16 Oct 2018

Carta a mis seguidores Crossfitter

Eh, tú, sí, a ti, hoy te escribo a ti. A esa persona que está al otro lado de la pantalla, seas quien seas y hayas llegado aquí por las razones que hayas llegado. No me importa si llegaste por tu propio dedo, por recomendación de un amigo, porque te caigo bien, porque me odias, porque te ríes de mi o conmigo, porque tienes ganas de estamparme una silla en la cara –admito que a veces a mi también me dan ganas-, porque entrenes conmigo o porque, simplemente, te has perdido por internet y has acabado aquí. Sea como sea, eres mi seguidor y SOLO por esa razón ya te quiero. ¡Qué cojones! Te amo. De forma irrefrenable e incontrolable. Desde lo más profundo del corazón y por eso soy capaz de darte las gracias.

Porque no importa si eres de esos seguidores que está desde el principio, tampoco si eres uno de esos que se acaba de unir o que solo ve mis stories en Instagram, tampoco si eres uno de esos seguidores en la sombra que más que animar y motivar, hatea y desprestigia despreciando. No me importa. ¿Y sabes por qué no me importa? Porque te sigo queriendo por la sencilla razón de que me estás regalando lo MÁS caro de este mundo entero: tu tiempo. Y, querido, lo hagas con mucho respeto, con poco o con ninguno, soy plenamente consciente de que el tiempo no es oro, es vida y que por el simple hecho de estar invirtiéndolo en mi, ¡te mereces mi respeto y mi amor incondicional!

Gracias por estar ahí

Sé que en estos dos últimos años, han pasado un trillón de cosas y admito que aunque no lo parezca, para mí no han sido todas buenas. He tenido muchos altibajos, he tenido que lidiar con muchas cosas –en todos los ámbitos y a muchos niveles- y eso ha afectado a Zorranbrokn de forma directa. Porque, aunque en su momento no lo podía entender, ella es tan yo como yo ella. Y en todo ese proceso, ambas hemos madurado, desmadurado, cambiado y descambiado miles de veces. Puedo decir que me siento orgullosa de ser la persona que soy gracias a eso, gracias a ti, que eres uno de mis seguidores. Porque aunque no hayas hecho nada –según tu punto de vista-, para mí, ese like, ese comentario, ese mofe, ese hateo lo han significado TODO. Todo. Por la sencilla razón de que me has hecho sentir, vibrar, llorar, enfadarme, alegrarme o reír. No me importa, lo que sé es que gracias a ti, he vivido y aprendido.

Si eres uno de los seguidores que lleva conmigo casi desde el principio, sabrás que ser Zorranbrokn no es una tarea fácil porque ya te lo conté. Pero aún así, ha valido la pena porque tú estabas ahí, detrás disfrutando, juzgando, valorando, llorando, riendo, sufriendo, vibrando… ¡viviendo al fin y al cabo! Y a día de hoy, entiendo que ese es el propósito más básico de esta página: hacerte vivir, sentir y crecer –si me dejas, claro-. No es una tarea fácil, lo sé, pero sé que me dejas porque tan solo por ser un seguidor más, ya me has dejado entrar en tu vida y eso para mi vale todo el oro del mundo.

Gracias por hacerme crecer

Uno de los peores momentos para mi en los últimos años, fue el evento, el Día Z. Bueno, más bien todo lo que vino después. Perdí la seguridad del anonimato, de ser solo Zorranbrokn y sentí miedo. Miedo a perder mi intimidad –que es algo que me pertenece por derecho-, miedo a perderme a mi en el camino, miedo a no ser suficiente para ti, miedo a no hacerte sentir lo suficiente, miedo a no saber cómo ser desde entonces, mucho miedo a muchas cosas. Pero tú, como el resto de seguidores que me seguiste apoyando, me hiciste ver que Amparo molaba igual o más que La Zorra –cómo me gusta llamarme así-. Tú y el resto, me enseñaste a ver que soy más de lo que creo, soy más de lo que esperas porque soy real, soy como tú y con eso te basta. Gracias por enseñarme que el placer de la vida no es ser para los demás, sino para uno mismo.

Gracias por tener paciencia hasta cuando subía post de mierda –sí, lo sé, soy consciente también-. Pero más gracias aún por leértelos aún así, por dejarme transmitirte mi pequeña sabiduría, mi experiencia. Gracias por dejarme compartir contigo mis vivencias, porque seas o no uno de mis seguidores, eres una persona y te mereces que alguien te tienda siempre la mano y te ayude a superarte día a día en esta aventura llamada vida. Gracias por dejarme ser esa mano que te ha guiado o te ha hecho la existencia ligeramente más fácil. No sabes lo bonito que es ver que gente que no te conoce de absolutamente de nada, te ama de una forma tan incondicional, una que no llegas ni a reconocer.

