05 Oct 2018

El Crossfit a partir de los 40 años

Querida Elite Zorrita, si has entrado a leer este artículo tengo que decirte algo serio e importante –aunque luego quieras arrancarme la cabeza y este artículo me vaya a costar más de un disgusto-: acabas de entrar oficialmente en la época dorada de la premenopausia. Y, por eso, yo vengo a hablarte de los beneficios del Crossfit a partir de los 40 años porque, sinceramente, todo lo que se te viene encima no es plato de buen gusto.

Sí, ya sé que puede que aún no tengas ni un síntoma, que te estés alarmando porque he pronunciado el nombre maldito, que seguramente te sientas joven y todo el rollo, pero lo cierto es que la premenopausia empieza a partir de los 40 años, al menos en términos médicos. La premenopausia empieza en cada mujer a una edad, eso también lo sé, pero es cierto que los médicos calculan que va de los 40 años a los 50 años, edad en la que entras, oficialmente en la temida menopausia. Y sí, aunque cada cuerpo es un mundo -y si es el de una mujer ya ni te cuento-, la premenopausia puede durar de 2 a 7 años y empezar cuando le salga a ella del papo. Es así de sencillo.

Vale, que sí, que no te está haciendo mucha gracia que te hable de esto porque te sientes vieja pero, déjame decirte una cosa: ¡¡NO LO ERES!! Si tuvieses 80 años pues puede, pero a tu edad, ¡ni de lejos, vamos! Aunque tu cuerpo esté en pleno cambio hormonal otra vez, eso no es indicativo de nada. Bueno sí, de que la naturaleza es una grandísima hija de puta que hace que a partir de los 40 años vuelvas a entrar en la adolescencia pero peor porque vas cuesta abajo, hormonalmente hablando.

Y claro, a eso añádele los convencionalismos sociales y la pesadilla de la gente que te dice “Uy, chica, ¿no estás muy mayor para hacer eso de las pesas? ¿Por qué no te apuntas mejor a yoga?”. ¡A mamarla, joder! La gente es muy pesada y le encanta hablar de lo que no tiene ni puta idea –el deporte nacional en España es el “cuñadismo”, que no te engañen- y por eso no tienen ni idea de los beneficios del Crossfit a partir de los 40 años, ¡¡pero lo hay y a montones!!

Beneficios del Crossfit para las mujeres de más de 40 años que no sabías

Tu nueva mejor crema antiaging

Sí, amigas, sé que no es nuevo que empecemos a gastarnos el sueldo en cremitas antiaging para evitar –aunque solo los retrasamos- los efectos del tiempo en nuestra piel. Sí, es normal. Yo también lo hago y aún no he llegado a los treinta, pero ya sabéis lo que dicen: más vale prevenir que curar. PERO, os voy a decir una cosa que a muchas os va a hacer sonreír así como un poco unas tontas: el Crossfit es la mejor crema antiaging que os podéis aplicar a partir de los 40 años. No es que yo sea una experta en el tema de la piel y eso, pero vamos, al igual que las rutinas de limpieza facial que ya os comenté, el deporte tiene beneficios sobre la belleza y la resistencia de nuestra piel frente al paso de los años. Y es que, gracias al entrenamiento de alta intensidad, es más fácil eliminar toxinas a través del sudor y la orina. Por supuesto, nuestra necesidad de aumentar nuestra hidratación –o sea, que bebemos más por castigo-, nos hace estar mucho más hidratadas por dentro, por lo que estamos mejorando nuestra piel. Por otro lado, hay que pensar que un aumento del flujo circulatorio, te ayuda a renovar tus células. Así, el conjunto de estas tres cosas que, a priori, parecen una auténtica y absurda gilipollez, es lo que te hará sentirte con la piel de una veinteañera.

