23 Abr 2018

Carta a los que dicen que hacer Crossfit no es sano

Sí, soy bastante dada a las cartas pero es que os tengo que decir que el medio escrito siempre me ha parecido más fácil y más eficaz que el hablado. Quizás sea porque se me da mal expresar las ideas y soy de ese tipo de personas que suelta lo primero que piensa y, por lo tanto, siempre la lía. Así que siempre se me dio mejor escribir que hablar. Supongo que por eso estoy aquí y por eso, grosso modo, nace Zorranbrokn. Y es que, a veces, parece que me repito –o al menos tengo yo esa sensación- y tengo la idea de que no hago más que defender un deporte que todo el mundo intenta deslegitimizar diciendo que el Crossfit no es sano.

Lo he pensado un millón de veces y es –relativamente- cierto que el Crossfit no es sano, pero como cualquier deporte. Ya lo he dicho un millón de veces, el deporte es deporte y al final, nunca es sano. Sino, solo hay que mirar a los futbolistas, que la mayoría van jodidos de las rodillas, pero nadie dice nada. Al fin y al cabo, es el deporte nacional, ¿no? Pero eso no parece deslegitimzarlo aunque no pasa lo mismo con el Crossfit.

crossfit no es sano

El deporte es deporte

Como cualquier actividad física, te la puedes tomar más o menos en serio. Hay niñas que van a natación y otras que al final acaban en clubes de natación sincronizada y os puedo asegurar que ahí también hay muchas burradas, como por ejemplo que a las niñas se las “ahogue” solo para que ganen resistencia de apnea y sean capaces de estar más tiempo debajo del agua. O en el ballet, donde a los niños y niñas se les fuerzan las articulaciones hasta el extremo, poniéndoles peso en la espalda solo para que sean capaces de hacer un spagat perfecto. Pero eso sí es sano, ¿no? ¿Por qué? ¿Porque hablamos de niños y no de personas adultas? Cuanto menos, una persona adulta es capaz de discernir si lo que está haciendo es lo que quiere, pero pocos niños son capaces de saberlo. Un niño sabe si le gusta, pero no si le hace bien, pero claro, esos deportes no son lesivos, ni el hecho de que un bailarín de Ballet profesional vaya dopado hasta las cejas antes de una actuación. Pero en Crossfit no es sano, ¿no?

El deporte, es deporte y cada uno se lo toma como quiere. Hay compañeros que van al Box a hacer su clase y ya está y luego están los que van porque quieren petarlo y se exprimen al máximo –aunque ahí también hay mucho fantasma comerep, no os vayáis a creer-. Pero claro, como ahí se mueven pesos y se hacen cosas que no se acostumbra a ver en adultos a no ser que se trate de deportistas profesionales, no es sano, ¿no? Al final, cualquiera que haya hecho deporte –y no digo ejercicio físico-, sabe que todo es lesivo, hasta un runner. Un maratoniano sabe que sus pies nunca volverán a ser los mismos –de eso os puede hablar mi colega Alexis que en breve se va a marcar un UltraMan en 55h, el muy colgado-. O un Weightlifter sabe que lo que es que te esté a punto de explotar el dorsal porque están moviendo cargas increíbles en un peso muerto. Pero claro, como son deportes y ejercicios aislados no pasa nada, ¿no? Pues no, pasa exactamente lo mismo: cuando hacer deporte, cuando entrenas y te esfuerzas para sacar lo máximo de ti pueden pasar dos cosas: que todo salga bien o que, por lo que sea, tu cuerpo ese día no responda como toca.

La combinación de deportes NO es mala

Sí, sé que otra de las cosas que critica mucho la gente es que como Crossfit es una mezcla de deportes no se aprende nada pero se sabe todo y que por eso hacer Crossfit no es sano. Quiero recordaros que, a diferencia de los gimnasios convencionales, nosotros siempre tenemos a un Coach que nos supervisa –he de admitir que hay Coach mejores y peores, pero por lo general suele ser así- y que hace todo lo posible para que lo hagamos lo mejor que podamos en la medida de nuestras posibilidades. ¿Y qué si a alguien no se le da tan bien la halterofilia como a un Halterófilo profesional? ¿Es por eso menos válido el movimiento? ¿Más lesivo? Lo sería –y lo es- cuando a la persona en cuestión le da por hacer caso omiso a los consejos de los especialistas que le dicen y recomiendan que no suba de peso y que se centre en la técnica primero, pero hay demasiado gilipollas en este mundo y claro, luego vienen los sustos y los “Es que me he lesionado en Crossfit”.

Lo divertido del Crossfit no es ir a entrenar, sino hacerlo y que cada día sea diferente, que por mucho que se repitan los ejercicios, nunca sabes cómo se van a combinar, nunca sabes con qué intensidad vas a entrenar ni sabes si al día siguiente morirás de agujetas o simplemente será ese dolorcillo que te hace sonreír y pensar “Joder, ¡cómo mola!”. Sí, puede ser que en un WOD te vengas arriba, te pueda la presión y no hagas un peso muerto con la técnica más limpia pero joder, ¿quién lo hace? Solo hay que irse a un gimnasio para darse cuenta de que cada 10 inscritos, ¡9 lo hacen mal! Y no, no oigo a nadie quejándose de que el gimnasio no sea sano o diciendo que ir a hacer press de banca sea lesivo. De hecho, la mayoría de los que no tienen ni idea de entrenar en el gimnasio y que hacen entrenamientos de mierda con mucho peso, son los que más dicen que han visto a X en un Box haciendo fatal X ejercicio. Obviamente, si tienes que hacer 21 repeticiones de peso muerto, la técnica, en la 20, a lo mejor no es lo más limpio que verás jamás, pero a todos esos les propongo que se vengan un día de PR para que vean que, cuando trabajamos de forma aislada, ¡lo hacemos igual de bien que cualquiera!

