13 Mar 2017

Lo que tienes que saber antes de iniciarte en Crossfit

Sí, soy consciente de que una de las cosas de las que todo el mundo parece estar hablando ahora es de Crossfit. Puede ser que sea verdad porque somos una secta que crece a diario o es simplemente que como estás pensando en apuntarte estás más atento a esa palabra, algo así como lo que te pasa cuando tienes un coche nuevo: de pronto parece que medio mundo lo lleva. Y como en toda buena compra, siempre tienes que saber qué se cuece y más si vas a iniciarte en Crossfit.

Por supuesto, el Crossfit es un tipo de entrenamiento que está en auge –que no de moda- porque permite a la gente mejorar a nivel físico y a nivel mental -aunque sea algo que no te cuenten antes de iniciarte en Crossfit-. Pero , sobre todo, está en pleno auge porque permite entrenar en poco tiempo TODO el cuerpo. Y sí, cuando decimos TODO EL CUERPO, es TOOOODO el cuerpo. Nosotros, a diferencia de los del gimnasio, no hacemos ejercicios aislados –al menos no de normal- en plan, bíceps y tríceps, sino que hacemos burpees, Thrusters o Rope Climb, ejercicios en los que –sí o sí- mueves todo tu cuerpo al completo, sin excusas, sin miedos y, por supuesto, sin tonterías. Aunque esto es lo que más digamos y defendamos la gente que practicamos Crossfit, lo cierto es que la gente se suele seguir preguntando qué es el Crossfit, hasta el punto en el que, un día, vienen al Box y lo prueba. No es un mal plan, la verdad.

Iniciarte en Crossfit

El problema es que, aunque no lo reconozcamos, el Crossfit es un deporte duro, que a todos nos lo ha hecho pasar muy putas y más al principio, por eso, de todos esos que vienen a probar el Crossfit, solo el 20% se queda –me atrevo a decir-. Y es que, le pese a quien le pese, no todo el mundo está hecho para el Crossfit, aunque sí que es verdad que el Crossfit es una actividad que está hecha para todo el mundo porque es muy sencilla y muy adaptable. Sin embargo, no todo el mundo logra poder aguantar el ritmo, obviamente el de la primera clase es el más complicado, pero pocos siguen el ritmo de las siguientes y si lo hacen, en la mayoría de las ocasiones, hacen trampas –sí, esa gente se convierte en Comereps-.

Por eso, por mucho que tengas todas las ganas del mundo de apuntarte a Crossfit, de convertirte en Crossfitter y hacer Muscle Ups enlazados porque en el vídeo ese de Youtube te parecían fáciles, hay coasa que tienes que saber antes de iniciarte al Crossfit.

Las cosas que necesitas saber y entender si vas a iniciarte en Crossfit

No vale cualquier sitio

Sé que con el boom del Crossfit en España, muchos centros prometían el oro y el moro. Nunca he estado en uno de ellos, pero vamos, me encantaría poder ver qué narices se hace con un TRX y un par de bosus. Antes de iniciarte en Crossfit y apuntarte a mil sitios, es muy importante que tengas claro que el Crossfit es una combinación de MUCHAS disciplinas: habilidades gimnásticas, Halterofilia, HIIT, Fitness, etc. El material es lo primero que te hará saber si estás en un Box o simplemente en un pseudobox que no vale nada. Por lo general, los pseudobeoxes están en los gimnasios que prometen dar clases de Crossfit pero que, realmente, lo que hacen es hacer HIIT con un material un poco –que no del todo- específico. Nada más.

Está claro que el Box no tiene por qué llamarse “CROSSFIT loquesea”, he de avisarte de que hay muchos Box que no son oficiales –es decir que no pagan la licencia a Crossfit Inc. por nada- pero que son Box en los que los Coach saben lo que se hacen y tienen todas las capacidades y habilidades para enseñarte cualquiera de las disciplinas que te he mencionado antes. Así que, si quieres mi consejo, lo que debes hacer es probar algunos sitios diferentes. No siempre vas a encontrar tu sitio a la primera, ¡no todo el mundo tiene mi suerte! Prueba y verifica, si puedes, cómo son las programaciones del Box al que estás yendo. Habla con el/los Coach e intenta que te expliquen cómo funcionan las programaciones y, sobre todo, pregunta si dan el curso de ELEMENTS. El curso de Elements, suele ser un curso de un par de días en el que instruyen a los novatos. Si el Coach al que le hablas te entiende, es que estás en el lugar indicado –aunque no se impartan en ese Box-. Si se queda con cara de tonto, mejor que no reserves ni la clase de prueba, hazme caso.

No vas a perder peso, pero vas a adelgazar

Tengo un montón de excompañeros que vinieron al Box al principio porque todo el mundo les había prometido que iban a adelgazar, que iban a ponerse buenorrísimos y que, claro, iba a ser en seguida. Una cosa es que en Crossfit EMPIECES a notar los resultados bastante rápido y otra que de pronto te parezcas a “The Rock” –Dwayne Jonhson- en un par de días. Asume que los cambios requieren tiempo, constancia y esfuerzo. Si eres incapaz de hacerte a la idea de que la vida no es estrés y que no es magia tampoco, es mejor que no te plantees ni empezar porque estarás tirando el dinero y el tiempo que puedas llegar a invertir, y, por supuesto, estás haciéndonos perder el tiempo a todos los Crossfitter que intentamos ayudar y a poyar a los novatos en sus primeros días.

