05 Feb 2018

La gripe cuando practicas Crossfit

Bueno, así, como para variar, el tiempo está un poco loco y las temperaturas van variando como les vienen un poco en gana. ¿O es que solo está pasando en Valencia? El caso es que con tanto calor, ahora frío, ahora aire pero con calor y luego frío, que si ahora salgo a la calle y me congelo pero entro en un local y me asan como a un pavo… es bastante típico que andemos todos con gripe. Y se de más de uno que anda jodido de verdad con el tema de la gripe, cosa que se convierte en una especie de enfermedad mental derivada si, además, haces Crossfit.

Sé que la mayoría de los que estamos por aquí hacemos Crossfit y sabemos lo que implica tener gripe: ¡¡días de rest!! Sí, la gente te va a decir que los necesitas, que estás enfermos por no querer parar y tú, cual yonki sin cocaína durante unos días, vas a debatirte entre cuidarte y hacer rest o pasar de todo e ir a entrenar. Básicamente, vas a estar tres días –que es más o menos lo que dura el subidón si es una gripe común-, debatiéndote entre la vida y la muerte y no solo porque ha quedado demostrado que los Crossfitter son MUY malos enfermos, sino porque además de tener todos los síntomas de la gripe y querer morir por ellos, te debates en una lucha interna del “bien y el mal” social y el de Crossfit. ¿Deberías ir a entrenar? Sabes que no pero quieres. ¿Deberías dormir y pasarlo? Deberías pero quieres ir a sudar más si cabe. ¿Deberías quedarte en la cama descansando? Sí pero no puedes estarte quieto porque es como un día perdido. ¿Deberías ser responsable, adulto y “con cabeza”? Sí, pero eres Crossfitter, lo que te convierte casi de forma directa en un yonki del deporte, la “vida sana” –y lo pongo entre comillas porque las cervecitas, la comida de mierda y la bollería industrial es el pan suyo de cada día de muchos, pero como hacen Crossfit pues todo está bien-, y te impide muchas veces ser una persona sensata.

El tema viene al hecho de que tu madre, tu pareja, o quien narices quieras –haga o no Crossfit-, te va a decir que te quedes en tu casa, en tu cama o en tu sofá y que pases la mierda de gripe tú solo. ¿Por qué? PORQUE ES LO QUE TODOS DEBERÍAMOS HACER. Y no porque no podamos entrenar –que no solemos poder, no al menos sin perder la conciencia en algún momento-, sino que, como buenos compañeros, ES LO QUE DEBERÍAMOS. Porque claro, cuando el gracioso de turno llega al Box, con el picazo de gripe, entrena con el resto y, encima, lo hace tosiendo y sonándose, quieres arrancarle la cabeza y el corazón con tus propias manos porque eso es tener consideración por la salud de los demás.

Y como yo soy de esas personas y Crossfitter que es mala enferma –aunque mi madre diría que soy siguiente nivel- y no quiero que ningún compi sea tan amable de pasarme su mierda de gripe, pues yo os voy a comentar algunas cosas que TODO Crossfitter debería hacer –con cabeza, como siempre- cuando tiene la gripe.

Gripe

Las 5 cosas que tienes que hacer cuando tienes la gripe y haces Crossfit

NO VAYAS A ENTRENAR

Como ya te he dicho, mola un montón cuando tú, mundal humano y Crossfitter, estás en el Box a puntico de empezar tu clase y ves a un compañero entrando por la puerta, con cara de zombi, nariz de Rudolf y voz de Papá Pitufo. Ahí sabes que, en unas semanas, vas a acabar metido en la cama con gripazo. Y es así, así que, queridos compañeros con gripe, no aparezcáis por el Box en esos días y la primera de las razones por las que no hay que ir a entrenar es por ser BUEN compañero y no pasarle la gripe a los demás. El hecho de que seamos Community NO implica que nos tengamos que pasar los virus los unos a los otros. Os quiero, pero puedo vivir sin vuestras mierdas.

La segunda razón es que con la gripe, NO es bueno sudar en exceso. Sí, ya sé que de toda la vida tu madre y tu abuela te han dicho que hay que sudar mucho para que la gripe pase antes y te han empezado a echar capas de mantas como si no hubiese mañana. Pero esto es falso, es solo un mito, como muchas cosas que se dicen de las enfermedades desde hace años. Si hay que taparse es simplemente por una razón: estamos en invierno y si le hacemos caso a nuestra temperatura corporal, nos quitaríamos hasta las pestañas de puro calor y eso no es bien si no queremos morir. El tema está en que, para poder llevar mejor la infección y combatirla, el cuerpo se autorregula a nivel de temperatura corporal y, por eso, tienes esos cambios de temperatura tan bruscos que te causan sudores máximos o escalofríos de traca. Esto es, básicamente porque, cuando tu cuerpo deja de “luchar” con el virus, tu temperatura baja y cuando lo hacen pues sube. Si tu, encima, vas a entrenar y te pones a sudar y desregularte en cuanto a temperatura, tu cuerpo va a tener que doblar su trabajo y no va a poder combatir como debería el virus. Así que, estate quieto y no vayas a entrenar porque lo único que vas a conseguir es pasárnosla a los demás y, por supuesto, alargar tus tiempos de recuperación.

