24 Sep 2018

Beneficios psicológicos de hacer Crossfit que debes saber

El otro día –para variar- alguien puso en duda mi capacidad para hacer Crossfit. Para seros sincera, es algo que ya no me molesta porque entiendo que la gente sea escéptica –yo lo soy con muchas cosas- porque, al final, ser escéptico no es más que desconocimiento. La gente dice cosas que cree que son ciertas, por lo que ha leído, le han contado o ha escuchado por ahí, pero, ¿no conformamos así nuestra opinión del mundo todos? Pues eso, que al final son todo prejuicios y desconocimiento por las cosas que hacemos los Crossfitter. Porque si alguien quisiese saber por qué somos tan felices, por qué queremos volver al Box una y otra vez, se hubiese parado a ver los beneficios psicológicos del Crossfit para una persona.

Porque sí, puede que estemos locos, puede que seamos una secta, puede que estemos obsesionados pero, ¿y qué? ¿Le hacemos daño a alguien? ¿Intentamos someter al mundo para que haga o diga lo que queremos? ¿Es un error dejar que la mujer se empodere al menos en algún puto sitio sin sentirse un objeto todo el día? Creo que no y, la verdad, es que aunque no hubiesen beneficios psicológicos en el deporte, daría igual porque, simplemente, nos hace felices y con eso basta.

Pero, entiendo que la gente no lo entienda, que la gente no comprenda cómo en un Box pueden haber críos de 14 años que están en edad de desarrollo y se van a quedar pequeños por hacer Crossfit –ironizo- y gente de 60 y pico años que están muy mayores para hacer esas cosas y eso no es lo suyo –vuelvo a ironizar-.

A todos esos os diré que entrenar Crossfit no implica hacerlo como los más pros o como sale en los anuncios de Reebok, por ejemplo. El Crossfit lo haces a tu manera: más o menos intenso. Según tus necesidades, según tu estado mental de ese día –o época-, según lo que te pida el cuerpo. Pero, lo hagas como lo hagas, siempre va a tener los mismos beneficios mentales, los mismos que cualquier otro deporte, sí, pero beneficios psicológicos al fin y al cabo, ¿no?

Cinco beneficios psicológicos del Crossfit que tienes que saber

Te voy a decir solo cinco beneficios psicológicos del Crossfit, aunque cada cual te diría su preferido, pero estos son los míos.

Mejora tu cerebro

Cualquier deporte te va a ayudar a mejorar tu capacidad cerebral y el Crossfit no iba a ser menos. Uno de sus beneficios psicológicos es que te ayuda a mejorar la memoria gracias a la estimulación de la neurogénesis en el hipocamo, que no es otra cosa que la parte del cerebro que gestiona el tema de la memoria. Te ayuda a crear más neuronas en el hipocampo, ayudando a prevenir enfermedades como el Alzheimer, por ejemplo.

Además, siguiendo esta premisa, es obvio que te ayuda a evitar el envejecimiento o deterioro cognitivo. Aunque no lo creas, a parte de estimular tu cuerpo en Crossfit, estimulas tu mente porque aunque creas que has “desconectado” tu cerebro trabaja a todo trapo para hacer que tus músculos estén activos, tus órganos funcionen correctamente, estar atento a los peligros –como soltarte de las anillas o que se te caiga la barra encima-, escuchar, atender y, sobre todo, poder hacer todos los cálculos matemáticos que se te pasan por la cabeza antes del WOD. Esto hace que tu cerebro no se atrofie por culpa de tanto sofá y TV, por ejemplo.

 

Te hace ser mucho más productivo

Vale, sí, después de acabar el WOD estás que echas humo, “a tope de power” y luego llega el bajonazo de decir “estoy reventado”, pero aunque te pase esto, lo cierto es que al haber estimulado el cerebro durante el entrenamiento, está mucho más activo que si hubieses estado viendo la tele, por lo que tienes mucha más capacidad cerebral que tu padre que ve tanto fútbol. Las conexiones neuronales son más numerosas y mucho mejores, lo que hace que el procesamiento de tus pensamientos y acciones sea más rápido. La producción de una proteína llamada BDNF –brain-derived neurotrophic factor- ayuda al crecimiento y regeneración de tu sistema nervioso a través de la creación de más neurotrofinas, que se encuentran en el tejido cerebral y periférico. Esto influye de forma MUY positiva en la capacidad de procesamiento del pensamiento, el aprendizaje y la toma de decisiones rápida, razón por la que el Crossfit es muy buena opción para los niños por el tema de los beneficios psicológicos.