El Crossfit sí es sano

Los que dicen que hacer Crossfit no es sano es que nunca han hablado con alguien que haga deporte, al menos este deporte. Sé que así, de buenas a primeras, parece que los movimientos que hacemos son una locura y más cuando hablamos de pesos y de repeticiones porque no es habitual ver a personas relativamente mayores, con 0 vida deportiva, hacer lo que hacen. Pero os puedo asegurar que no por eso el Crossfit no es sano. De hecho, lo es por la sencilla razón de que ahora mismo, quizás, si esas personas –entre las cuales me incluyo- no hubiesen conocido el Crossfit, muy probablemente seguirían en sus casas, sentados en el sofá, comiendo procesados a punta pala y haciendo que todos pagásemos un poco más de impuestos porque la Seguridad Social tendría que medicar y cuidar a más personas. ¡Pero no es así! Porque el Crossfit, una vez que lo pruebas, te cambia a muchos niveles, no solo el físico, también cambia tu forma de hacer las cosas, entre ellas a alimentarte. Porque aunque cuando no haces deporte sabes que lo que comes no está bien –porque comes más mierda que cuando entrenas, eso es así-, te da un poco más igual porque no hay un estímulo externo real que te lleve a cambiar tu forma de alimentarte y cuidar tu cuerpo. Sin embargo, a todos aquellos que dicen que el Crossfit no es sano, me gustaría preguntarles qué es más sano, ¿una persona que se puede lesionar entrenando o una persona que se infla a comida procesada e industrial? Pues ahí está. La mayoría de los Crossfitter lleva una alimentación cuidada, pensada siempre para poder rendir un poco más y, cualquiera de nosotros, sabe que esos donuts que antes nos comíamos a pares sin miramiento –aunque ahora lo sigamos haciendo-, no son buenos para nuestro rendimiento.

Además, el Crossfit sí es sano porque, al igual que te cambia los parámetros de conducta, te salva la vida. En parte sí, tiene que ver con la alimentación, porque sino acabaríamos con una diabetes de aquí a Lima y, muy probablemente, tomando cientos de pastillas casi de por vida, pero no es solo por eso. El Crossfit, cuando se convierte en algo real para ti y no en una simple forma de hacer algo de ejercicio, te hace cambiar y mejorar a nivel mental y como persona. El Crossfit saca lo mejor y lo peor de ti para que tú te conozcas un poco más y sepas quién eres. Es algo así como un psicólogo pero diario y que hace que seas tú quien tome conciencia de sí mismo. Porque si, el Crossfit nos ha salvado la vida a más de uno, dándonos un por qué para mover el culo todos los días, para ser mejores de lo que éramos, para quitarnos esa agresividad que llevamos encima porque no nos gustaba la persona que éramos o, simplemente, porque nos ha hecho madurar en muchos aspectos. Sea por lo que sea, todos los que dicen que el Crossfit no es sano, se equivocan porque no saben que el Crossfit, a pesar de que puede llegar a ser lesivo –si no se practica con cabeza, claro- te da mucho más de lo que te puede quitar. Aunque sea a largo plazo y tengas que ser capaz de ver todos tus defectos día tras día para poder ser un poquitín mejor de lo que eras antes.

Parecemos una secta y quizás queremos serlo

Sí, sé que suena raro porque, por lo general, secta es algo malo, una asociación de personas que te van lavando el cerebro. Y sí, el Crossfit es- aunque me linchéis por decirlo- una secta porque, una vez que entras dentro de verdad, ¡no hay salida! Pero lo que antes me daba un poco de miedo, hoy lo admiro porque, con el Crossfit en mi vida, he podido conocer a personas que jamás hubiese pensado que podría conocer y/o admirar. He visto a compañeros crecer tanto que me he alegrado más de ellos y de sus logros que de los míos propios. Porque al final, Crossfit se convierte en Familia y la familia está para todo lo que necesites –aunque algunos lo estén más y otros menos-. Y con esa familia, hacemos mil historias y nos divertimos más allá de levantar peso porque al final, el Crossfit nos une a niveles que ni nosotros mismos conocíamos.

Por supuesto, sé que es complicado entender esto porque los que no son Crossfitter no entienden muy bien por qué priorizamos las cosas que tienen que ver con el deporte antes que con las que no lo son, pero es que, nosotros hemos cambiado gracias al Crossfit y, al final, la vida consiste en hacer siempre lo que te haga sonreír, ¿no? Por es, sé que cuando la gente dice que el Crossfit no es sano, se equivoca porque, ¿cómo no va a ser sano algo que te hace sonreír y quererte cada día un poco más?


Zorranbrokn

Una chica más hablando de CrossFit y de todo lo que ello conlleva. Aunque un poco cruel y algo zorra, pero con amor. Always

Comentarios

  1. Me encanta!!! ❤❤❤

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ocho − 2 =