30 Mar 2017

Los tipos de cuerpo femeninos

Así, aunque sea por encima, la que más y la que menos tiene claro que no hay un cuerpo que sea igual que el otro. Por supuesto no hay que mirar muy lejos para darse cuenta de que no todas las Elite Zorritas tenemos el mismo cuerpo. Ojalá, ¿no? Así todas podríamos ser una Dottir con facilidad a pesar de que todas fuésemos clones y no hubiesen diferentes tipos de cuerpo femeninos.

Lo cierto es que esto es algo que existe y, lo queramos o no, cada una de nosotras tiene una composición corporal. Mejor o peor, que nos guste más o no, pero todas, con el tiempo al menos, nos hemos hecho a la idea y, por lo general, tenemos bastante identificado qué tipo de cuerpo tenemos. ¡Pero me equivocaba! Sí, parezco nueva, de verdad. No sé ni por qué me sorprendo con estas cosas y más sabiendo que hay gente que aún cree de verdad que quitándose los hidratos al 100% se adelgaza.

Cada loco con su tema, pero hay un tema que es súper recurrente en cualquier Box y es, simplemente “Es que yo quiero ponerme así pero no sé por qué no puedo”. Lo ideal sería que todas, haciendo el mismo deporte o los mismos ejercicios nos quedásemos igual que ese fitinfluencer que nos mola e inspira día tras día, pero la realidad es que no pasa casi nunca. ¿Por qué? Porque aunque te cueste créelo, los tipos de cuerpo femeninos marcan mucho la diferencia.

tipos de cuerpo femenino

¿Qué tipos de cuerpo femeninos hay?

No todos los cuerpos reaccionan igual al mismo estímulo por una sencilla razón: no todo el mundo acumula grasa en el mismo sitio. Está claro que, por ser mujeres, tendemos a cumular más grasa en las cartucheras pero eso no implica que no hayan más zonas en las que almacenemos grasas. Por eso, es importante saber qué tipo de cuerpo tenemos para poder hacer, además de Crossfit, algunos ejercicios complementarios que nos ayuden a vernos como queremos.

Para que te hagas una idea, los tipos de cuerpo femeninos más comunes son estos y esto es lo que debería hacer cada Elite Zorrita –siempre de forma paralela a tu planificación en el Box- para conseguir tener ese cuerpo que tanto quieres.

La perita

La llamo así porque, en su conjunto, el cuerpo en forma de pera tiene exactamente la forma de una pera. ¿Qué quiere decir esto? Que tus caderas son más anchas que tus hombros. Tus caderas y muslos son la parte central, es decir que tu cuerpo acumula mucha más grasa en este tipo de zonas, aunque no te haga ni puñetera gracia. Sí, sé lo jodido que puede llegar a ser encontrar esos pantalones que te sienten estupendos, pero es lo que hay. Aunque creas que es súper importante prestarles máxima atención a tus caderas y piernas, no lo es tanto. Es cierto que debes hacer ejercicios un poco más aeróbicos –aunque no necesariamente de alta intensidad- para que esa celulitis rebelde se vaya y te deje tranquila cada vez que te miras al espejo. Caminar, trotar o ir en bicicleta unos 45’ diarios es la mejor solución para ver cómo tu figura empieza a mejorar. Eso sí: es SÚPER IMPORTANTE que trabajes la fuerza en la parte superior.

La razón es la siguiente: al tener las caderas más anchas que los hombros, lo más lógico es que al empezar a entrenar, tu zona central se muscule mucho más fácilmente, lo que puede generar una descompensación. Por eso, es mejor que trabajes el tronco inferior con menos peso y que incidas en la fuerza en los entrenamientos de la parte superior para generar una mejor y mayor compensación.

Para ello debes insistir en la Pull Up, los press –en cualquiera de sus variedad ya sea press estricto, push press, pussh Jerk, Split Jerk o press banca-, Push Ups… Cuanto más mejores tus ejercicios de parte superior y más capaz seas de hacerlos estrictos, mejor te verás.

La relojera

El típico y mítico reloj de arena, uno de los míticos tipos de cuerpo femeninos ya que se dio a conocer como el 90-60-90 –un mito, claro-. Este tipo de Elite Zorritas tienen una cintura bastante pequeña y las caderas proporcionadas con los hombros. Todo parece armonía en estas mujeres pero, lo cierto, es que tienden a acumular mucha grasa en las cartucheras y en el colgajo del brazo. Por eso, es muy importante trabajar de forma anaeróbica, es decir: meter cardio y peso al mismo tiempo. Los ejercicios compuestos son los mejores para ellas porque, sencillamente, les permiten entrenar todo el cuerpo y al mismo tiempo exigirse mucho. Tonificar está bien pero recuerda que primero hay que crear músculo y, para no acabar desproporcionándote, debes centrarte en hacer ejercicios en parte superior e inferior por igual.