Mejora tus habilidades sociales

¿Quién no tiene un compañero que, en algún momento, ha dicho eso de “Antes se me daba muy mal hacer amigos, pero en Crossfit eso ha cambiado”? Pues bien, otro de los beneficios psicológicos del Crossfit es que nos ayuda a mejorar las habilidades sociales por muchas razones pero, principalmente porque en cada Box es IMPORTANTE forjar comunidad. Y el que no lo hace es el que está apartado, no el que lo intenta –como en los gimnasios convencionales-. El Crossfit nos proporciona una capacidad a nivel mental de más seguridad por el simple hecho de vernos capaces de hacer cosas que antes ni nos planteábamos, por lo que cambia mucho nuestra energía y hace que perdamos el miedo a cosas que antes nos aterrorizaban. Por eso, mucha gente pasa a poder entablar relaciones sociales de una forma mucho más fácil. A eso le añadimos que, haciendo ejercicio cambiamos de energía y que nos relacionamos con el mundo de una forma menos negativa y, ¡la panacea!

Te ayuda a sentirte mejor

Obviamente, cualquier deporte que realicemos –que no sea excesivamente ególatra- cuenta con uno de los beneficios básicos: hacerte sentir bien contigo mismo. La liberación de endorfinas, serotonina, dopamina y nepinefrinas te hace tener una respuesta distinta al estrés, disminuyendo tu ansiedad y aumentando tu sensación de placer. Para que lo entendáis mejor: te pone tan contento como follar, pero sin hacerlo. Esto no solo se debe al hecho de que te quitas mucha mierda de encima –cosa que no deberíamos hacer-, nos ayuda a paliar el estrés, no el que llevamos encima, sino que nos ayuda a lidiar con él de una forma más positiva en situaciones futuras.

Aumenta tu amor propio

Una de las cosas que TODOS hemos experimentado en Crossfit y que sabemos que es nuestra droga es que uno de sus principales beneficios psicológicos es que nos hace tener una mejor y mayor autoestima. A muchos, el Crossfit nos ha salvado la vida y se debe, principalmente, a que nos ha hecho ver que somos capaces. Capaces de hacer todo lo que nunca creímos posible, capaces de establecernos objetivos y de conseguirlos, capaces de caernos y levantarnos las veces que haga falta, capaces de ponernos firmes y en nuestro sitio cuando lo necesitemos, capaces de resolver en nuestro beneficio y capaces de sentirnos más de lo que creemos que el mundo piensa que somos.

El aumento de la energía, la resistencia, la fuerza, la habilidad, también son cosas que se traducen en beneficios psicológicos porque nos hace capaces de aplicar lo que aprendemos en cada WOD –sea bueno o malo- a nuestra vida real y a la resolución de nuestros problemas del día a día. obviamente, nos hace sentir en forma, satisfechos y más atractivos, lo que también contribuye a mejorar la autoestima. Por supuesto, el tema de contar con gente que te apoya y que no te deja solo por muy chungo que sea el WOD, es un factor que ayuda a que aumentes tu amor propio ya que te sientes más válido y querido por el resto.

 

Como veis, aunque el resto del mundo crea que somos una secta, ¡no importa! El caso es que el Crossfit nos hace felices porque los beneficios psicológicos son tan abundantes como los físicos. Pero sobre todo, el Crossfit nos da la oportunidad de convertirnos en mejores personas y de afrontar los miedos de cara, algo que, en se traduce en más miedo para el resto porque nosotros, los Crossfitter, aunque no lo creamos, somos MUCHO más capaces de mantenernos en nuestro sitio que esa gente que nos critica.


Zorranbrokn

Una chica más hablando de CrossFit y de todo lo que ello conlleva. Aunque un poco cruel y algo zorra, pero con amor. Always

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diez + trece =