16 Ene 2017

No elimines los hidratos de tu dieta, Zorrita

Pasadas ya las fechas navideñas, es muy típico escuchar en cualquier rincón del Box, que se ha comido muchísimo estos días y que uno se siente pesado y bastante agotado. ¿Qué queréis? ¡Si en 6 días habéis comido lo que os tocaría comer en un mes! Así es normal que os sintáis más globo que persona. El problema de esto es que mucha gente se ralla y empieza a comerse la cabeza con tonterías y paranoias, sobre todo las mujeres.

Aún creo que no he escuchado a una sola compañera del Box decir que no se ha puesto como una bola estas navidades. Y sí, me incluyo. Hay gente que se queja por vicio, la verdad, y otras que no tanto –aunque un poco de cuentitis sí que hay en todo este asunto-. Por supuesto, sentirte pesada y empezar a ver lorcifantasmas por todos lados, no es algo que vaya a ser realmente beneficioso para ti. Más allá de lo obvio, que es todo el aspecto negativo y emocional de sentirse más gorda, hay mucho riesgo en que una mujer –insisto, son las que más se comen la cabeza- se vea con más de un kilo de más por todas las sobremesas que se han hecho durante estas semanas.

eliminar hidratos

Al contrario que los hombres, las mujeres, por cuestiones obvias, sienten mucha más presión con el tema de que deben estar siempre delgadas y perfectas. Algo que ya sabéis que a mi –personalmente- me parece MUY absurdo. Sin embargo, esta presión social nos lleva a creer que a mayor músculo y carne en nuestro cuerpo –menos en el pecho-, menos deseables somos. Es así y las portadas de las revistas nos lo confirman día tras día. Por eso, además de hacernos caer en depresiones –a algunas de verdad y a otras no tanto-, este tipo de cosas nos acaban llevando a tomar decisiones drásticas y desesperadas para perder esos gramos de más que hemos cogido la mayoría, pero que parece que nos salgan unos colgajos por encima del pantalón terribles.

Una de las decisiones drásticas y más comunes que se oye ahora mismo por todos los lados es “eso no que son hidratos”, ¡¡incluso en el Box!! A ver, es normal haber cogido algún que otro kilo estas fechas, pero eso no implica que debáis hacer unas dietas SÚPER RESTRICTIVAS por unos kilos de mierda, de verdad. Más que nada porque, además de dejárosla en menos de lo que canta un gallo, ¡hacéis Crossfit, hostia! Un deporte muy exigente que necesita también un aporte calórico elevado porque desgasta mucho al cuerpo. Solo con verduritas y pollo o pavo no vais a conseguir lo que estáis buscando, ¡sino todo lo contrario!

Por qué NO tienes que eliminar los hidratos de tu dieta

Son esenciales para rendir

Parece mentira que hagas Crossfit. Parece mentira que te machaques, te destroces y acabes en el suelo como una cucaracha gaseada día tras día y aún no te hayas enterado de lo exigente que es el Crossfit y toda la energía que consume. Cada vez que escucho en mi box a alguna compañera decir que se va a quitar los hidratos porque va a engordar mucho, ¡me encantaría poder meterle una colleja, de verdad! No hay cosa más absurda para hacer en el mundo. Si eres una persona sedentaria, pues bueno, aún tiene un pase… ¿pero siendo Crossfitter? ¿Qué droga te metes entonces para poder rendir en cada WOD? Porque, de verdad, yo no sé como esas no acaban tiradas en el suelo, pálidas y en pleno jamacuco que les falta el canto de un duro para que una ambulancia venga a por ellas y las ingresen. Si es que algunas parecéis retrasadas y de verdad.

Partiendo de la base de que NINGÚN MÉDICO NI NUTRICIONISTA ELIMINARÍA UN GRUPO ALIMENTICIO DE NINGUNA DIETA… ¿a qué jugáis? Eliminar los hidratos, lo único que va a conseguir que estéis más cansadas, que no lleguéis a hacer bien los entrenamientos y, ¡peor! Al eliminar los hidratos de la dieta, le estáis quitando el combustible a vuestro cuerpo, por lo que hasta hacer las cosas cotidianas del día le va a costar la vida, como por ejemplo pensar, trabajar o, incluso, hacer la compra.