Muchas compañeras de Box se centran mucho en su culo y, esto, es algo que una “relojera” no se puede permitir a no ser que quiera acabar con unas piernas brutales pero unos brazos como Betti Spaghetti. Por eso, los ejercicios como los Thrusters, los WallBalls o, incluso, los Clean, son la mejor solución ya que en todos ellos se combinan ambas partes. No te digo que siempre los metas en tus entrenamientos, pero no hagas eso de “Yo voy los días de pierna y de cardio al Box, que sino se me pondrán unos hombrachos…” porque eso, sencillamente, nunca pasará y al final solo parecerás un blandiblú con patacas.

Manzana

Por lo general, este es uno de los tipos de cuerpo femeninos más odiados y solo por una sencilla razón: la grasa se suele acumular en las cartucheras y en el abdomen. Este tipo de mujeres, tiene una cintura más ancha, los hombros redondos y caderas finas, con piernas finas y delgadas. El problema del cuerpo en forma de manzana es que acumula la grasa desde la cintura hasta más o menos los sobaquillos. Sí, estas chicas son las que suelen tener esa chichilla que les sobresale por encima del sujetador porque ahí es donde más depósitos de grasa tienen.

Por lo general, en este tipo de mujeres, lo más importante es que se trabajen el cardio y la fuerza a partes iguales. Y sí, el cardio tiene que ser de alta intensidad porque es la única forma en la que vamos a poder eliminar toda la acumulación de grasa. Por supuesto, el trabajo de fuerza es igualmente importante ya que, a mayor masa muscular mayor es la activación de nuestro cuerpo, por lo que más fácilmente nuestro cuerpo comienza a quemar grasa.

Estos son los tipos de cuerpos que deben centrarse en hacer ejercicios que impliquen fuerza y, al mismo tiempo, todo el cuerpo y el cardio antes o después del entrenamiento de fuerza. Por eso, salir a correr diariamente es lo mejor para vosotras, así como centraros en entrenamientos con ejercicios más de fuerza. Por supuesto, los WOD más anaeróbicos –los que mezclan cardio y fuerza- son los mejores que podéis hacer, así que no huyáis si, en algún momento, hay burpees en la pizarra.

Cuadrá

Estas mujeres tienen uno de los tipos de cuerpo más agradecidos, aunque no son, precisamente, los más envidiados. Los tipos de cuerpo femeninos que más agradecidos son son los cuadrados o rectangulares. Esto se debe a que, aunque no tenga muchas curvas, su forma corporal tiene mucha simetría. El busto tiene, simplemente, la misma anchura que las caderas. Su gran problema es que, al igual que las manzanas, estas mujeres tienen que luchar contra la grasa abdominal, aunque solo se centra ahí: en el abdomen.

No es esencialísimo que este tipo de Elite Zorritas se pongan a hacer abdominales, ya que esto no es lo que va a hacer que desaparezca la grasa de esa zona, sin embargo, hacer ejercicios que impliquen mucho la zona abdominal es la mejor solución, sobre todo si implican pierna ya que, un buen entrenamiento de pierna –de esos intensos- puede ser mucho más efectivo que cualquier entrenamiento. Por eso, Squats, Cleans, Snatch, Thrusters, Lunges, Hip Thrusters, etc… son la mejor opción.

Por supuesto, a ellas tampoco les puede faltar ese puntito de cardio ya que, además de generar mucha grasa en el abdomen, suelen tener mucha más predisposición a la celulitis, por eso, es importante que se trabaje el cardio suave –es decir con calma pero larga- como caminar, trotar o remar a ritmo suave pero durante mínimo 5000 metros.

Triángulo invertido

Estas son esas mujeronas que casi todas las Crossfitters envidiamos: cuadradas, con brazos tonificdos, piernas definidas pero bonitas y estilizadas. Sí, el sueño de toda Crossfitter. Además de ser uno de nuestros preferidos, es el más agradecido para desarrollarse y es el que más y mejor se ajusta a los entrenamientos de Crossfit –y mucho más los entrenamientos de RX-. Estas Elite Zorrita son afortunadas ya que enseguida dominan los ejercicios que a muchas más nos cuestan: los que implican hombro, pecho y brazos. Por eso, el trabajo de fuerza les viene muy bien, pero ojo porque tienen que trabajar de forma mucho más intensa la parte inferior ya que sino, al igual que les puede pasar a las mujeres que tienen forma de pera, se les descompensará el peso si se centran mucho en ejercicios de fuerza en la parte superior.

Lo mejor para estos tipos de cuerpo femeninos es que trabajen la fuerza al máximo en el tren inferior y que lo combinen con WOD un poco más aeróbicos en los que puedan implementar un poco más de peso al involucrar su parte superior.

Recuerda que esto es solo una aproximación al cuerpo que podría tener y al tipo de ejercicio que deberías hacer, PERO NO ES UNA MALDITA CIENCIA EXACTA. Para conseguir los objetivos que necesitas, deberás hablar con un nutricionista profesional y, por supuesto, con tus Coach para que te guíen en la consecución de los objetivos.


Zorranbrokn

Una chica más hablando de CrossFit y de todo lo que ello conlleva. Aunque un poco cruel y algo zorra, pero con amor. Always

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × cinco =