Carta a mis seguidores

Gracias por animarme

Siempre digo que para que te amen, te respeten, te valoren, has de hacerlo tú al principio de todo. Mi problema fue que me dejé llevar durante mucho tiempo por las dudas y los miedos de no ser suficiente. Así que, gracias por ser de esos seguidores que me animó, me apoyó y me guió hacia un nuevo camino, donde por fin estoy pudiendo ser más yo que nunca. Insisto: no importa si lo hiciste con un simple like, con un comentario en Facebook, con uno en Instagram o con un mensaje directo en alguna de estas dos redes sociales o comentando un post de este blog. ¡Me da igual! Me diste un soplo de aire fresco cuando no podía respirar y a mi me basta con eso.

Hay seguidores –sobre todo Elite Zorritas- que me escriben a diario para decirme que les ayudo pero en realidad no saben que son ellos los que me ayudan a mí. A mí a ser, conmigo, para mi y por mi. Porque sé que ese es el principio básico. Porque sé que mis vivencias son la llave para poder respetarme, amarme y valorarme. Y tú, escribiéndome, en algún momento, para darme las gracias, para pedirme consejo o sólo para enviarme contenido y darme ideas, ¡me has enseñado gran parte de lo que sé y soy a día de hoy! Y te lo digo: por esos seguidores doy hasta mi técnica de Halterofilia. No lo sabes, pero cuando has hecho eso, has brillado con una luz potente y has ayudado a una persona que necesitaba más ayuda.

Gracias por crear una familia conmigo

Por si no lo sabes, yo no soy influencer. No vivo de esto. Tampoco vivo del deporte. Soy publicista –o eso dice mi título universitario- y me especialicé hace tres años en redacción de contenido online porque desde que tengo uso de razón, he querido contar historias –sino, preguntadle a mi madre todas las batallas que le he contado solo para librarme de una bronca-. Y aquí estoy, creando historias, contigo para que los dos podamos crecer y aprender de todo: de lo bueno y de lo malo, incluso de lo peor. Por eso, por el simple hecho de que no soy influencer, creo que hace posible que te vea como un igual, que te admire quizás como tú me admiras a mi, que te ame como tú amas a tu hermana, tu madre o tu tía. Porque te veo tan como yo que no puedo evitar sentirte como parte de mi familia, igual que hago con cualquier compañero de Box, igual que lo hago con mis amigas de siempre, las nuevas y las que están por llegar. Porque, aunque no te haya podido abrazar nunca, me siento agradecida contigo, por hacer que Zorranbrokn sea lo que es hoy, por hacer este proyecto posible, por acompañarme en los mejores momentos y también en los peores –aunque no lo supieses-, por hacerme reír a carcajadas en pleno Bus o por hacerme decir una retahíla de palabras malsonantes haciéndome enfurecer. Con todo ello he aprendido, pero no solo de mi a nivel emocional, sino a nivel profesional.

Gracias por hacerme descubrir cosas nuevas de mi trabajo que no sabía que me apasionaban porque tú, seguidor, me has puesto en la tesitura del “O arriesgas o mueres en el intento” y a la vez me has tendido la mano o recogido del suelo cuando me he pegado la hostia en el intento. Por eso te considero familia, porque de algún modo, me has ayudado a ser mejor persona y has hecho que aprenda, que tenga valores, educación, conocimiento, pasión por lo que hago… Tal y como me enseñó mi madre en su día y como lo sigue haciendo a día de hoy. Porque la familia está ahí siempre, pero no porque deba estar –aunque muchas veces es por eso-, sino porque elige estar. Gracias por ser uno de esos seguidores que, a pesar de todo, ha elegido estar siempre. Además, has sumado mucho a mi vida, dándome lecciones de vida o dejando que las comparta contigo. Hablar de mis locuras ha sido la mejor terapia del mundo, ¡y encima he cobrado por ello a base de tus sonrisas! Gracias por permitirme avanzar y seguir al pie del cañón madurando conmigo.

Gracias por ser tú conmigo

Y admito que ser tú, sin filtros, conmigo, me ha hecho ser yo contigo, sin filtros. Me ha enseñado a que debo ser como soy porque no tengo nada que ocultar, nada que esconder y nadie más a quien agradar que a mi misma. No le debo nada a nadie más que respeto y amor por ser cómo y quiénes son, porque gracias a ti y al resto de seguidores, he entendido que si soy suficiente para mi, soy suficiente para vosotros. No traicionar mis valores, mis sentimientos, mis emociones es lo primero que tengo que tener en cuenta, igual que haces tú en tu vida.

Gracias por enseñarme a ver las cosas desde otra perspectiva, gracias por dejarme ser humana contigo y por serlo tú conmigo. Gracias por acompañarme en este camino y hacerme crecer contigo de la mano. Gracias por estar a mi lado. Gracias por haberte convertido en uno de esos seguidores. Pero más gracias aún, ¡por convertirte en FAMILIA!