El Crossfit como el antidrepresivo

Sí, hablemos claro: cuanto más suben los dígitos de la edad, menos nos queremos a nosotras mismas. Y si, a eso, le añadimos que volvernos a tener las hormonas como malditas quinceañeras, ¡la hemos liado parda! Por lo general, las mujeres, durante la pre y la postmenopausia, suelen tener problemas de autoestima, derivadas del estrés, la ansiedad, la irritabilidad, la disminución de la libido, los cambios del cuerpo lo que, en algunos casos, acaba derivando en depresión. Por eso, hacer deporte en estas épocas es muy importante porque, la segregación de endorfinas y serotonina gracias a la actividad física, hará que generéis una sensación de alegría y bienestar. Esto, lo que hará es ayudaros a tener una visión de vuestra nueva etapa más positiva y menos dramática, ayudándoos a seguir adelante a pesar de los baches y de los problemas siempre con una sonrisa. Por supuesto, el Crossfit es mucho más que un deporte y os ayudará en muchos más aspectos de los que creéis y no solo a nivel hormonal.

Te ayudará a dormir

Según el Journal Of Strenght and Conditioning Research, casi un 35% de las mujeres meno páusicas –pre, durante y post- tienen problemas para conciliar el sueño. A veces, no solo se debe a las hormonas y a los cambios que experimenta el cuerpo como los sofocos, sino que esto se debe a la “doble vida” que soportan muchas, pueden llegar a influir en temas de ansiedad y estrés que afectan a la producción de dopamina y melatonia. Por eso, los ejercicios de alta intensidad como el Crossfit, ayudan a las mujeres a partir de los 40 años a tener un descanso mejor y más profundo.

Te ayudará a controlar el peso

¿Cuántas mujeres que conoces con más de 40 años no se han quejado nunca de que la retención de líquidos y el aumento de peso es su pan de cada día? Yo no conozco muchas, pero todas las que conozco lo han hecho –y repetidas veces-. El descontrol hormonal, en el caso del peso es una mierda porque tu cuerpo empieza a almacenar más grasas y más líquidos, por lo que es inevitable que hay un aumento de peso durante esta etapa de tu vida. Eso si, tú decides si quieres que sea mayor o menor, tanto en cantidad como en duración. El Crossfit te ayudará a mantenerte en tu peso y a que tu IMC (índice de masa corporal) no aumente excesivamente. En la menopausia, una de las cosas más jodidas es que la distribución y almacenamiento de la grasa cambia mucho, centrándose sobre todo en la zona abdominal y en lo que se conocen como cartucheras. Por eso, el ejercicio y una dieta equilibrada –que todo viene cogidito de la mano-, te harán seguir sintiéndote bien por dentro y por fuera. Además, no hay que olvidar que las mujeres que tienen la menopausia y no realizan ningún tipo de actividad física tienen más probabilidades de sufrir obesidad y diabetes mellitus.

Por otro lado, es importante que tengas en cuenta que el Crossfit a partir de los 40 años te ayudará a generar más colesterol HDL –el “bueno”- y a disminuir los niveles de colesterol LDL –que es el “malo”-, haciendo que tus desequilibrios de lípidos en sangre sean menores.

Joven por dentro y por fuera

Una de las cosas que pasa durante la menopausia pero de las que muy poca gente habla, es que, por nuestra coctelera hormonal, nuestro cerebro también sufre cambios y consecuencias, claro. El paso del tiempo afecta al cuerpo, pero también a la mente y a todo lo que tiene que ver con ella. Conforme van pasando los años, es más normal que te sientas un poco menos coordinada –aunque yo llevo así toda la vida y sigo viva-, falta de reflejos y con menos agilidad. Obviamente, el cambio hormonal, mezclado con los cambios físicos que todo esto te provoca, es la fuente de estos cambios pero, lo que te vengo a decir es que el Crossfit a partir de los 40 años te ayudará a evitar este tipo de cosas. Debido a la gran cantidad de ejercicios que merecen especial concentración y habilidad, el Crossfit te ayudará a mejorar tu capacidad cognitivas, mejorar tu coordinación, mantener tu capacidad de reflejos y, por supuesto, tu agilidad y vitalidad. Todo esto, hará que en un futuro, la pérdida de memoria asociada con la menopausia, ¡no te toque! O al menos que tengas menos boletos para acabar con ella.

