03 Ago 2016

Cómo no engordar en exceso estas vacaciones

Llega el momento preferido y, también, más odiado de muchos de nosotros: las vacaciones. La gran mayoría de nosotros las esperamos con tanta ansia porque suponen el momento perfecto para desconectar de todo lo que nos estresa día a día y descansar. Sobre todo descansar y dormir, algo así para recuperar las horas de sueño perdidas desde los últimos 365 días desde las ultimas vacaciones de verano.

Sin embargo, estoy segura de que, como yo, hay otras 100.000 Zorras Crossfitter acojonadas por irse de vacaciones y volver cual bola de demolición. Sí, es lo que pasa cuando te vas de vacaciones y te dejas llevar y acabas comiendo hasta reventar. Sobre todo si te vas a un todo incluido, eso es la muerte. El caso es que esto es una de las cosas que más nos preocupan a todas ya que para quitarnos esas barriguita, esas cartucheras y tener un culito bonito y firme… ¡lo nuestro nos ha costado! Por eso, cuando te vas de vacaciones tienes que disfrutar pero tampoco hace falta que te llenes hasta reventar.

engordar en exceso

Las 4 cosas básicas que debes hacer para no engordar en exceso

Bebe mucho agua

Tampoco hace falta haber estudiado nutrición para saber que el agua será vuestro mejor aliado en vacaciones. El hecho de beber al menos 2 litros de agua al día os ayudará a depurar el organismo ya que os hará ir al baño con más asiduidad ayudándoos a eliminar la mayor parte de las toxinas que vuestro propio organismo ha ido creando. Pero además de esto, conseguirá que vuestros órganos estén sanos y limpios. Por supuesto, el mayor problema en verano es que cambiamos la dieta y nuestros hábitos alimenticios por completo. Esto hace que, como todo, los órganos se resientan y puedan trabajar un poco peor. Por eso, el agua os ayudará a mantener el engranaje a tope. Por supuesto, toda la cantidad de alcohol que bebemos durante las vacaciones afecta a nuestro cuerpo, por eso es muy importante compensarlo con agua para no deshidratarnos, por ejemplo.

Mantén un ritmo en tus comidas

Lo peor de lo peor de lo peor es que cuando te vas de vacaciones sueles elegir hoteles con Buffet y Todo Incluido lo cual no ayuda a que pares, en algún momento, de comer y de beber. Esto hace que comamos hasta el overbooking, incluso llegando a encontrarnos realmente mal por culpa del empacho. Por eso, es mejor llevar más o menos, un horario y unas comidas controladas. Sigue intentando hacer tus cinco comidas diarias: tres fuertes y dos picoteos. De este modo, tu cuerpo no colapsará y acabarás con un “Lleno, por favor no molesten”. Además, de esta forma tampoco pierdes la rutina en las comidas, por lo que a la vuelta te costará mucho menos tener que volver a coger este hábito alimenticio.

Intenta que las comidas no se te vayan de las manos

Como ya he dicho, en verano y en vacaciones solemos comer hasta el overbooking. Teniendo en cuenta que al ser deportistas y mujeres, sé que la gran mayoría viviremos permanentemente a dieta. El problema es que cuando llegamos a las vacaciones.. ¡nos volvemos locas! Sí, desbarramos sin importar cuánto y echamos cálculos pensando “Si luego hago X burpees, lo quemo todo”. El problema es que nunca los hacemos, por lo que se acaba complicando todo y claro… al final comemos por comer y, sin querer, engordamos. Para evitar esto, lo mejor es elegir una comida en la que pasarse, es decir, en la que poder comer lo que queramos pero tampoco hasta estallar. Mi consejo es que sea siempre la comida pues es en la que tenemos más probabilidades de quemar algunas de las calorías que hemos ingerido de más. En la cena, lo mejor es intentar cenar poquito y siempre verdura y lo más fresco posible.

Intenta moverte un poco

A ver, en vacaciones no solo se engorda por lo que se come sino porque somos incapaces de mover el maldito culo. Eso de “estoy de vacaciones y hay que descansar” no es tan buena idea. El cuerpo, a lo malo pronto se acostumbra y sintiéndolo mucho, lo más normal es que cuando volváis a la rutina, os acabéis agobiando porque habéis perdido todo el fuelle. No digo que entrenéis todos los días tampoco, pero intentad manteneros activas. Pasead por la playa, salid a caminar de forma moderada alrededor de 40 minutos por la mañana o por la noche, o, si estáis en un país desconocido, lo mejor es que os pateéis la ciudad en vez de ir en taxi, bus turístico, etc.

Recordad que las vacaciones están para disfrutarlas y vivir agobiada durante el tiempo que estéis de escapada no os va a venir nada bien. Fluid esos días, pero con estos consejos conseguiréis no volver como un globo. Eso sí, algunos kilitos de más son inevitables, así que tampoco os sintáis excesivamente culpables.


Zorranbrokn

Una chica más hablando de CrossFit y de todo lo que ello conlleva. Aunque un poco cruel y algo zorra, pero con amor. Always

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

15 + dieciocho =