Los necesitas para adelgazar

Llamadme loca pero de toda la vida se han comido hidratos y no hemos estado nunca así de obesos y gordos –y hablo en general, ¡eh!-. Nuestra sociedad se alimenta de basura pura, comida precocinada que es más mala que el matarratas y, por supuesto, que tiene tanto azúcar que te puede bloquear una arteria al segundo de ingerirlo. Lo que pasa es que nos han criado así, por lo que nadie piensa que, lo que de verdad engorda, son las grasas trans y no el hidrato que lleva. Lo que hay que eliminar de nuestras comidas si queremos adelgazar, es tanto producto prefabricado, y no los carbos. Por supuesto, eliminar los hidratos de tu dieta no te va a ayudar a conseguir lo que quieres, que es adelgazar, sino que va a hacer que tu cuerpo entre en estado de alerta y shock ya que le falta un grupo de nutrientes IMPORTANTÍSIMO. Por eso, cada vez que comas algo con bastantes grasas y con un aporte calórico elevado, tu cuerpo –instintivamente- va a decir “esto no lo quemes, quédatelo para cuando no tengamos de dónde sacar la energía”. Y… ¡BOOM! Ahí es cuando tu cuerpo empieza a crear depósitos de grasas y tú, sin querer hacerlo, estás engordando.

Te ayudan mentalmente

Además de por el simple hecho de ser la energía del cuerpo –y por lo tanto del cerebro- los hidratos en tu dieta son muy importantes ya que ayudan a tu cuerpo a funcionar de la forma correcta. ¿Nunca te has dado cuenta de que cuando menos hidratos comes más cansado estás, más espeso y más errático? Pues esto es simplemente, porque tu cuerpo no tiene esa fuente de energía para poder funcionar, así que lo que hace es intentar consumir y gastar lo menos posible, limitando bastante tu actividad mental y tu potencia física. ¿Por qué pasa esto? Porque tu cuerpo actúa de forma primitiva: los órganos vitales necesitan más energía que el cerebro o los músculos, por ejemplo. De ahí a que tú te notes mucho más cansada, más espesa y hagas peor las cosas. Los hidratos, aunque no te lo creas –y de toda la vida se haya dicho que es la fruta- son el grupo alimenticio que te hará estar más centrado y tener una mayor capacidad de atención en todo lo que haces. ¿Raro? Para nada. Al igual que el coche, si no hay gasolina en el depósito no funciona con aire, al cuerpo le pasa lo mismo. No sé por qué te extraña.

Además, no es solo que te ayuden a estar mejor físicamente, sino que emocionalmente también. Esto se debe a que, lo queramos o no, es muy difícil llevar una dieta sin hidratos y/o grasas si no estamos en nuestra propia casa, y esto es así. Por eso, las dietas tan restrictivas e hiperprotéicas –en personas normales, al menos- tienen un gran fracaso y una tasa de abandono tan alta.

Evitan el catabolismo muscular

Yo cuando escucho a la gente que corre a por su batido cuando acaba de entrenar y dice “¡¡QUE CATABOLIZO!!” me meo. En serio. El catabolismo muscular no es tan rápido y no es tan sencillo de conseguir a no ser que nos falte alimento o tengamos un problema grave de salud.

Apunte a parte, quitar los hidratos de tu dieta es una muy mala idea porque sí que vas a catabolizar. Lo creas o no, los hidratos y las grasas tienen mucho que ver en la construcción de músculo, no solo la proteína. Esto pasa porque, como ya he dicho, el cuerpo usa los hidratos como combustible –o fuente de energía, como queráis llamarlo- así que si los eliminamos de la dieta, el cuerpo empieza a coger las grasas y la proteína como fuente de energía. ¿Qué pasa entonces? Pues que todo el trabajo que hemos hecho en Crossfit se va por la borda, básicamente porque tu cuerpo va a acabar consumiendo el músculo que tanto tiempo te ha costado desarrollar. Además –y no es por romperos la ilusión de adelgazar-, lo que realmente va a hacer que tengas un mayor gasto energético es el músculo ya que a mayor cantidad de músculo, más calorías demanda el cuerpo para poder moverlos. Así que, a mayor cantidad de masa muscular, más energía gasta el cuerpo, por lo que mayor y más rápida es la quema de grasa, así que tú verás, pero asume que, la decisión que has tomado de eliminar los hidratos de tu dieta es una mierda pinchada en un palo de helado.

