17 Ago 2018

Consejos para sacar tus Muscle Up

Por todos es bien sabido que yo no soy –ni lo pretendo ser- Coach de Crossfit. Todos mis conocimientos de Crossfit se reducen a una simple cosa: vivir las experiencias de forma consciente –o al menos, lo máximo posible-. Yo sé que hay mucha gente que entrena esta disciplina deportiva porque le divierte y, a parte, pues le da ese toque de salud. Pero sé que hay otras personas que se lo toman un pelín más en serio aunque no se dediquen a esto de forma profesional o pseudoprofesional. Y entre esas personas están los que quieren sacar los Muscle Up sí o sí. Como yo, claro.

Si me seguís en Instagram, habréis podido ver en mis Stories y en mi Time Line, que ya me van saliendo los Muscle Up. Y el otro día, colgué una historia por la cual recibí un aluvión de apoyo –GRACIAS por eso-, de felicitaciones pero también muchos “Jo qué envidia”, “A mí no me van a salir nunca” o “Qué suerte”. Lo primero que os voy a decir es que de suerte, NADA. Durante muchos meses –ocho, para ser exacta-, me he partido el culo haciendo día sí y día no –ESTO ES MUY IMPORTANTE- transiciones de Muscle Up para coger fuerza, confianza, control del movimiento… Lo segundo que te voy a decir es que hablarte tan mal “no me van a salir nunca” no te está haciendo ningún bien. Decir que no te salen pero lo harán, SÍ es bien, pero creer que no lo harán lo único que hace que tu cabeza se lo crea porque el cuerpo y la mente están muy unidos. Y lo tercero que te digo es, ¡hazme caso!

A pesar de no tener ni puta idea y de no poder darte transiciones en plan “Esto te vendrá bien o aquello” –porque para eso está Manuel Carballo-, te voy a contar lo que a mí me han repetido tantísimas veces a lo largo de estos meses para poder sacar los Muscle Up. Pero no solo eso, te voy a explicar cómo lo afronté yo y la forma en la que a MI me fue bien, aunque eso no implique per se que a ti también te venga bien. ¡Recuerdalo!

Cinco cosas que tienes que tener clara para sacar los Muscle Up

Ponte tocha

Yo soy la primera que, en su día, dijo “Joder, pero si a ellos no les hace falta trabajar la fuerza y los sacan” cuando su Coach le dijo que se tenía que poner fuerte. Pero déjame decirte una cosa: una cosa es estar fuerte para levantar 40kg –por ejemplo- en Arrancada y otra muy distinta para poder hacer un Muscle Up. Los músculos implicados no son los mismos, la potencia no nace del mismo sitio, no es el mismo movimiento y, mucho menos, tu cabeza sabe qué coño está haciendo. Sé que crees que si metes algunas Dominadas estrictas ya deberías poder Muscle Up pero NO –y menos en anillas-. Si eres capaz de meter series de seis o siete dominadas estrictas con bajada pausada, entonces sí. Pero hasta ese momento no.

Así que lo primero que hice –y que debes hacer tú- es trabajar la fuerza. La de dorsal, la de pechito, la de brazos, y SÚPER IMPORTANTE, ¡la del agarre! Sí, hija, sí. Parece una gilipollez pero no sabes lo importante que es trabajar el agarrey la fuerza del antebrazo hasta que no empiezas a meter los Muscle Up estrictos y, peor, ¡en los del kipping! Porque, nosotras, tenemos mucha menos fuerza en la parte superior, por si no te habías dado cuenta, vaya. Y claro, cuanto más fuerte estés de arriba, más posibilidades tendrás de hacer un buen tirón, transición y fondo.

Hazlo bien: de lo más difícil a lo más fácil

No voy a decir que esto fue idea mía, sino de mi Head Coach que un día decidió obligarme a hacer Muscle Up estrictos antes que con Kipping. Además de por cuestiones obvias de fuerza, era porque el vuelo lo dominaba bastante bien pero era incapaz de hacer la entrada en las anillas. Llámame bruja si quieres, pero creo que es lo mismo que te está pasando a ti: tienes un kipping de Muscle Up como el de los 1209838379273 vídeos que te has visto pero, cuando pegas el tirón, entras como en una dominada. ¿Me equivoco? Bien, es normal. Eso es que te falta trabajo de transiciones de entrada, de tirón, de kipping, de caderazo y, seguramente, tenga que ver bastante con tu fuerza y potencia. Por eso, en su día, mi Coach me puso a trabajar las transiciones pensando en mi Muscle up estricto y eso hicimos. Trabajar, trabajar y trabajar tropecientas transiciones de Muscle Up estricto hasta que salieron. Y, el día que lo hicieron, ya empezamos a meter pequeñas nociones de Kipping Ring Muscle Up. Porque, sinceramente, ahora que he hecho ese proceso, te aseguro que es mucho más fácil aprender a sacar el estricto y luego el de Kipping, por varias razones:

  • Por huevos trabajas los accesorios de fuerza, que te van a venir bien para muchas más cosas –Halterofilia, Rope Climbs, Wall climbes, etc-.
  • Sacarás primero los más jodidos por lo que te sentirás más orgullosa de ti misma.
  • Es más fácil que lo difícil lo hagas fácil a que lo fácil lo hagas difícil.
  • Te aseguras muy poquitos vicios luego –como el chicken Wing-.