Por otro lado, es increíble la de gente que solo está unos meses y al ver que no ha perdido peso se lo deja a pesar de verse mucho mejor. Y no digo mucho más fuerte o resistente, sino que también estás más delgado o definido de lo que estabas antes de empezar. Sin embargo, la gente sigue haciéndole más caso al número que aparece en su báscula que a lo que le dicen sus pantalones. Bueno, es posible que te pase como a mi, que ahora mismo me aprietan todos los malditos pantalones pero es porque tengo mucho más MÚSCULO que antes.

Déjame decirte que el músculo, a diferencia de la grasa, pesa mucho más pero ocupa casi la mitad. Es decir, si lo que quieres es que la báscula te dé menos cifra de la que te da ahora mismo… esto no es algo sostenible en Crossfit. Sin embargo, si eres capaz de entender que a más músculo, más peso, pero más delgado estás… ¡te esperamos con los brazos abiertos!

Somos una gran familia

Si vas a iniciarte en Crossfit tienes que entender y admitir que somos una gran familia y que como tal, somos un poco especialitos al principio. No es que no queramos hablarte o te odiemos porque nos mires todo el rato fijamente mientras flipas, sino que somos de dejaros a vuestro aire –al menos en mi Box-. ¿Eres nuevo? ¿Quieres algo? Pídelo. Si nos hablas no morderemos, te lo juro. Sin embargo, también es cierto que si no nos dices nada, no vamos a darte mucho. No esperes una súper bienvenida calurosa, ni un momento mágico. Espera a unos compañeros, locos, mirando una pizarra con abreviaturas bizarras y quejándose todo el rato. Eso es lo más normal y lo más común que puedes llegar a encontrarte en cualquier Box.

Por supuesto, si vas a iniciarte en Crossfit y sabes que somos como una gran familia –porque el que te haya arrastrado hasta aquí te lo habrá contado más o menos-, tienes que entender que en casa uno se comporta con unas premisas muy claras: comunidad, respeto y cariño. Si eres incapaz de cumplir esto con tus compañeros, tanto dentro como fuera del box, es mejor que no te plantees venir a entrenar a un box. No llevamos muy bien eso de la competitividad, el ego y la maldad entre compañeros. Una cosa es que no seas de esos que hablan mientras entrena –a todos nos pasa- otra que no respetes a tus compañeros, sea de la forma en la que sea.

Tus huesos no se van a modificar

Es muy probable que antes de iniciarte en Crossfit, hayas oído que nos llaman Hulk a muchos pero eso es porque la gente normal no entiende lo que hacemos y, por supuesto, tampoco entiende cómo podemos y queremos sacrificar otras cosas por poder entrenar un día más. Sí, te prometo que es por eso y no porque de pronto nos transformemos y dejemos de ser humanos. Sé que no es una norma muy común el hecho de que la gente esté tonificada, que esté musculada o que se le noten los músculos ligeramente. Por normal general, la gente de a pie está fofa y ya no me meto en si está delgada, gorda o es de talla media, sino que la gente que ves a diario, es gente que está fofa, no tiene forma y su cuerpo es bastante liso.

Sin embargo, algo que vas a ver en Crossfit es que muy poca gente –aunque lleve solo un par de meses-, está fofa. A la gran mayoría se le nota ya algo: en las mujeres suelen ser unas piernas más definidas, en los hombres unos brazos más grandes, fuertes y definidos.

Sé que uno de los grandes miedos de las mujeres –a ellos eso les encanta- es que se van a poner grandes. No te voy a engañar y te voy a decir que vas a estar exactamente igual que cuando entraste porque no será así. Lo más seguro es que te desarrolles muscularmente pero, simplemente eso. No sé por qué, muchas mujeres creen que se les van a ensanchar los huesos, sobre todo los de los hombros. Ni que el Crossfit te convirtiese en Hulk… Se nota un aumento de masa muscular, eso es cierto, pero al mismo tiempo, te notarás más definida y más esbelta, por lo que podrás ver cómo te queda mejor la ropa de lo que te quedaba antes.

Tu alimentación va a tener que cambiar

Es verdad que muy pocos Crossfitter llevan una alimentación súper controlada –solo los que quieren competir lo suelen hacer- pero es verdad que intentamos ver qué alimentos nos vienen mejor y cuáles no. Eso de los Croissants rellenos de chocolate te prometo que tiene los días contados. Está claro que, como todos, querrás conseguir un objetivo físico, pero es cierto que la comida basura hace que te sientas mucho más pesado y más lento por lo que, al final –y si de verdad este deporte te engancha y emociona- acabarás comiendo de una forma mucho más limpia y más natural de lo que lo hacías antes. Por supuesto, esto no significa que vayas a acabar quitándote toda la comida que te chifla de tu alimentación –la pizza y la pasta siempre estarán incluidas-, solo que sí que te cortarás mucho más con todo lo precocinado, sobre todo el dulce porque aprenderás que la bollería industrial al final es veneno puro.

Por supuesto, también empezarás a cambiar, casi de forma inconsciente tus hábitos: la alimentación cambiará, pero también cambiarán esos atracones por la noche, las salidas nocturnas hasta ponerte del revés con el alcohol… Todo pasará a tener menos sentido una vez empieces a ver los beneficios que tiene el Crossfit en tu cuerpo, pero también cuando veas en qué estabas fallando antes para llevar una vida realmente saludable, que no solo sana.

Recuerda que el Crossfit está hecho para todo el mundo por lo que realmente te tienes que preguntar: “¿Estoy hecho yo para el Crossfit?”


Zorranbrokn

Una chica más hablando de CrossFit y de todo lo que ello conlleva. Aunque un poco cruel y algo zorra, pero con amor. Always

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

17 − quince =