Mejora tu vida sexual

Todo lo que te he dicho antes son cosas que pasan cuando tienes la menopausia y, tu coctelera hormonal, también va a afectarte a nivel sexual, como todo. Aunque no lo creas, el Crossfit a partir de los 40 años te puede ayudar a mejorar tu vida sexual ya que, gracias a la liberación de endorfinas, dopamina, serotonina y oxitocina, te sentirás mejor a nivel mental y físico, por lo que tu libido no tocará el suelo en plena revolución hormonal, algo que suele pasar mucho durante estos años tan caóticos. Al final, vuelves a tener una adolescencia pero hacia abajo y, por lo tanto, es normal que tu apetito sexual se vea trastocado y si tu estado anímico no es para echar cohetes… tampoco lo será tu vida sexual.

Te ayuda a frenar la osteoporosis y la artritis

Uno de los mayores problemas que se tiene cuando se entra en la menopausia, es que hay una pérdida de masa ósea bastante considerable –y rápida, la muy jodía- ya que hay una reducción de estrógenos. El ejercicio de resistencia, como el Crossfit, te ayudará a aumentar tu masa muscular, lo que, grosso modo, te ayudará a mejorar la salud de tus huesos y a tenerlos más fuertes y protegidos, evitando así una pérdida de densidad ósea muy rápida y abismal y, por supuesto, haciendo que el riesgo de fractura sea mucho menor.

Por otro lado, a partir de los 40 años, el riesgo de padecer artritis es bastante mayor, pero un poco de ejercicio de alta intensidad puede ayudarte a que los dolores articulares disminuyan. Como con la artrosis, fortalecer tus músculos es importante para que las articulaciones también lo hagan y la disminución de estrógenos no te acabe pasando factura también a este nivel.

Te ayuda a mantener un sistema cardiorrespiratorio duro como el acero

Ya te he contado antes lo del tema del colesterol y es que, básicamente, el Crossfit a partir de los 40 años te va a venir estupendo para que tu sistema cardiovascular siga siendo como el de una mujer de treinta años. ¿Por qué? Pues porque el deporte hace que tu circulación sanguínea sea buena y que, por lo tanto, el retorno venoso sea mejor y te ayude a reducir la tensión arterial y controlar el colesterol. Por eso, practicar deporte durante la etapa de la menopausia, te ayudará a evitar problemas cardiovasculares como varices, ictus, infartos de miocardio, etc.

Pero esto no es todo porque, obviamente, al hacer Crossfit y mejorar tu sistema circulatorio, ¡mejora el respiratorio! A mayor cantidad de oxígeno y mejor circulación sanguínea, ¡mejor oxigenación para tus órganos y mayor optimización de sus funciones! Todo esto te ayudará a largo plazo con la movilidad intestinal, la resistencia de tu cuerpo a la insulina, a evitar problemas renales y, lo creas o no, también a que tengas menos probabilidades de infecciones vaginales.

Como veis, el Crossfit a partir de los 40 años no es algo que deba escandalizar a nadie porque, lo creáis o no, tiene más beneficios que otra cosa. Sí, sé que os van a decir eso de “¡Pero tú estás loca! ¿A quién se le ocurre a tu edad?”, por eso mismo, este artículo tenéis que tenerlo siempre a mano para que podáis reenviarlo y empezar a callar bocas, que hay demasiado cuñadismo por el mundo y gente demasiado bocazas e inepta a partes iguales.


Zorranbrokn

Una chica más hablando de CrossFit y de todo lo que ello conlleva. Aunque un poco cruel y algo zorra, pero con amor. Always

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

nueve − 1 =