recibir nada a cambio. Igual que pasa cuando enseñas a un novato a hacer sus primero Toes To Bar, por ejemplo. Por eso, si quieres enamorar a una Elite Zorrita debes tener muy claro que ella va a compartirlo TODO contigo –desde sus alegrías hasta sus tristezas- porque sabe que esa es la base de la familia, de la comunidad, de la unión. Ser un egoísta lo único que le demostrará es que eres incapaz de estar ahí cuando ella más te necesite, por lo que estás fuera de su wish-list.

Que tenga carácter

A ver, no nos engañemos… ¿a qué Crossfitter le gusta la gente insulsa, esa que se deja llevar por las masas? La mayoría de nosotros hemos pasado por los peores comentarios acerca del Crossfit, pero aún así, hemos sacado pecho y nos hemos seguido sintiendo orgullosos del deporte que practicamos porque lo hacemos con pasión, con amor y porque es lo que nos hace ser felices. La gente que solo se guía por las modas –que de esos hay muchos en el Box y más ahora de cara al verano- nos da un poquito de repelús. Obviamente los respetamos –porque ya os he dicho que el respeto es la base de todo y para todo- pero no es que los tengamos en cuenta en lo que a comunidad se refiere. La gente insulsa, sin carácter –que no me refiero a que sean PitBulls- no suele representarnos ningún tipo de reto y a eso es a lo que nos hemos acostumbrado los Crossfitter. Si lo que quieres es enamorar a una Elite Zorrita, no estoy diciendo que vayas de macho alfa, de líder de la manada o como quieras llamarlo, pero sí que tienes que tener vida dentro y no horchata en las venas. La gente con carácter es la que tiene valores, es la que vale la pena conocer y mantener a tu lado por eso, esta es una de las características que estoy segura que más llama la atención a las Elite Zorrita. Porque tener carácter implica tener tesón y el tesón no darse nunca por vencido y eso, señoritos, es lo que hacemos nosotras porque no nos dejamos avasallar por lo que nos dicen, no paramos aunque haya gente que lo veo con malos ojos. ¿Cómo no nos vamos a enamorar de una persona que, además de tener claro lo que quiere, tiene esa tenacidad para conseguirlo?

 

De todas formas, entres o no en esta descripción, estés o no de acuerdo conmigo, querida Elite Zorrita, tanto tú como yo sabemos que no nos sirve cualquier hombre porque un no Crossfitter sería incapaz de entendernos porque “solo entiende mi locura quien comparte mi pasión”.

 

 

P.D: Gracias un millón de veces a María Estévez  y Juan Piris por regalarme esta fotaza para este artículo. <3


Zorranbrokn

Una chica más hablando de CrossFit y de todo lo que ello conlleva. Aunque un poco cruel y algo zorra, pero con amor. Always

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × cinco =