29 Jun 2016

La verdad sobre las etapas de vida de un Crossfitter

No hace mucho leí un artículo de Work Of Day en el que hablaban de las etapas de vida de un Crossfitter. Bonito pero poco real. Y no es por criticar porque es un gran artículo, pero está escrito más con el corazón y la mirada de un Crossfitter que de alguien realista y pragmático.

Lo que sí que es totalmente cierto es que, los Crossfitters, tenemos un período de vida limitado. No quiero decir que nos lo dejemos o que nos matemos en alguna de esas Rope Climb. No, no me refiero a eso. Me refiero a que todas las etapas, al menos en el CrossFit, son cíclicas –aunque supongo que en el resto de los deportistas también-.

etapas de vida de un crossfitter

¿Cuáles son las etapas de vida de un Crossfitter?

Uno de mis Coach –un hombre muy sabio, por cierto-, me dijo un día que el CrossFit tiene cuatro etapas. Yo, ese día, estaba extasiada por todo lo que estaba consiguiendo. Buena forma física, levantar cada semana un poco más de peso, un poco –poquitín, mejor- de mejoría en la técnica, más enterada de lo que era el mundo del CrossFit. Sí, vivía en la inopia. Pero eso nos pasa a todos como principiantes. El caso es que, cuando se lo comenté, me soltó la bomba de Hiroshima. Una bomba que, hasta hoy, no he sabido comprender.

La etapa principiante

Es una de las etapas más bonitas, más divertidas y más complicadas de llevar. Es esa etapa en la que no paras de verte mejorías en TODO. Y sí, en todo es en todo. En la técnica, en el cuerpo, en los pesos, en la gente que conoces, en el dominio del Diccionario de CrossFit… Todo va viento en popa porque sí, todo son mejoras y parece imposible que exista la desmotivación. Aunque las agujetas son constantes… ¡eres jodidamente feliz porque ves que mejoras en todo lo que te propones! Esta etapa dura aproximadamente de 3 a 5 meses, dependiendo de las ganas que le eches y del tiempo que le dediques a entrenar.

Etapa 1: principiante

La fase de la técnica

A partir de la época de principiante empiezas a entender muchas cosas del CrossFit que antes no entendías y que tampoco apreciabas. Por ejemplo, entiendes que el timer ya no es tu enemigo, sino tu aliado; aprendes a apreciar tu cuerpo y a no forzarlo más de lo estrictamente necesario; empiezas a amar la técnica. Esta etapa es una de las más turbulentas porque la mayoría de los Crossfitter se siente poderoso aún, ve resultados pero a un ritmo muy lento. Sí, su cuerpo sigue cambiando, se cambia a nivel emocional y sigues aumentando los pesos. Pero ya no es lo mismo porque no es a esa velocidad vertiginosa que experimentabas al principio. Esta etapa dura más o menos un par de meses, tampoco mucho por lo tanto no te desesperas en exceso.

etapa 2: técnica

La fase del estancamiento

¡¡Sí!! Esta etapa es la que más odiamos TODOS los Crossfitter que llevamos ya tiempo en este deporte. De pronto un día te levantas y, ¡¡PUF!! Parece que se ha ido todo al aire. ¿Por qué? No tienes ni puta idea pero sabes que la técnica falla, que los pesos no son los mismos, te sientes más patoso, tardas más en acabar los WOD –y si los acabas en el Time Cap mucha suerte has tenido-, estás como más empanado básicamente. Y sí, esta es la fase más larga de todo Crossfitter y la más desesperante. Los días regulares son pan de cada día, los malos abundan y los buenos escasean mucho. La putada de todo esto, es que ahí es cuando la mayoría empezamos a caer en la desmotivación. Vamos al Box porque nos encanta pero salimos con un sabor agridulce, como si hubiese algo que no ha conectado. Por mi experiencia, esta etapa se puede alargar entre 5 y 8 meses con mucha calma.

etapa 3: estancamiento

La fase del renacimiento

Cual Ave Fénix, los Crossfitter renacemos de nuestras cenizas. Sin saber muy bien cómo –o al menos yo-. Aunque nos encante este deporte, todos pasamos por una mala época, sobre todo los que no somos de motivación duradera –que todo tiene un límite, majos-. El caso es que, igual que en la fase de estancamiento, un día te levantas y llegas con una energía diferente al Box y de pronto todo es de color de rosa. La técnica empieza a rozar la perfección, los pesos avanzan -¡sí empiezas a tocar los RX!-, estás más contenta, más motivada… Y es ahí cuando puedes decir que eres una Crossfitter de verdad y no un prototipo de Crossfitter.

etapa 4: renacimiento

 

Y sí, así vamos todos los Crossfitter. Aunque sí que es cierto que no todas las etapas son cíclicas, todas se repiten al menos una vez. En el caso de la primera y la segunda lo hacen cuando pasas de Scaled a RX. El resto, chicos, aunque es una putada… Se repite más veces de las que a todos nos gustarían. Yo ahora ando por la tercera. Creo.


Zorranbrokn

Una chica más hablando de CrossFit y de todo lo que ello conlleva. Aunque un poco cruel y algo zorra, pero con amor. Always

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × cuatro =