Muévete

Los síntomas más comunes de la gripe –además de lo básico- es dolor de todo el cuerpo, como si te hubiese pasado un camión por encima. Bien, la idea es que si esto no te pasa y, a pesar de tener gripe, sigues siendo persona y no zombi, haz algo. Sí, sé que te acabo de decir que no vayas a entrenar y lo repito, ¡NO VAYAS! Pero tampoco te quedes tirado en la cama si puedes moverte. La idea es que te actives, pero no tienes por qué hacerlo con ejercicio de alta intensidad. Aunque te sientas como una Mari, salir a andar te va a venir bien para sentirte mejor. No, no va a hacer que te recuperes antes, la gripe se pasa y ya está, pero sí que es cierto que, si te mueves, vas a sentirte un poco más vivo y menos moco pegado a un sofá.

Si tienes perro, sal a darle una vuelta y si no tienes perro, pues no pasa nada, no está prohibido salir a dar una vuelta. ESO SÍ: sal bien abrigado y NO vayas a ningún sitio para no contagiar a la gente.

Sé que me ha quedado muy Sergio Peinado, pero es verdad que moverte cuando puedes hacerlo, te va a venir muy bien, sobre todo a nivel mental ya que no tendrás esa sensación y ese agobio de decir “He echado a perder el día”.

Aliméntate bien

No soy tu madre y considero que no te tendría que estar diciendo esto, porque es de cajón, pero seguro que a más de uno se le pasa por alto. Sé que cuando tienes gripe, es imposible que tengas hambre o sed porque lo único que quieres es dormir, dormir, y morir. Pero, es MUY importante que comas y te hidrates porque tu cuerpo, además de estar haciendo un gran esfuerzo para combatir el virus y necesitar energía de la comida, necesita hidratarse ya que vas a sudar como un pollo a l’ast. Así que, no hace falta que te comas un filete si no quieres –y menos si te pasa como a mi que te salen anginas a la mínima-, pero tómate tu batidito, por ejemplo, o una sopa.

Eso sí, si quieres recuperarte de verdad, bebe agua a full. Sé que en invierno apetece menos y que da como pereza pero el agua es fundamental para ayudar al cuerpo a mantenerse vivo y no perder demasiadas sales, minerales y flora y fauna.

Descansa bien

Si eres de esas personas que no sabe parar quieta, seguro que es imposible que pares un ratito y descanses. Seguramente te pondrás a hacer cosas de forma casi instintiva porque tu mente te dice que estar todo el día en la cama es malo. Sí, se lo que es eso. Pero, lo creas o no, tengas síntomas más gordos o no, ¡descansa! Pasarte un día de sueño recuperador es tan sano y tan necesario como moverte. Si te apetece echarte la siesta hazlo, si te apetece dormitar de 11h00 a 13h30 y después de comer hacerlo otra vez, ¡hazlo! El cuerpo, cuanto más relajado esté, más intenso podrá luchar contra el virus ya que, aunque tú no lo creas, cuando estás en movimiento, todo tu cuerpo trabaja para que te puedas mover y estar consciente. Sin embargo, cuando estás dormido, tu cuerpo solo necesita mantenerte con vida, con lo que destina menos energía en ti y más en la gripe que estás pasando.

Así que, aunque cueste, quédate quietecito un día que no pasa nada. Ya verás como tu cuerpo, él solito, se encarga de hacerte dormir si paras, aunque sea, un rato quieto.

Aprovecha y dedícate tiempo

No sé vosotros, pero yo cada vez tengo menos para mi misma. No si quiero tener vida más allá del curro y del Crossfit. Entre que cada vez paso más tiempo en el Box, para practicar ejercicios que no me salen y debilidades y que, encima, me lío yo sola en el curro… ¡voy apañá! Así que, como consejo de la casa que os va a sentiros más productivos los días de gripe es que os dediquéis tiempo. Y me refiero a dedicároslo siendo plenamente conscientes de que lo estáis haciendo y disfrutando de cada cosita que hacéis por vosotros. Si tu gripazo dice que no puedes salir de la cama, pues relax. Ponte una peli o una serie que tengas que ver y, ¡disfruta! Si eres consciente y te quieres/puedes mover, es el día perfecto para hacerte bien los callos –sin prisa-, ponerte una mascarilla para proteger el pelo, darte un baño y leer… Al final decides tú. Tener la gripe no es una enfermedad terrible, simplemente es un bajonazo de defensas, un virus aprovechando la oportunidad y una baja laboral de 7 días que te va permitir conectar contigo mismo si te lo propones y te dejas mimarte.

Recuerda que, cuando tienes gripe, ir a urgencias en el Hospital es un poco absurdo. Además de estar expuesto a más cepas, te van a mandar a casa con paracetamol y acetilcisteína, así que, mi consejo es que te quedes en casa a no ser que no puedas respirar de forma agravada, ya que esto suele significar que hay infección bronquial, ¡entonces ves cagando donettes!


Zorranbrokn

Una chica más hablando de CrossFit y de todo lo que ello conlleva. Aunque un poco cruel y algo zorra, pero con amor. Always

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 + uno =