Sobre Zorranbrokn

En un principio se me conocía como Zorra C****f**ter, quizás por eso hayas acabado aquí, porque han seguido hablando de mi y no sabías muy bien dónde encontrarme. Sé que puede ser raro llegar y que ya nada sea lo mismo. No te preocupes, creo que todos pasamos por ese proceso, la que más yo.

Sé que a primera vista lo de Zorranbrokn suena un poco mal. No es que no quiera que suene mal, quiero y por eso lo he hecho.

Nacida y criada en un box de cuyo nombre no quiero acordarme, sino lo dejo todo y me voy a entrenar y aquí os quedáis todos con las ganas. Soy la mala malísima de la película. La tuya propia, por cierto. ¿Por qué? Porque digo todo lo que pienso y lo que tú piensas pero no te atreves a decir. Siempre con la puntillita, el punctum del asunto para hacerte reflexionar y pensar. Por eso puede que lo de Zorranbrokn me venga al pelo, porque le doy el punto malo a todo lo que quieres decir pero no puedes o no te atreves. O simplemente soy Zorra porque soy más lista que tú. Eso depende de ti, de cómo veas el asunto.
Escribo, pienso y luego, cuando me dé por soltar la barra, existo y solo si no estoy muy cansada, claro. Mientras tanto, me dedico a decir todo lo que piensas del C****fit, tanto verdades como mentiras, que sé que es lo que quieres hacer tú. Te ayudaré a expresarte con todo lo relacionado con este deporte infernal que es el C****fit. Un deporte que consume igual que te ayuda a mejorar día a día, en todo lo que haces y deseas.

zorranbrokn-OHS

Soy mala, sí. Porque te voy a dar una razón más para ser odiada, una razón para que no puedas hablar de CrossFit JAMÁS y que tus amigos, familia y novio estén hasta el pijo de ti. Sí, cielo, estás aquí y caerás rendida ante mi, una Zorra Crossfitter. No es que me guste eso, solo que eso eres lo que eres tú. Una tía lista –zorra- pero también un poco mala, porque va en la naturaleza de cualquier mujer. Lo sabes, lo sé.

Te haré descubrir todo lo que necesitas saber del Crossfit para que mejores, te inicies, no te lo dejes o lo que quieras hacer con ello, pero, en definitiva, ¡para que en tu día a día no pares de ser una Crossfitter! Pero no solo eso, soy la que va a hacer que no te rindas, que sigas intacta, invencible, irrompible e infranqueable. Estaré ahí en los momentos buenos, en los malos, en las risas y en los lloros. Pero no voy a ser un hombro en el que llorar, para eso ya tienes a tu Coach. No, soy la cabrona que va a estar diciéndote “Si te rindes, pierdes”, “Si te rindes ahora nunca conseguirás ser como quieres ser”, “Si lo dejas ahora, nunca conseguirás que nadie te dé la razón”. Voy a ser tu conciencia, esa que a veces falla porque la mala conciencia, la perrería o cualquier gilipollas que venga a tocarte las narices, hace que te desmotives. Pero no, ¡YO NO TE VOY A DEJAR!

Yo soy tu solución y tu pesadilla. Soy la zorrita que todas llevamos dentro, ansiado hablar de Crossfit, de fardar de culo de Stripper y de logros en los WOD, pero sobretodo, ¡de poder decir lo que nos apetece!