25 Ene 2016

Cómo prevenir el flato en los entrenamientos de CrossFit

Si hay algo que odio mucho en los WOD es el maldito flato. Llega sin avisar y en el peor de los momentos haciendo que pierda el ritmo y que no pueda llegar a tener un buen tiempo. Ya sabéis que el tiempo es algo que nos marca mucho a los Crosffitters en los entrenamientos. Siempre queremos dar un poquito más de nosotros mismos y conseguir un mejor resultado.

El problema es cuando te llega el flato, ese terrible amigo que te va a acompañar el resto de WOD. O no si sabes lo que tienes que hacer. El problema es que cuando tenemos flato no sabemos muy bien qué tenemos que hacer y tendemos a pararnos en seco y a intentar recuperar el alma a través del aliento.

Flato en WOD

¿Por qué tienes flato?

Los que hacemos CrossFit sabemos que el flato es algo que llega sin avisar y que nos jode mucho. No solo porque duele un huevo y parece que has perdido el alma, sino por lo que ya he comentado antes: pierdes tiempo y te jode tu propia marca personal.

El flato aparece cuando hacemos algo a una intensidad más elevada de lo que debemos, algo que pasa mucho en los WOD. Aún así, hay algunas teorías bastante lógicas de por qué tenemos flato. Una de ellas es que viene porque tienes el estómago demasiado lleno –por comida o agua- y esto hace que se cree una tensión en los ligamentos que unen el estómago y el diafragma, haciendo que te duela por culpa del peso del estómago.

Otra teoría, presupone que es porque el diafragma no recibe la cantidad de oxígeno indicada y, lo peor, lo hace de forma irregular. Está claro que es normal en un WOD, por eso es esencial mantener un ritmo constante para no hiperventilar.

Consejos para evitar el flato en los WOD de CrossFit

No comas o bebas mucho antes de empezar

Más allá de porque puedes acabar vomitando en un WOD, es recomendable no comer mucho antes de entrenar. Una pieza de fruta o un puñado de almendras te bastará para no morir entrenando pero no te hará padecer flato o acabar vomitando y tener que dejarte el entrene. Hazlo siempre, como mínimo, una hora antes de empezar la clase. Es importante beber de forma constante, pero solo CONSTANTE. No vale un tragazo de agua cada x, hay que hacerlo poco a poco y con sorbitos pequeños así no te encharcas el estómago.

Reposo activo

Si tienes flato NO pares en ningún momento. Lo peor que puedes hacer es pararte en seco para volver a respirar. Sí, es algo que hacemos todos por inercia –hasta yo que me sé la teoría- pero no es lo mejor. Si quieres, da vueltas en círculo mientras respiras para retomar el aliento, sigue haciendo el ejercicio pero baja la intensidad. El flato desaparece al ratito.

flato en crossfit

No pares en seco para evitar el flato

Respira de forma controlada

Esta es la fórmula mágica que ningún Crossfitter consigue, lo sé por experiencia. Es algo complicado sobre todo si estás haciendo burpees o knees to chest, pero es esencial controlar la respiración en todo momento o sino el diafragma se descontrola y es cuando aparece el flato.

Respira por la boca

Aunque todo el mundo te dirá que inspires por la nariz y sueltes por la boca, no es lo más aconsejable y menos en CrossFit, con ejercicios de alta intensidad. Lo mejor es respirar por la boca para que las inspiraciones sean más profundas y te llegue la máxima cantidad de oxígeno a los pulmones. Detalle por si no te has dado cuenta: cuando tu cuerpo está agotado, automáticamente empiezas a respirar por la boca. Si el cuerpo lo hace solo y, según dicen, es sabio, hazle caso y ponlo en práctica desde el principio.

No vayas a tope

Esto es un error que cometen sobre todo los novatos, si ves que alguien te mira en plan “está loco” es por algo así que hazle caso. Lo peor que podemos hacer es empezar el WOD a saco, como si no hubiese mañana porque esto va a hacer que pierdas el ritmo cardiorespiratorio en un plis. Ves con calma, a la marcha, pero sin dar el máximo. Esto te ayudará a controlar el flato y, sobre todo, a no acabar echando el hígado por la boca.

Estira el abdomen

Si ves que no puedes más y que con un solo paso para adelante te vas a desmayar, lo mejor que puedes hacer es sentarte en el suelo y estirar el abdomen. De este modo evitarás las oscilaciones del abdomen y las vísceras que habrás provocado con el ejercicio. Solo decirte que este es el punto de no retorno así que si tienes que hacer esto, lo mejor es que te resignes y des por terminado el WOD, aunque sea de débiles.

Recuerda que el flato es algo ocasional y que no debe ser el pan tuyo de cada día, por eso, si lo tienes de forma recurrente, lo mejor es que vayas al médico porque hay algo que va un poquitín mal en tu cuerpo.


Zorranbrokn

Una chica más hablando de CrossFit y de todo lo que ello conlleva. Aunque un poco cruel y algo zorra, pero con amor. Always

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

11 + 17 =