Te harán feliz

Una cosa que no se sabe de los hidratos es que hacen que el cuerpo libere más serotonina, que es la hormona encargada de hacernos sentir felices y placenteros. Puede resultar una chorrada –sobre todo para ellas- pero cuanta más serotonina produzca tu cuerpo, mejor te sentirás contigo misma, menos caso harás a las portadas de revista, menos rollos pillarás y, por supuesto, harás muchas menos tonterías con el tema de la alimentación. Lo creas o no, eliminar los hidratos de tu dieta, lo único que hará es que tu cuerpo entre en un estado de ansiedad, primero muscular, luego orgánico y, más tarde mental, lo que hará estés más irritable, tengas más antojos –porque el cuerpo te pedirá hidratos y grasas y eso, mentalmente se asocia a la comida de mierda- y no podrás lograr tu objetivo. Además, como ya os dije en su momento, el estrés y la ansiedad, así como la obsesión por adelgazar, ¡no ayudan a adelgazar! Así que olvídate de todo y come todos los nutrientes que necesita tu cuerpo. Que los rebajes es una cosa, que los elimines, otra muy distinta, así que deja de hacer el cafre.

Además, como ya he dicho, las dietas que son muy restrictivas son las que más tasa de abandono tienen. Sin embargo, si tú llevas un dieta flexible, con todo tipo de alimentos en ella, colorida y sabrosa –porque los hidratos le dan sabor a todo, es así- serás más feliz haciendo tu dieta que si solo te tocan dos trozos de lechuga asquerosos y una cortada de pechuga. Eso lo sabe cualquiera, hasta yo que vivo empanada y no soy médico.

Te evitarán las cetosis

No hay nada más doloroso que una cetosis estomacal. Aunque es un estado que se busca en las dietas hiperprotéicas y restrictivas en cuanto a hidratos, no es una de las mejores soluciones para perder peso. Está claro que, al principio, el cuerpo quemará grasa para poder obtener energía pero, más adelante, el gasto y el consumo de grasa será mucho más inferior al que nos gustaría, por lo que nuestro cuerpo se ralentiza, quema menos, consume menos, le cuesta mucho más digerir y es entonces cuando llegamos al estado de cetosis estomacal. Esto se debe al aumento de las proteínas, que son más difíciles de digerir para el estómago, y por lo consiguiente se aumenta el ácido del estómago. De este modo, nos encontramos con un estómago ácido y síntomas que antes de quitarnos los hidratos no teníamos: mucha sed, boca seca, mal aliento, jaquecas, mareos, náuseas, dolor de barriga, cansancio y debilidad, sensación de vejiga pequeña, extremidades siempre frías y sabor de metal en la boca. Lo creáis o no, la cetosis es algo mucho más peligroso de lo que parece ya que si se prolonga en el tiempo, esta nos puede causar daños en el Sistema Digestivo que no podrán recuperarse en algunos casos.

Recuerda que, muchas veces, es mejor acudir a un especialista para que te guíe a conseguir tus objetivos. Aunque sí, sea una pasta y por poco tiempo. Te prometo que vale la pena, sin duda alguna. Así que, además de saber las razones de por qué no eliminar los hidratos de tu dieta, es IGUAL DE IMPORTANTE que sepas que acudir a un nutricionista, endocrino o médico es lo más razonable y lo más sensato, en vez de leer artículos estúpidos con dietas absurdas por Internet.


Zorranbrokn

Una chica más hablando de CrossFit y de todo lo que ello conlleva. Aunque un poco cruel y algo zorra, pero con amor. Always

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × cinco =