Gracias por crear familia conmigo

No sé por qué, pero cada día me siento más unida a todos mis seguidores, sin importarme si los he visto alguna vez o no. Muchos de ellos, sí se han convertido en una parte esencial de mi vida a día de hoy. Muchos son y serán amigos, otros lo fueron. Otros simplemente nunca han sido más que seguidores porque aún no hemos podido coincidir por circunstancias de la vida. Sea lo que sea, cada uno de vosotros pone un tono de pantone a esta gran familia y me siento orgullosa de ello. Porque, entre todos los seguidores del Crossfit y luego de Zorranbrokn, hemos conseguido crear una familia, un espacio donde poder reírnos, aprender los unos de los otros, compartir experiencias, divertirnos, crecer, enfadarnos… ¡todo! Porque, ser tantos es lo que tiene, que hacemos que la experiencia de uno sea la de todos. Gracias por ello. Porque aunque me veis a mi, detrás, hay 11.000 personas más, que me inspiran, que me transmiten sus dudas, sus miedos, sus experiencias, su admiración y miles de cosas más. Con ellas, Zorranbrokn crece día a día y por eso lo hago yo también y, por consiguiente tú, que me lees y formas parte de esos seguidores que me inspiran.

Porque, simplemente, yo no podría ser sin vosotros, sin las experiencias que muchos me compartís, sin los miedos que -al final- somos todos y hemos pasado más o menos por ahí la gran mayoría. Ahora, somos una familia que se cuida, en la que si uno tiene una duda, el resto lo apoya y le ayuda. Somos un box, sí, pero sin entrenar y sudar como cerdacos y sin tener cuatro paredes donde reunirnos. Familia es más que sangre, es más que verse y abrazarse. Familia es lo que creamos, con los que nos sentimos identificados y, aunque no lo creas, todos los seguidores de este blog tenemos mucho más en común que solo el Crossfit y, seguramente, en más de algún post te hayas dado cuenta. Por eso, por ser familia, ¡GRACIAS! Por dejar que te cuente mis historias para poder ayudarte y por contarme tú las tuyas para poder hacer tú lo mismo conmigo. Esto no tendría sentido sin ti. Tú eres quien inspira cada artículo porque tú eres parte de mi, como cada una de las experiencias que he vivido. Tú me motivas a ser mejor y a vivir, porque así, luego, podré contarte qué tal me ha ido y que tú pierdas tus miedos. Gracias por ser familia siempre.

Gracias, simplemente, por ser uno de esos seguidores y conseguir que esto sume más que reste


Zorranbrokn

Una chica más hablando de CrossFit y de todo lo que ello conlleva. Aunque un poco cruel y algo zorra, pero con amor. Always

Comentarios

  1. Llegué a tí porque otras y otros compañeros del box te seguían y me picó la curiosidad. Reconozco que al principio te oía hablar y me parecías un poco “sobrada”. El tiempo me ha demostrado lo contrario y me encanta leer tus “buenos días” y ánimos de cada día que me hacen verme un poquito “grande” en cada entreno y con ganas de ir superando.
    Gracias, gracias, gracias. No cambies

  2. Jose “@Soy_CrossFit” dice: octubre 25, 2018 at 10:30 pm

    Gracias a ti siempre por estar ahí, gracias por animar, motivar, inspirar, gracias por arrancarme una sonrisa con algunos de tus post, directos y stories , gracias por emocionarme con cartas cómo estás que te hacen brotar las lágrimas, gracias por esas palabras que quiero creer que en una pequeña parte también van dedicadas a mí un seguidor que tal vez nunca llegue a conocerte en persona, pero que te ve te escucha y te lee en tus publicaciones y que admira tu trabajo tu forma de comunicar de abrirte con nosotros anónimos seguidores y nos cuentas tu día a día , tus éntrenos matutinos, tus retrasos llegando al Box, que nos llevas a las competiciones y los seminarios de halterofilia, que nos animas y también nos pides ánimos cuando te da el bajón, te sinceras con nosotros y nos confías tus frustraciones con los Strict MU o tantos ejercicios que dices que te cuesta dominar, te descubri con tu alter ego Zorranbrokn y te continúo siguiendo cuando has salido del anonimato. Y ya para terminar solo me queda darte las gracias por ayudarme a seguir motivado en mi lucha con los kilos, en mi sueño de alcanzar metas y en mi dia a día y también gracias por contestar e interactuar cuando te mandado mensajes por todo Ello gracias por existir Amparo, Zorranbrokn o madre de Elite zorritas. ❤️

    • Zorranbrokn dice: octubre 30, 2018 at 3:31 pm

      A ti, SIEMPRE. Por estar, sea en la sombra o donde te vea. Gracias por enseñarme MUCHAS cosas. GRACIAS, POR SER, ESTAR Y COMPARTIR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × 1 =