Así que sí, suscribo al 200% lo que me dijo mi Coach: “Si metes los Muscle Up estrictos, luego meter el kipping es más sencillo”.

Muscle Up

Hazte al movimiento

Yo sé la ansiedad que te puede acabar generando querer sacar los Muscle Up y no poder. Es que, coño, ¡nunca ves el final! Pero con paciencia, empeño y mucha cabezonería un día llegas a meter los estrictos y de ahí todo va bastante rodado. Pero te soy sincera: yo lo he pasado especialmente mal en las transiciones que implicaban la asimilación del movimiento, sobre todo si era aéreas –o sea, sin pies en el suelo-. Cambia mucho la historia, lo creas o no. Por eso, mis Coach me tuvieron haciendo mil historias para acoplarme al completo al movimiento:

  • Sesiones de agarre falso con apoyo en suelo, en cajón y sin.
  • Movimientos de muñeca en anillas que, aunque suena absurdo te ayuda mucho más en la entrada que si no lo haces.
  • Movimientos de cadera tumbada en el suelo que a veces pensaba que era un salmón en plena época de subida del río.
  • Muscle Up estricto con bajada excéntrica pero en anilla baja, no nos flipemos.
  • Movimientos de las piernas en suelo y en aéreo para asimilar el movimiento por separado.

No sé, ¡hice tantas cosas que ya ni me acuerdo! Es cierto que yo tengo la coordinación de un bebé de seis meses y que por eso, quizás, he tardado más de lo que yo me esperaba. Pero prometo que cada una de las transiciones que he hecho, me hizo concienciarme y visualizar más y mejor el movimiento.

Take it easy, Zorrita

Hacer un ejercicio gimnástico es y será mi debilidad pero sé que eso no me va a limitar a sacarlo. Los quiero, me lo curro y los consigo. A otras personas les llevará menos tiempo, pero eso no me hace ni mejor ni peor, solo yo. Esto que acabas de leer, ¡grábatelo a fuegote en la mente! Es muy fácil deprimirse, enfadarse y decir “A tomar por culo, ¡ya no hago más!”. Yo lo he hecho porque es frustrante ver que a ellos les sale con mucha facilidad y casi todas nosotras nos pasamos meses peleándolos. Sí, es así la vida, ¡pero eso no es una señal de que ya no los vayas a sacar en tu vida!

Si hay un consejo que a mi me hubiese venido de perlas es: aprende de todos. Sí, de todos. De tu Coach, de los vídeos en Internet, de otros Coach pero, principalmente, ¡de tus compañeros! Ellos han estado donde tú. Ellos hacen Muscle Up y sabrán reconocer algún fallo: PIDE AYUDA. No es tan difícil. Ayuda, consejo. Me da igual. Es tu familia y te apoyará. Tómatelo con calma porque el Muscle Up es un ejercicio muy guai, pero puede ser insultantemente lesivo así que evita hacer las cosas con prisa porque así solo cogerás vicios y, muy probablemente, una luxación de hombro.

Ten paciencia infinita

Si eres de las mías, de esas que su paciencia se mide bajo cero, ¡cambia el maldito chip! Puede que con la halterofilia no hayas necesitado tanta –aunque también se necesita MUCHO-, pero con los gimnásticos y más en anillas, ¡hay que triplicarla! Pensar en positivo te va a ayudar, pero sobre todo, respirar cuando quieras coger las anillas, arrancarlas del techo y tirarlas al primer container que pilles. Créeme: lo mejor que puedes hacer es OLVIDARTE –completamente- de hacer Muscle Up en anillas en la fase de vuelo. En serio. Es lo mejor que hice yo. Empecé a trabajar desde el suelo TODO y, poco a poco, iba subiendo las anillas de altura.

Es importante que tengas paciencia en este sentido porque será lo que te haga tener un Muscle Up decente o deficiente. Ten paciencia también con las transiciones porque, aunque creas que la dominas, seguramente, cuando pases al siguiente nivel, te des cuenta de que no sale limpio y sea –seguramente- porque has invertido poco tiempo en esa transición. Hacer, asumir, dejar reposar el movimiento, volver a practicarlo y pasar al siguiente nivel. Sí, ese fue mi timing para ir sacando transiciones. Sí, una semana se la dedicaba a dos transiciones. Sí, me desquicié. Pero oigan, ¡todo tiene su recompensa en la vida! Así que ten paciencia, recuerda que eres más de lo que crees, que si otros han sacado los Muscle Up tú puedes porque a no ser que de verdad tengas un limitante –te falte un brazo, por ejemplo- no tienen por qué no salirte. Eso sí, tú no eres tu compañero así que asume que igual a ti no te salen tan pronto.

Ya ves, parece todo muy sencillo cuando te dicen como se saca un Muscle Up, ¡pero no lo es! Lo sé por experiencia. Pero aún así, te digo que vale la pena. Confía en tu Coach, en sus conocimientos y déjate llevar por él porque, lo creas o no, él sabe qué es lo mejor para ti.


Zorranbrokn

Una chica más hablando de CrossFit y de todo lo que ello conlleva. Aunque un poco cruel y algo zorra, pero con amor. Always

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

once − cuatro =